Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres

Partida de rol por posteo( sistema The riddle of steel (TROS))
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)
Miér Dic 12, 2018 6:48 pm por kang

» TIRADAS DE VICTOR (YAsuo)
Sáb Ago 04, 2018 5:36 am por Ankalagorn

» Ficha de Tarsil
Miér Mayo 09, 2018 1:37 pm por Abdulfin

» tiradas de Lothar
Sáb Mar 31, 2018 9:41 pm por Ankalagorn

» El Este: en busca de un futuro prometedor.
Sáb Feb 24, 2018 10:29 pm por Ankalagorn

» La Mano y la Sonbra, Tiradas del Master
Sáb Feb 24, 2018 9:40 pm por Ankalagorn

» TIRADAS DE JULIO DIMMU
Vie Feb 23, 2018 6:26 pm por Ankalagorn

» TIRADAS DE JUAN(HALAF)
Mar Feb 06, 2018 8:53 am por Ankalagorn

» Yokor Argun y los Mercenarios
Jue Ene 25, 2018 6:35 pm por kang


Comparte | 
 

 El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Vie Jul 20, 2018 10:07 pm

-Cuidalo bien, Sarah. -Tiego entrego al pequeño Bringwor a la joven.
-No te vayas todavía.
-Tengo que irme. Si el DUque Argelion descubre que estoy aquí, también te matara a ti.- Sarah se abrazo fuerte contra el pecho de Tiego, e hicieron el amor una vez mas, antes de partir
- Volvere pronto- Le prometio el Comandante de la Compañía Carmesi...

...Y asi lo hizo. Tiego quería tener un hijo con Sarah, pero era algo que nunca ocurria cada vez que la visitaba.
n el campo de batalla la cosa era diferente, Tiego convirtió la guerra, en una guerra de guerrillas. Cumplio sus planes, junto a su amigo Steiner y cada vez mas hombres se unieron a su causa, tras vencer al mismo Duque Zharles. Llego a ser temido incluso por Argelion, mucho mas de lo que lo fue Zharles y es que Tiego, a diferencia del Duque , era respetado y admirado por sus hombres.
había llegado el momento de enfrentarse a campo abierto. Tiego tenia a su lado tantos valientes como tenia Argelion. El campo de batalla serian las praderas de Rinhall, apenas a 4 kilómetros del Collado. Habían pasado 3 años desde aquel dia en el que un niño que había nacido de una mujer ahorcada, había cambiado el destino de Tiego... Pero la batalla de Rinhall nunca llego a librarse...
Aquella noche antes de la gran batalla Steiner, entro a la tienda de campaña de Tiego. Los guardias lo dejaron entrar. Era la mano derecha del General, pero esa noche Steiner estaba diferente. No quiso problemas , Steiner se deshizo de los guardias de la puerta, llego hasta Tiego . Steiner sin mediar palabra hirió de gravedad la pierna de Tiego. Pronto se sintió mareado, hubo confusión, nadie supo nunca que ocurrio allí dentro. Solo se sabe que Tiego mato a Steiner y que después de ello salio de su tienda de campaña. Sus hombres observaron que Steiner había intentado asesinar a Tiego. Esa noche Tiego cojeando dijo que necesitaba estar solo, tenia que reflexionar...había matado a su mejor amigo. Tiego visito a Sarah aquella noche y tras esa noche nacio Dimmu, pero tiego estaba extraño. Sarah no difruto aquella noche, mas bien todo lo contrario.

A la mañana siguiente Tiego se dirigio al campamento de Argelion y se rindió. Sus hombres no entendían nada. Que paso aquella noche?

Tiego fue condenado a servir en el Norte y en el Muro de Angmar paso años defendiendo el paso de orcos, trolls y cosas peores. Tiego no entendia que paso aquella noche. Los recuerdos que tenían eran vagos, como si de una pesadilla se tratara. La herida en su pierna, jamas cicatrizo del todo.
Tiego sirvió con gran valentía en Angmar. Lo único que le mantenía con los pies en el suelo era ver de nuevo a Sarah. 2 años después se le concedio la Medalla a la valentía por salvar a un General y a un niño salvaje de Angmar, Einer, arriesgando su vida y luchando el solo contra un Olog hai ,dicha medalla nunca concedida a un preso y también se le concedio unos días de permiso para visitar a su familia. Tiego conocio entonces a Dimmu y presento a Einer como uno mas  en la familia. Tiego y Sarah concibieron aquella noche a Steiner. Tiego no tuvo duda de que nombre ponerle.

Pasaron los años y Argelion fue vencido por uno de los comandantes de Tiego. Este , continuando la lucha de su General, se hizo con la victoria. Habían pasado 10 años. Tiego fue liberado y volvió al Collado para vivir junto a su familia, hasta el dia de la Luna de Sangre... pero eso es otra historia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Vie Jul 20, 2018 10:30 pm

Los nubarrones continuaban en el cielo, pero la tormenta había pasado, al menos por el momento. El bosque de arboles vetustos y marchitos dio la bienvenida a la compañía, que avanzaba por una de las arterias en forma de camino ,que se ramificaban a través del sombrio bosque , por decenas. Ninguna hoja quedaba ya en las ramas de los árcoles y el frio helaba los huesos del mas aspero de los guerreros que componía dicha compañía.
Eran unos 50, tras la ultima emboscada llevada a cabo por los hombres del Duque Zharles, pero aun asi, habían salido victoriosos una vez mas. La marcha la abrían 2 hombres a caballo, ambos amigos desde niños, veian tristemente en lo que se había convertido las tierras por las que una vez corrieron y jugaron. De repente una imagen desgarradora apareció ante sus ojos.
-Alto! – Ordeno con un grito uno de los 2 jinetes. El árbol de los ahorcados les daba la bienvenida a su hogar.
- A donde hemos llegado? – Pregunto el jinete que había dado la orden a su amigo. EL ronroneo del balanceo de las decenas de cuerdas de los ahorcados era lo único que rompia aquel desgarrador silencio, además del aleteo de las aves carroñeras que deleitaban con aquel manjar infernal. – El Duque Argelion ha perdido la cabeza.
- No sabemos si lo ha hecho el. – Replico el otro jinete
- Estamos ya en sus tierras, todo lo que aquí sucede es en su nombre- Dijo ásperamente el primero de los jinetes- Luchamos contra un carnicero sin darnos cuenta de que por el que luchamos, se ha convertido en alguien igual o peor.
- Sin duda serian bandidos!- Un hombre que iba a pie levanto la voz- El Duque es un hombre justo, Comandante Tiego.
- Bandidos?! Bandidos?!- Tiego descabalgo y agarro de la pechera al sargento que había levantado la voz. Tiego arrastro a este unos metros para mostrarle- Entre esa gente habían mujeres , ancianos y algún niño… incluso…Dios! Incluso mujeres embarazadas.
-Eso no lo sabes, Tiego- El otro Jinete quiso calmar a Tiego.
- Ah no? Esa mujer de allí , la cual esta siendo devorada por los ojos, por aquel cuervo, estaba embarazada, Capitan Steiner! – Dijo con rabia Tiego.
- Eso no … como lo sabes?
-Esa mujer aun tiene a su niño enganchado del cordon de su utero! Esa mujer seguramente daría a luz mientras era ahorcada en nombre del Duque Argelion! – Ahora si lo vieron, la minúscula figura llena de barro era confundida con el fangoso suelo a primera vista. La visión de aquello horrorizo a todos, no era para menos. Aquella mujer había parido mientras era ahorcada , por el gran esfuerzo que hizo para salvar su vida y aun asi, sus verdugos habían dejado a su retoño morir, en aquel lúgubre lugar…
- Se mueve- Dijo con asombro Tiego
-Como?
- Esta vivo- Tiego se acerco a grandes zancadas a través del lodazal .
- Imposible!- Replico su amigo Steiner.- No puede ser! Cuanto tiempo llevara ahí? Mira el estado de los cadáveres! Llevara días solo!
- De imposible nada…- Dijo para si Tiego mientras levantaba al niño y le quitaba el barro con su capa.
- Es un mal augurio. Dejalo ahí y sigamos con nuestro camino! – Dijo el Sargento- Es hijo de una muerta! Ese niño traerá problemas a la compañía, Comadante!
-Este niño es todo menos un mal augurio- Dijo Tiego- Es una señal. Este niño ha venido que salga del lodazal si no quiero morir en este mar de de barro. Este niño me dice que voy por el mal camino.

1 Semana después…
Steiner y Tiego estaban sentado en una mesa , cerca de una ventana del Pato Rojo. En aquel momento la taberna estaba bastante concurrida. Era por la tarde y se escuchaba bastante algarabía fuera y dentro. La gente iba y venia. Fuera tenían un importante follón de algunos hombres que estaban cargando un carro con provisiones. Las cuerdas subían y bajaban y el chirriar de las poleas era continuo. La taberna era un lugar de paso, situada cerca de un camino central, lejos de cualquier ciudad.
Tiego sorbio de su jarra , luego mojo un poco sus dedos y le dio al bebe que descansaba en sus brazos el cual mamo de ellos, como si del pezón de una parturienta se tratara.
- Si sigues dándole esas cosas al niño vas a hacer un trabajo mas efectivo del que hizo la horca con su madre.- Tiego miro a Steiner de mal modo. No le gustaban aquellas bromas de su amigo.- Que piensas hacer con el?
- Se lo llevare a Sarah. La hija de Marata.
- La de Collado?
- Esa misma. Y yo me voy con el- Dijo Tiego.
- Piensas desertar? Te colgaran por ello, Tiego. No hagas idioteces.
- Cogere a mis hombres y luchare contra el Duque Argelion y Zharles.
- Eso son tonterías- Dijo Steiner enfadado. Sabia que cuando Tiego se ponía asi era capaz de luchar cara a cara contra el mismísimo Arazor. – No tienes suficientes hombres, además no tienes ni para mantener a la tropa.
- Tengo un plan.
- Un plan? No me hagas reir!
- Claro, por eso estamos aquí- Dijo Tiego- Vendere mis tierras a Zharles. Llegare a un acuerdo con el.
- Vas a vender tus tierras al enemigo de Argelion?
- Eso es. Eso me dara para mantener a la tropa. Luego reuniré un buen numero de guerreros y eliminare a Zharles, recuperando mis tierras. Despues ire a por Argelion.
- Hablas en serio? – No hizo falta que Tiego contestara.
- Que bonito niño . De donde ha salido?- La voz sobresalto a los 2 amigos
La negra figura se había acercado sin que ninguno de los 2 se hubiera dado cuenta. Los sonreía con una sonrisa diavolica y falsa.
- Y a ti que te importa? – Contesto Tiego de mal modo.
- No creo que sea tuyo- El hombre sombrio sonrio irónicamente- Creo que ese niño debería estar con su madre, tu ya me entiendes.
- Yo no entiendo nada. Largate de aquí o…- Tiego se llevo la mano a la empuñadura de La Estela Carmesi.
- O que- El hombre se descubrió el hombro para dejar los emblemas de General del Duque Argelion a la vista. – No levantaos a saludar, oficiales- Dijo con sorna. No hace falta. Te propondré una cosa- Dijo seguidamente- Te compro al chico. Damelo y te dare lo que desees.
- Para que quieres al chico? La respuesta es NO, General. Estamos en nuestra hora de descanso, asi que dejenos y siga con sus cosas .
- Vamos, Comandante, este bebé le traerá problemas. Su madre es una muerta, no puede traer nada bueno es un thaerwor, como decis en la antigua gerga del Collado, aquel que trae desgracias- La odiosa sonrisa diavolica no abandonaba el rostro de aquel personaje , sonrisa que helaba la sangre de los 2 amigos.
- La respuesta sigue siendo NO.
- Quien es vos, General? Conozco a todos los 4 generales del Duque y a usted nunca lo había visto.- Pregunto Steiner
- Oh… Perdon. Tiene razón, debía haberme presentado antes, donde esta mi educación? Jeje! No me conocen porque llevan mucho tiempo fuera de casa…
- Ganando sus guerras- Interrumpio Tiego que ahora prestaba atención al bebe , con desinteres disimulado hacia el hombre.
- Las guerras de todos- Corrigio el hombre sombrio, mientras hacia un gesto de obviedad- Mi nombre es General Argun, Yokor-Argun. Y ustedes son el Comandante Tiego y el Capitan Steiner, Jefes de la Compañía Carmesi, no es asi? – La sonrisa seguía sin abandonar el rostro de Yokor-Argun- Y el thaewor, ya le habéis puesto nombre? Thaewor seria un bonito nombre- Volvio a hablar con sorna.
- No tiene nom…
- Bringwor- Steiner interrumpio a Tiego- Su nombre es Bringwor, el que trae la guerra.
Por unos instantes la sonrisa de Yokor-Argun desaparecio, pero solo por unos instantes, antes de despedirse. –Esta bien, si no aepta el trato, me marcho, que tengan buen dia… aciago futuro les espera si continuáis con esa criatura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Sáb Jul 21, 2018 3:09 pm

La mujer huía a través de las empresas callejuelas. No sabía como había llegado a aquellas situación. Ella era una de las últimas de su ancestral especie, los hijos deBeorn, un día los llamaron y ahora perseguida como una vulgar ladrona, pero la culpa fue de aquel extraño hombre, la engaño seduciendola y... No quiso pensar en lo que le había hecho, la violacion por el y aquellos hombres, ni siquiera fue lo peor. De repente . 2 hombres le cerraron el paso armados con espadas, guardias de Argelion, pero no se amedrento;sus imponentes 193 centímetros de y el orgullo de su raza no se lo permitían. Busco un adoquines suelto y golpeó con dureza el cráneo de uno de los hombres, mientras el otro consiguió herirla. - bastando una voz. No la mates. Yo me encargo de ella - el hombre se apartó y dejo paso al General Yokor-argun.
La chica lo miro como si lo conociera de algo, de repente sintió en su carnes el puro terror.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 966
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Jue Jul 26, 2018 5:47 pm

El ENTIERRO DEL JILGUERO.
Estaban todos frente a la tumba. La lapida era de piedra y tenía grabado un jilguero. La talla era delicada, reflejando un trabajo limpio, casi quirúrgico, como hubiese dicho Halaf.
El ataúd cerrado a cal y canto era sencillo, no daba muestras del tesoro que llevaba escondido en su interior. Lothar no quería que los enterradores profanasen la tumba de su amigo, una vez se hubiesen ido. Con los primeros cincuenta mil bronces compró una parcela en el cementerio de la ciudad. Pagó por adelantado a la compañía enana que le construyó la casa para que le fabricaran la lapida. Después iría el panteón alrededor de la tumba. Pero el pobre Tarsil no podía esperar a tanto. Lothar sabía y confía en la seriedad de los enanos al cerrar un trato. Ese panteón estaría terminado antes de un mes. Y la lapida fue de un día para otro. Con dinero de por medio esos enanos eran como dioses trabajando la piedra.
No hubo llantos, ni lágrimas, solo un emotivo silencio. Allí descansaba el último juglar del oeste. Y puede que uno de los mejores que hubiese habido nunca. Ninguno de ellos se lo reconoció nunca. Puede porque las canciones que cultivaba Tarsil estaban demasiado por encima de la clase que les gustaba a la banda. Aunque de vez en cuando les deleitase con canciones divertidas, el jilguero era y estaba hecho para una música muy culta.
Ninguno de ellos había conocido al maestro de Tarsil pero, Lothar no dudaba su amigo fuera tan bueno o mejor que su maestro.
< Si amigo, has superado a tu maestro.> Pensó Lothar. Casi se arranca a decir unas palabras al camarada que les siguió desde su hogar en el lejano oeste. Pero al final dejó que los recuerdos de Tarsil honraran su memoria. Podría haber entrenado más con él. Sabía que podría haber sacado un mejor luchador de su amigo. Pero luego cayó en la cuenta que la pasión de su amigo era la MÚSICA en mayúsculas, la espada era solo un medio para seguir vivo.
< Eso no ocurrirá con la serpiente. Ya me encargaré yo> Y era verdad. Lothar obligaba a Tyrok a luchar todos los días. Le obligaba a ser mejor llevándolo al límite cada vez. La serpiente, gracias a su empeño se había convertido en un maestro con el acero. Si moría no sería porque Lothar no hubiese puesto todo de su parte para que su amigo puliera hasta el último detalle de su técnica.
Angost les había abandonado, le tocaba al Tahúr continuar con la senda del acero. Puede que su verdadera pasión fueran las cartas, pero en su verdadero oficio, la espada se había impuesto a los naipes. Y Lothar parecía haber nacido con un don para ambas. Puede que fuera la mejor espada que hubiese en la ciudad. Exceptuando a los hechiceros que recurrían a demonios para que les otorgara su poder, contra eso poco se podía hacer, Lothar era un maestro de maestros.

Se fijó en la tumba. El cadáver fue enterrado con su armadura y sus armas y su querido laud. Browen soltó su típico discurso de desperdicio de material.
- Le vamos a enterrar con ese tesoro…. – Lothar solo le miró con unos ojos que el mercenario no había visto en su “amigo” en la vida. Le bastó con eso para cerrar el pico. Si seguía por ese camino Lothar no dudaría en pagar dos entierros. A pesar de la gran espada de Browen, quizás la mejor del grupo, no era rival para el Tahúr y lo sabía.
Era algo que Browen no entendía de Lothar. Era un tipo que había ganado tantas fortunas como para comprarse uno o dos reinos y vivir como un autentico emperador y allí seguía, perdiendo fortunas tan rápido como las ganaba. Lo que browen no entendía de Lothar era su aspiración. Ser capaz de hacer lo que nadie puede. A hacer de la banda del Sastre la más grande que hubiese pisado la Tierra Media jamás. Eso era lo más importante para Lothar, ni el juego, ni las mujeres, ni siquiera la espada. La gloria o lo que los hombres de este llamaban el Triunfo. Para el Tahúr no había otra cosa que esa.
Al final Korum seguido por Bring ensalzaron al gran juglar, ninguno de los dos podía entender esta vida sin el homenaje final al héroe que fue el jilguero, alias el guapo, alías el juglar del oeste, nuestro buen y fiel amigo Tarsil.


De camino a casa Lothar mandó parar su tuctuc.
- ¿Qué haces? – Le recriminó la Serpiente.
- Hoy toca hacer algo bueno. Llevo tiempo pensándolo y lo de hoy me ha dado el empujón que necesitaba.
- ¿Pero de qué demonios hablas? Insistió Tyrok.
Pero ya era tarde, Lothar se había bajado del carro. Se dirigía a un pobre crio que rebuscaba en la basura. Estaba vestido con harapos. El pelo negro carbón le caía sobre la frente como hilos pegajosos llenos de mugre. Su cara no estaba precisamente limpia.
- Tu, chaval- Le increpó Lothar. – Ven aquí.
El pobre crio que no tendría más de siete u ocho años estuvo a punto de escapar. Pero por alguna razón se quedó quieto esperando a que ese extraño desembuchara.
- ¿tienes padres?- Fue lo primero que dijo Lothar.
- No señor. soy huérfano desde que recuerdo. – El pobre crio era un amasijo de pulgas y chinches, estaba famélico. Pero sus ojos… sus ojos grandes decían algo.
- Toma. En esta bolsa hay suficiente para comer hoy, lavarte y quitarte toda esa roña que tienes encima. Puede que incluso te sobre para dormir una semana en una posada. Pero si eres listo, comerás, te asearas, compraras algo de ropa y te presentarás en mi casa. Sastrería el Zurdo en la zona del puerto. Allí te enseñaré un oficio. Aprenderás a coser a jugar a las cartas y a usar esto. – Dijo señalando a su Seax, su viejo cuchillo, pago del primer trabajo para la Mano.
Le tiró una buena bolsa y lo dejó allí plantado.
- ¿Qué cojones has hecho? Le preguntó la serpiente a su único amigo.
- Lo que un día hizo por mi padre, si no hubiese sido por el Zurdo ni tu ni yo estaríamos aquí. Hoy toca sacar a un hijo del arrollo para convertirlo en el mío propio.
- Tú estás loco.
- Puede, pero es algo que le debo al zurdo y quizás al propio mundo. Si el crio es tonto, se gastará la pasta y no habrá pasado nada, esa bolsa la gano cualquier noche. Pero si es listo lo convertiré en alguien que merezca la pena.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Sáb Jul 28, 2018 5:13 pm

BRINGWOR

Olor a humo, cerveza agria, vomitos desparramados por los suelos. El descanso del guerrero ha llegado para Tarsil. No se si esto es lo que querria el pequeño jilguero en su honor. La puta se apretuja contra mi, no puedo evitarlo, tengo el nabo mas tieso que una estaca, luego le dare lo que se merece en un cuarto privado, pero... no se si deberia. Nos estamos metiendo en un mundo peligroso, cualquiera puede ser nuestro asesino, incluso una inocente chiquilla, hay que estar alerta, hay que mantener los ojos bien abiertos , asi como las narices...y es que me fio mas de mi sentido del olfato que de cualquier otro en mi cuerpo...y no me gusta lo que huelo, es olor a humanidad, pero a humanidad podrida. Si dijese de sacar a Bring-War y acabar con toda la gente que hay en esta posada, la perdida para el mundo no seria gran problema, mas bien todo lo contrario, seria una gracia... estoy paranoico, lo reconozco...pero no puedo olvidar lo mas importante...Einer. Por el estoy aqui. Yokor Argun esta muerto y el estara encerrado en algun lugar. Yokor seria el que lo mantenia con vida, asi que ahora se ha quedado sin "cuidador". El tiempo apremia, hay que encontrarlo cuanto antes o morira, pero hemos recorrido las alcantarillas 2 veces y no lo hemos encontrado; yo por varios dias. Y cuando lo encuentre...no se que me atara aqui. Seguire con estas personas que tienen bien poco que ver conmigo o me largare con Einer buscando a mis otros hermanos? Tal vez deberia seguir mi vida y dejar a mis hermanos tranquilos... el destino nos ha puesto a cada uno en un lugar del mundo y del tiempo distinto, por alguna razon.
Pasa el tiempo y la puta me mete mano por dentro del pantalon. Por Arazor! me doy cuenta de algo... Tengo miedo... tengo miedo a morir! no quiero unirme al Dios Guerra como Tarsil ! No quiero el descanso del guerrero para mi! No quiero ver desde el mas alla a mis amigos bebiendo, riendo y puteando por mi muerte!
-Que se joda Arazor! - Bringwor coge a la prostituta y la aparta de el lanzandola a varios metros por encima de las cabezas del personal aterrizando estrepitosamente al otro lado de la barra- Aparta puta! - Grita- Nadie va a matarme! Tengo que encontrar a Einer!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 966
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Sáb Jul 28, 2018 7:00 pm

LA DESPEDIDA DEL JILGUERO
El burdel era de los mejores de la ciudad. Para colmo de males había una mesa de jugadores de escalera de figuras. Lothar estaba desatado y la serpiente preocupada como siempre. El tahúr no dudó en pedir una botella de licor y agenciarse a dos fulanas de escándalo para desmantelar la mesa al mismo tiempo que jugaba con esas dos gatas.
Esta vez no hubo sutilezas, Lothar no tardó ni una hora en robar a aquellos desgraciados. Nada más desplumar a los dos últimos de un solo golpe empezaron a oírse el típico discurso de este tío es un tramposo, pero poco se podía hacer. Con la bolsa a reventar continuó la fiesta. Es mas no solo se gastaron lo ganado sino que aportaron unos miles más de bronce. El Alcohol y las mujeres corrían a la par.
Browen y Lothar estaban bailado encima de una mesa bastante borrachos mientras bridaban por Tarsil. Solo la Serpiente mantenía la calma. Él era así, siempre atento, nadie le cogería desprevenido. Pero pasado un buen rato Lothar insistió tanto que hasta se tomó una copa de licor, pero nada más. Uno tras otro fue sucumbiendo a los encantos de las gatas del burdel.
Kurul se echó al coleto una gran jarra de cerveza y cayó la mitad por su boca y la mitad por su cuello. A voz en grito se levantó y dijo
- Brindad hijos de la gran puta por nuestro amigo Tarsil. Nuestro trovador ha muerto, larga vida al Jilguero.-
Junto a él estaba Bring, disfrutando de un par de hermosas mujeres de grandes encantos. Eructó y secundó el brindis. Korum fue a echarse otro trago cuando una de las putas salió volando por los aires cayendo encima de más gente. El revuelo no tardó en armarse.
Korum vio como Bring se levantaba y se abría paso a empellones sin importarle la gente.
- ¿Qué cojones pasa? – fue en pos de su camarada pero ya era tarde. Bring no se dio cuenta de cómo un negro casi tan grade como el mismo Bring le propinaba un porrazo en toda la sesera por la espalda. El alcohol y la madera de la porra dieron con el grandullón de bruces. Ese negro sabía lo que hacía.

De pronto se hizo la luz. Bring sentía un fuerte dolor en el cráneo. Se echo mano a la cabeza. Un chichón considerable palpitaba bajo su manaza.
- ¿Me cago en la puta. Donde cojones estoy?
Era una celda de piedra con puerta de metal. De allí no podría salir hasta que lo sacaran.

Unas horas antes.
El burdel era un hervidero. Lothar Browen y Tyrok intentaron llegar a Bring. El grandullón la había liado. A ese hombre no se le podía sacar del campo de batalla.
Pero no pudieron llegar. Unos cuantos tipos con ballestas les salieron al paso salidos de la nada. No había más remedio que rendirse.
Les cobraron la puta. Unos 20.000 bronces. La desgraciada había muerto con el cuello roto. Por suerte nadie más salió herido. Y más suerte hubo cuando se enteraron que eran parte del gremio. No tardaron mucho en enterarse. El gremio tenía ojos y oídos en todas partes y en especial en un local de ese tipo.

A la mañana siguiente pudieron rescatar a bring del cuartel. No sin antes desembolsar otros 1000 bronces por alteración del orden.

Unos momentos antes. Bring intentaba descansar sin que la cabeza no le estallara. Por desgracia no pudo evitar oir una conversación de los guardias.

- ¿Te has enterado?
- ¿De qué?
- Ha muerto el segundo maestro de obras de la gran estatua.
- No jodas, es el segundo en menos de dos semanas.
- Si, dicen que esa obra está maldita. Los trabajadores empiezan a no querer trabajar.
- Pues e va a armar una gorda. Los cuatro señores del acero esperan inaugurar la estatua para la fiesta del solsticio como venían pregonando desde hace tiempo.
- Nos veo currando allí.
- Que dices, nosotros somos guardias, que se yo de construir.
- Eso no es lo peor, dicen las malas lenguas que la obra está maldita porque quitarle los terrenos a los adoradores de Baal y derruir su templo ha originado la maldición. Todo aquel que trabaje allí morirá de forma horrible.
- Eso son tonterías, llevan cinco años trabajando y hasta estas dos semanas no ha pasado nada.

La conversación terminó de golpe. Un crujido metálico la sentenció.
- Vosotros dos, sacad al preso de la dos.
- Mi señor… - titubeó… el de la dos es un tio enorme.
- Sacadlo ya, han venido a por él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Sáb Jul 28, 2018 7:15 pm

Salgo de la celda...me levo la mano a la cabeza...sangre seca...otra cicatriz para la coleccion...quien cojones me golpeo... a penas recuerdo nada, esta todo nubloso...
Donde esta mi espada?- Le digo a los guardias.
- Aqui viniste sin espada...
- No me toques los coj...
-Bringwor, el arma la tenemos nosotros, tranquilizate- Es Lothar.
- Que ha pasado? No recuerdo apenas nada.
- Mejor asi- Sentencio Lothar. - Vamos...
- Tienes suerte canijo.
- Ah si? por que?
- Tu tienes una serpiente que te cuida la espalda... yo no. A mi me falta mi serpiente... Se llama Einer y es mi hermano. Deberia estar buscandolo en lugar de estar de fiesta en burdeles.
-Te hemos ayudado en todo- Dice Lothar.
- No te estoy pidiendo que me ayudeis mas, ni te culpo de que celebres el descanso del guerrero de Tarsil, pero hasta que no lo encuentre, no conteis conmigo para otra cosa.
Creo que anoche arme un gran follon y que os debo una gorda...o mas de una. Cuando encuentre a mi hermano, contad conmigo para lo que querais. Comprende que necesito a mi hermano conmigo. SI el hubiera estado conmigo anoche, no habria pasado nada. Es mi serpiente. El se habria anticipado a todo lo que hice o deje de hacer.
Y ahora vamos a por mi espada...me siento en pelotas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 966
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Dom Jul 29, 2018 6:47 am

LA RATA Y EL MENDIGO.
La Rata
Camina rumbo al puerto. Sus ropas olían bien, pero su paso era temeroso. La verdad, no sabía caminar de otra manera. Constantemente miraba hacia atrás, como siempre. La brisa trajo un aire nuevo para él, el olor a sal. Nunca en su vida se había acercado al puerto. Como nunca en su vida se había subido a un tuc tuc. Había hecho una larga carrera y decidió quedarse algo de dinero por si acaso. Siendo realista, la situación era algo descabellada, esas palabras no acudían a su mente, no tenía ese vocabulario, pero su mente intuía algo así. Nadie hacía ese tipo de cosas. Pero ahí estaba, con veinte dragones de bronce bien guardados, ropa nueva y el estomago bien lleno.
Le dolía algo el estomago, en sus palabras la barriga. No estaba acostumbrado a comer tanto. Se frotó un poco la panza para aliviar el malestar. Luego decidió continuar sus pasos, poniendo atención en hacer el mínimo ruido posible. Ya no estaba en su barrio, y no había visto más mundo que ese. Pero un paso en falso allí significaba una paliza o que te quitaran el trozo de pan recogido de la misma basura. Siguió las indicaciones del conductor del tuc tuc y doblo la esquina en el edificio con un gran ancla como cartel allí se quedó parado de pie. Conteniendo el aire dio dos pasos hacia atrás. Asomando lo justo para seguir viendo.

El Mendigo.
Sus pasos vacilantes le llevaban sin rumbo fijo. Apenas podía caminar, más que andar arrastraba los pasos. Cualquiera de ellos podía llevarle de bruces contra el suelo. Se apoyó instintivamente en la pared, no porque lo hubiese pensado, sino porque dio con ella y se quedó plantado.
Su cuerpo estaba en la calle, su mente no. Dentro de su cabeza solo había una espesa niebla de la que rescataba o sobresalía entre girones.
Unos ojos cargados de mal le miraban. Volvió a sentir pánico y se estremeció. La niebla volvió a cernirse dejando su mente abotargada. Dio un par de pasos inconexos alejándose de la pared. La niebla volvió a abrirse en su mente para oír esta vez a la figura oscura. Se reía, le hacía sufrir. En algún momento sintió que en otra época no tenía miedo que era capaz de defenderse. Pero eso se lo habían arrebatado. Ahora no era más que un niño en una pesadilla. Tembló de miedo hasta el hueso.
- Suéltame- soyozó entre lágrimas. Pero solo obtuvo una mirada de placer, a cambio recuperó la sensación de horror, estaba a punto de conocer el pánico.
Volvió a dar otros nuevos pasos. La niebla se aclaraba su mente volvía como una rueda de molina oxidada que un día deciden poner en marcha otra vez. Tenía la boca pastosa. Demasiado pastosa, la sed le mordía como un lobo hambriento. Escucho de fondo unas palabras. No podía entenderlas, estaba lejos, muy lejos.
Intentó ir hacia ellas, como si fueran una luz al final del túnel. Agarrándose a la consciencia fue hacia ellas y esta vez si.
-Sastrería el Zurdo-
Era su voz, pero él la escuchaba como si las dijera otro, un ruido de fondo. Era él pero parecía que las pronunciara su cuerpo, ajeno a sí mismo. Por un momento perdió la visión.
Notó algo manoseándolo, pero era incapaz de reaccionar, comunicarse estaba demasiado fuera de su alcance. Tembló otra vez de miedo. Había vuelto a por él, no podía escapar intentó chillar, pedir ayuda, huir. Pero era tarde, demasiado tarde, lo había vuelto a capturar y tuvo la sensación de que esta vez sería para siempre.

<NOOOOOOO>

Tras el grito de angustia recuperó la consciencia para darse cuenta de que había salido de la sartén para caer en el fuego. Pudo girar la cabeza con sus escasas fuerzas. Un ruido a peligro le hizo prestar atención más allá de lo inmediato.

La Rata.

Tres tipos se acercaron al pobre borracho. Tenían mala pinta. Si de algo sabía la rata era de malas intenciones y esos tres no tramaban nada bueno. Le dio pena por el borracho nada bueno le esperaba. Pero que podía hacer él, solo era un crio con tanto miedo como lo tendría el pobre desgraciado. Tenía veinte dragones de bronce bien guardados. No había tenido tanto dinero en su vida. Pero no podía evitar seguir escondido mirando. Quieto como una rata, no fuera a ser que le vieran. Tembló e intentó contenerse.

- Mira que tenemos aquí. – Se relamió los labios. – Pero si es toda una monada.
- Huele que apesta. – dijo otro de ellos.
- Sí, pero mira que ropas, seguro que se ha caído en un charco de mierda tras salir de la taberna. El hijo perra está tan borracho que apenas si se tiene en pie.
- Bájale los pantalones, me lo voy a follar aquí mismo.
- Que cabrón que eres Franki.
- Es muy guapo, me está poniendo malo.
- Sasstrreria …Zurdo…
- ¿Qué cojones dice? Dijo el que le había quitado la chaqueta de cuero y bajado los pantalones, mientras le daba la vuelta.
- Por mí como si dice que es el hijo de uno de los señores del acero. Le voy a empujar la mierda para adentro.
El borracho volvió a decir esta vez algo más claro. – Sastrería el Zurdooo. – Arrastró un poco la última vocal.
- Este es de por aquí, conozco esa sastrería, no queda lejos. Hay una gordita guapa que la regenta.
- Nos lo vamos a follar, este mañana tendrá el culo partido y no se acordará de quien se lo ha hecho. Además ¿tienes miedo de una gordita?
- Joder Franki que cabrón. Venga fóllatelo bien fuerte.
Ninguno de los tres vio de donde venía. De pronto se escuchó el ruido. Unos toneles corrían calle abajo en su dirección. Uno de ellos impactó de lleno en el pobre Franki. Tenía los pantalones bajados hasta los tobillos y una erección dura como una piedra. No pudo hacer nada salvo empujar a su presa para intentar huir. Por suerte para el mendigo cayó detrás de unas cajas que le protegieron de los toneles. Franki sin embargo se lo comió de lleno. Tras el golpe se escuchó un quejido. Otro delincuente consiguió saltar a un callejón salvándose de los toneles. El tercero en discordia salió huyendo calle abajo perseguido por los toneles.

El del callejón salió de nuevo para ver cómo estaba su compinche. Nada más asomar el morro un estacazo en todo el careto lo tumbó como árbol talado. Un fuerte crujido salió de su cara, si no estaba muerto poco le faltaba.

El mendigo vio como un chaval había acechado con una estaca en la mano hasta colocarse en la esquina. De pronto y como si se vengara de todo el mal, de toda la podredumbre y la inmundicia el crio le propino con toda la fuerza que podría tener un golpe asesino. Luego se giró hacia él.

- ¿Estás bien? – tenía un acento raro. Pero le entendió alto y claro.
- Si. – su garganta no dio para más.
- ¿Vas a la sastrería el Zurdo?
El mendigo no sabía lo que le estaba diciendo. Su cara reflejó una duda muy significativa.
- Era lo que balbuceabas. Sastrería el Zurdo…
El mendigo recordó las palabras de su boca y asintió.
- Yo te ayudo. ¿sabes dónde está?
Negó con la cabeza.
- No queda lejos, o eso espero. Pesas mucho para mí.


LA BANDA.

Salían del cuartel. Bring estaba mal. Y Lothar no podía contener a la bestia. A pesar de estar enfado con Bring no dijo más, tampoco sabía porque no lo mandaba a la mierda. Tyrok le hubiese cortado el cuello por cabrón.
Había algo en Bring que obligaba a Lothar a ayudarlo. Eso y que le había dado su palabra. Era curioso, que un timador, un ladrón y asesino respetara su palabra como lo hacía Lothar. Pero se la había dado a ese grandullón. A pesar de ello había algo más. Y eso que Bring los había metido en más follones de los que los había sacado.
Estaba en bancarrota. Había firmado un contrato con el burdel. Necesitaba 15000 dragones de bronce. Y hasta el próximo mes no cobraría lo del gremio. A cada mes que pasara le cobrarían un 20 %. Además tenía que pagar a los enanos por el panteón de la banda donde estaba Tarsil. Y ya había pagado el carísimo terreno del cementerio.
Conclusión, estaba a punto de hipotecar la sastrería. Aquí la gente no jugaba fuerte. Solo era un pasatiempo. Y dar un palo para sacar los 50 dragones de oro que necesitaba no se preparaba de la noche a la mañana. En fin, cosas de la vida. Iba a tirarse un año pagando intereses para poder sacar esta situación adelante.

Nada más doblar la esquina. Un personaje muy conocido les saludó con esos dientes podridos.

- Hola juerguistas, ayer se os fue un poco la situación de la manos, señores profesionales.- El garrapata parecía el discípulo de Dave, sabía tocarle los huevos con dos palabras a Lothar.
- ¿Qué quieres Garrapata?
- Estáis jodidos…jejeje. Pero tengo un trato que proponeros.
- ¿Aquí delante del cuartel?
- Seguidme capullos.
Out roll
Bring por supuesto puede hacer lo que le salga de las narices. Quedarse con la banda y escuchar lo que quiere o ir a buscar a su hermano a la alcantarilla o donde le plazca.
In roll
No tardaron en dar con un antro de mala muerte como los que le gustaban a asqueroso este.
Allí estaba su amigo Dave. Con su odiosa sonrisa y su aceitado bigote.
- Como me gusta veros en estas circunstancias.
- Al lio Dave. Cortó la Serpiente.
- Valla pero si sabes hablar pensaba que eras mudo.
- Venga Dave, déjate de historias, sabes que no soporto oírte.
El Tuerto estiró un poco más su sonrisa, si es que aquello era posible. Mientras Lothar pensaba en sacarle el otro ojo.
< Se enfadará mucho el gremio, no lo mato pero lo jodo bien jodido.>
- Tengo un trabajito para vosotros. Los cuatro señores del acero están construyendo una estatua gigante delante de la plaza de la victoria. Por desgracia en menos de dos semanas han muerto dos jefes de obras. Y de una forma macabra. Se rumorea que es cosa de demonios. Los trabajadores están muy inquietos y amenazan con la huelga.
- ¿Y qué le incumbe eso al gremio?
- Buena pregunta, el gremio es por así decirlo uno de los prestamistas de la obra. Tiene interés de que se termine para cobrar. Pero algo me dice que si no se termina a tiempo la obra habrá problemas con el dinero, y el dinero ha de fluir…no sé si me entiendes Tahúr.
El trato es este. Si aceptais el caso el gremio se hace cargo de la deuda que tenéis a cambio de los 50 dragones de oro que recibís mensualmente.
En caso de que si… trabajareis para un capitán de la guardia verde. Un Tal Jab-hato. Dicen que es un oficial muy capaz, por desgracia el solo puede andar los caminos de la ley. El gremio os quiere para que andéis los caminos que no son los de la ley. Más escabrosos pero también más rápidos. Si aceptáis os entregaré un permiso de armas temporal hasta que se resuelva el caso. Aun se está tramitando el asunto, pero dentro de tres días os personareis en las obras ante el capitán como un grupo de investigadores contratados por el Banco de Jade. Estaréis supuestamente a sus órdenes aunque se le advertirá que la cosa tendrá que ser consensuada.

Que decís ¿hay trato?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 966
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Mar Jul 31, 2018 6:12 pm

- No – fue la rotunda de respuesta del Naufrago. – Acaso crees que somos idiotas. ¿Cuánto crees que tardaremos en pagar nuestras deudas, 4, 5, 6 meses un año? No estamos con el agua al cuello.
Lothar miró con cara de escalera de figuras tanto a Dave como a Browen. Pero por dentro se estaba divirtiendo. Dejó que su camarada llevara el peso de la conversación. Browen tenía lo que se llamaba en el oeste un espíritu enano. Y la verdad es que no comerciaba mal. Quizás era algo que le hacía falta a la banda, alguien con los pies en la tierra en ese sentido. Tyrok no era alguien que precisara de dinero. Lothar lo ganaba tan rápido como lo gastaba una vez cubiertas sus necesidades. Si pecaba de algo era de despilfarrador. Kurul y Bring vivían por y para la guerra. Así que le dejó hacer.
- Esto os convierte en ladrones. Y ya sabeis lo que les pasa a los ladrones que roban al gremio “amigos”
Garrapata miraba a Dave que mantenía una sonrisa no tan amplia como al principio. Lothar no perdía detalle. Y esperaba. Si algo sabía el Tahúr es que el tuerto habría previsto algo por el estilo. Solo esperaba a ver como Browen lidiaba aquel toro.
- Así que la respuesta es no, no rotundo.
Dave se mesó su aceitado bigote. Y dejó al Naufrago terminar.
- Amigo, veo que no has caído en la trampa, no esperaba menos de vosotros. Pero no creo que no aceptéis el trabajo. ¿Verdad Lothar?
El tahúr asintió. – No Dave, sabes que no puedo decir que no a un reto como este. Pero desde luego no así. Mi amigo tiene razón, no nos tomes por idiotas. Haz una contraoferta.
- Lo ves Garrapata son chicos listos, no han mordido el anzuelo, una lástima, pero no lo han hecho. – Dijo mirando al feo personaje que tenía a su lado. – El gremio os iba a dar un premio suculento pero tras vuestra magnifica cagada en el burdel las cosas han cambiado. Os puedo ofrecer esto: pagaros la deuda a cambio de 5 meses sin vuestra comisión por la torre o tres permisos para armas anuales, o sea que caducaran dentro de un año. Con el pago saldréis ganando pero no tendréis permisos anuales, solo este temporal hasta que terminéis el trabajo de la estatua gigante.
¿Hay trato señores?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Mar Jul 31, 2018 8:35 pm

Bringor

Estoy contento! Le dije a mi hermano que enseguida volveria a por el, su vida no corria peligro. Ahora tengo que cumplir con mi deber.
Pudo sonar a excusa, pero no del todo. Abajo hay demonios y eso es un poblema...y mi trabajo.
Las alcantarillas tan oscuras y pestilentes como siempre, me siento mas seguro con Korull a mi lado. Me gusta. No necesitamos hablar para entendernos, somos como un par de hermanos osos. Me gustaria enseñarle el domino de la bestia que en todo ser humano habita... o no. Mis conocimientos sobre la magia son buenos, pero no se transmitirlos y ese es el principal problema. Vuevlo a la realidad : comenzamos a adentrarnos en la oscuridad ayudados por el mapa que dibujamos. La mision es clara , acabar con un par de demonios y enseñarle a los cazadores de demonios, del peligro que aqui abajo habita.
No tarda en aparecer uno de esos seres con forma de cucaracha gigante, agresivas como siempre, pero no es rival: SOmos 7 cazademonios, entrenados para acabar con estos engendros. La cosa se complica, nos adentramos mas y mas y los cazadores de demonios no quieren regresar sin ver mas alla de lo que hay trazado en el plano...puede ser un fatal error. Mi hermano me espera...vamos amigos! ya hemos visto bastante!
-...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Miér Ago 01, 2018 7:47 pm

Todo era pastoso, el aliento, el sabor, hasta la respiración, todo iba decrepitándose por momentos, hasta el propio miedo se podia cortar con una espada, porque mayoritariamente eso es lo que sentia Einer, mas que miedo, el horror se habia anidado en su recoveco mas profundo de su corazon, aquellos ojos que miraban y maliciosamente, disfrutando del momento, reian, como una risa antigua, como algo que ya de pequeño te da miedo,....

Desperto en una cama, en su cabeza las imagenes se mezclaban unas con otras, el pasado, el presente, todo estaba enmarañado, hasta que no pasaron varias horas no fue tomando conciencia, lo habia pasado muy mal; una muchacha aparecio en la sala preguntando si necesitaba alguna cosa y entablaron una conversacion que termino con su estomago lleno, lo que pudo comer y saciar su sed, noto que el olor a sal y el hedor de las alcantarillas habia casi desaparecido, pero aun lo llevaba demasiado adentro de si.

Se hacia muchas preguntas y de ninguna hallaba la respuesta, que le habia pasado en estos ultimos dias, o meses, no lo tenia claro, pero cada vez que intentaba recordar algo, unos ojos le aparecian para diezmar sus ganas de intentar recordar, esos malditos ojos lo habian despertado, aun cansado, casi extenuado, pero cada vez que cerraba sus ojos, los otros estaban alli, penso en tranquilizarse, pero no podia, se sentia observado, desde cualquier angulo de la habitacion, pero alli solo estaban los tres, no habia nadie mas, Einer, la muchacha y el joven, solo ellos ....

Pidio a sus acompañantes que le permitieran descansar un poco mas, el cansancio aun hara mucha mella durante esta semana y puede que de la otra; se dijo a si mismo, ahora solo le quedaba esperar a su faro en las noches oscuras, al que todo lo podia menos controlar su ira, como la ira de un volcan, una montaña de fuego, asi era su hermano para el, una Montaña que yace dormida, a esperar se ha dicho, mientras sus ojos se iban cerrando poco a poco ....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Jue Ago 02, 2018 6:36 pm

Aquella alimaña estaba frente a él, frente a ellos. Cada palabra que su miserable boca escupía era para la Serpiente una maldita punzada.
Tyrok llevaba su daga fetiche, el céreo filo iba impregnado con un potente veneno que le haría arder las entrañas de dolor al más hombre de entre los hombres. Debía ser rápido, nadie sabía sus verdaderas intenciones, incluso para Lothar eran desconocidas.
Como la serpiente que le servía de apodo, sacó su colmillo a paseo con una velocidad pasmosa y lo clavó en el costado de aquel despreciable ser cuyas palabras adormecedoras e hipnóticas le conseguían siempre posiciones en las más altas esferas. Clavó y giró para escucharlo gritar y que no pudieran darle sutura. El veneno pronto penetró en su sangre, gritó como un cerdo en el matadero, el fuego del averno, ya corría por sus venas.
Clarisse estaba siendo por fin vengada, al igual que todas las veces que aquel maldito hijo de mil putas nos enviado a la muerte. La mirada de Tyrok era totalmente impasible mientras Daverloth se retorcía en el suelo de puro dolor.
Todas estas imágenes se sucedieron en la mente de La Serpiente, su deseo de terminar con la vida de Daverloth era tan fuerte, que se transportó a otra realidad durante el tiempo que duró aquella ficción.
La mirada del bigotes solo mostraba indiferencia a los ojos de Tyrok. La mirada de La Serpiente era fría como el acero que esperaba paciente por ser desenvainado para cercenar un cuello.
No había otro remedio, estábamos obligados a aceptar la nueva misión suicida que nos encomendaba.
- Está bien – Tyrok sorprendió  a todos al tomar la palabra – Haremos la tarea que nos encomiendas, solo espero que esta vez no haya demasiadas sorpresas que olvides de contarnos alimaña. – tras un leve pausa prosiguió – Algún día tendré el placer de ver tu cabeza despegada de tu cuerpo, no será hasta ese día que pueda descansar. – La Serpiente no logró controlar su temperamento.
Daverloth le dedicó una sonrisa de las que solo el podía dibujar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Sáb Ago 04, 2018 10:15 am

Los pasos se escuchaban a lo lejos en la calle, mas de trescientos kilos de carne y metal se acercaban lentamente hacia la sastreria, los osos llegaban a su cueva a descansar. Arduo trabajo les habian dado las alcantarillas, infectadas de seres demoniacos, con lo cual el capitan habia trazado un plan para eliminar todo rastro de vida, pero eso era otra cuestion en este momento.
Clara salio a recibir al par de osos que entraban por la puerta, se paro delante de la Montaña, miro hacia arriba y con entusiasmo le dijo:
- Señor Bringwor, hay una sorpresa para usted su cuarto y no sabe la alegria que le va a dar cuando sepa lo que es, y no se piense nada raro señor Bringwor, la sorpresa le va a ser muy agradable; la cara del mastodonte se hizo un poema ante tal comentario, simplemente no se esperaba ese recibimiento.
- A ver muchacha, vengo cansado y no estoy de humor para tonterias; a lo que Kurum respondio por lo bajo para que solo lo escuchase la Montaña: Esta mujer hablar mucho...
- No, no, señor Bringwor de verdad que le va a encantar yo voy a traerles algo para comer y beber que estaran cansados, y la muchacha salio rauda hacia la cocina, dejando ver un niño que estaba detras de ella...

Bringwor se le acerco, se bajo hasta que sus ojos se juntaron con los suyos y le dijo con tono brabucon: ¿ Y tu quien eres mierdecilla?
El crio titubeando y con cara de miedo targo saliva y le contesto: me llamo Rob y un hombre me dio una bolsa con dinero y me dijo que si era listo vendria a este lugar y eso hice.
El hijo de Tiego se volvio a incorporar y riendose penso que eso habria sido cosa del tahur, era el unico que le gustaba regalar el dinero, para el solo era innecesario; - Vale Benson, nosotros vamos a descansar asi que mejor no hagas ruido, el crio asintio y se fue corriendo sin hacer mas preguntas a la cocina a ayudar a la muchacha, el niño es listo como una rata penso Bringwor mientras se encaminaron a su cuarto.

Eineeeeeeeeeeeeerrrrrrrr!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! El grito se pudo escuchar dos manzanas a lo lejos, los lugareños pensaron que alguna bestia se habia desvocado por los alrededores, pero el ruido que origino aquel grito casi deja sordos a los presentes, por si no fuera poco el ruido, el traqueteo que recibio despues el pequeño lo desperto del todo, lo levanto de los hombros como un muñeco de trapo y lo abrazo con tal fuerza que casi le parte las costillas contra la armadura.
-Yo todo tiempo buscandote y al final el que me encuentras eres tu, ¿donde has estado?, pero ven, vamos a la cocina y ahi me lo explicas todo. Y asi fue como Einer en un buen rato no pudo hablar por la emocion de su hermano, el cual no paraba de comentarle todas sus andaduras y desventuras, los ojos del pequeño de los Tiego sintia un escalofrio cuando su hermano mencionaba al sin rostro, no sabia porque pero asi era. Entonces llego el momento en que la Montaña dejo hablar a su hermano.

Justo cuando se disponia a hablar, entraron por la puerta los que faltaban de la banda, sus caras lo decian todo, venian de haber pasado por un mal trago, uno de esos que te va a saber a mierda nada mas ver el contenido del vaso. Directos iban a la cocina cuando les salio al paso casi sin mirar la muchacha; - Maestro Lothar, ha venido un invitado y por lo que parece es alguien especial, termino la muchacha entre risas mientras seguia su camino con sus repentinos mandatos …
Al entrar por la puerta vieron a los dos grandullones sentados alrededor de un tercero mas pequeño, Lothar no pudo evitar el  comentario: ¿ Y quien es el peon este que esta al lado de las dos torres?; a lo que la Montaña miro al tahur y le respondio: Hombre canijo, has llegado justo a tiempo, mi hermano Einer estaba a punto de contarnos su historia, unete a nosotros para escucharla, a Kurum solo le dio tiempo a levantar la jarra de cerveza saludando a todos.
Todos se sentaron alrededor de la mesa esperando que Einer comenzara a hablar mientras la muchacha servia comida y bebida a los recien llegados, todos tenian cara de cansados, de no tener muchas ganas de historias, fue facil para el menor de Tiego en darse cuenta, era como si se mirase en un espejo.
Bien, ya sabeis mi nombre y hoy sere breve pues todos necesitamos descanso, estuve encerrado en las alcantarillas, solo venia a darme agua y comida, tengo vagos recuerdos, pero de lo que si me acuerdo es de sus ojos, el mal nacia de ellos y del tormento que me dieron, pues bien cuando mi hermano descanse y su amigo Kurum tambien les pedire que me acompañen de nuevo a las alcantarillas para recuperar mis pertenencias y por lo que me ha comentado Bringwor no tengo mucho tiempo para realizar esta tarea pues van a inundar dentro de tres dias las alcantarillas y si voy despues seguro que no recuperare nada, asi pues os dejo en vuestras manos el querer acompañarme, sino pues no pasa nada se que por lo menos mi hermano me ayudara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Dom Ago 05, 2018 5:41 pm

La busqueda habia comenzado.
Le habia dado un dia a Einer, aquellas alcantarillas eran pelilgrosas, muy peligrosas, pero lo peor era que el Comandante habia decidido inundar todo y si las ordenes que legaban mas arriba decidian adelantar la accion, podia pillarnos en plena busqueda.
No paraba de preguntarme sobre la actitud de Yokor Argun. Habia traido a Einer de alguna manera hasta aqui, que el mismo desconocia, y con todo su equipaje.
Lo habia mantenido con vida y ademas lo habia liberado antes de morir. Por que? Pero acaso tenia que haber un por que? Yokor Argun es el mismo diablo.

Vuelvo a la mierda, digo mierda porque eso es lo que corre por estas aguas. Llevo el olor pegado a mi desde el primer dia que entre a aquel lugar. Ya se que debo entrar sin nada en el estomago, aun asi vomito la bilis, es imposible acostumbrarse a ello.
-Einer, encontremos rapido lo tuyo y salgamos de aqui. Espero no volver nunca mas aqui. Aunque cuando esto quede inundado, quedara mas limpio que la espada de un principe.
-Como piensan inundarlo?
-Ni idea...haran un desvio del rio o que se yo.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Mar Ago 07, 2018 9:15 am

Einer empezo a pertrecharse con lo que le habian prestado, un escudo, una espada y una cota de malla, tampoco le hacia falta mas para buscar su equipo, no sabia como habia podido salir de una pieza, como no lo habia devorado ninguna criatura de las alcantarillas cuando lo liberaron, o lo liberaron fuera, Einer tenia demasiadas preguntas en su cabeza, pero ninguna tenia respuesta por el momento, asi que lo mejor que podia hacer en este momento era no pensar, ir a las alcantarillas y tratar de recordar el camino, cosa que parecia bastante dificil.

Bueno señores, aqui estamos otra vez en estas puertas de la mierda subterranea, espero que no nos demoremos demasiado y que no se nos pongan las cosas muy dificiles. Y diciendo esas palabras se adentraron los osos y el pequeñin a un dia muy largo en las alcantarillas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 966
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Lun Ago 20, 2018 6:28 am

Einer, Bring y Kurum salieron por la puerta. Nada más cerrarla la Serpiente le preguntó a Lothar.
- ¿Qué te pasa? – Tyrok sabía leer la cara del Tahúr, algo pasaba.
- No me gusta la actitud de Einer. El pequeñajo actúa como si le debiéramos algo. Acabo de prestarle un equipo más que digno, tanto la espada como la cota pertenecían a Halaf. Para mí valen más que su equipo de mierda, aparte le he dado casa y comida, es muy parco en gratitud. Por lo que me ha contado el crio, le salvó la vida y…
- Mándalos a tomar viento. Estos no hacen más que meternos en líos. – Tyrok era de curas rápidas.
- Si, tendría…mi palabra está cumplida, Bring ha encontrado a Einer, pero por algún motivo no puedo. Hemos pasado mucho con Bring somos camaradas.
- Pero son problemáticos, esos nos costaran caros, de hecho ya lo están siendo.
- El dinero no es problema, sabes que podemos ganar más.
- Vamos a entrenar, a ver si así te quitas ese mochuelo negro de encima.
- Llama al crio. Es hora de que empiece.
- ¿El crio?
- Si, voy a hacer de él un hombre de valía. Tengo una deuda con el Zurdo y el crio va a ser mi pago.
En el patio trasero no dejaba de resonar el ruido. Tyrok y Lothar entrenaban como si quisieran matarse. A pesar de ser mejor espada, Lothar no conseguía abrir la guardia de la Serpiente, el escudo de gigantes era en buenas manos infranqueable. Mientras el crio observaba como esos dos maestros daban un espectáculo digno de rey.
La fiesta se interrumpió con un golpe de puerta.
- Maestro Lothar, siempre estoy sola y hay mucho trabajo, esto no puede continuar así, cuando va a sentarse a trabajar.
Lothar bajó el acero. Y le dedicó la mejor sonrisa de que disponía a la dulce Aurora.
- Llevas razón Aurora. Hoy te dedicaré todo el día. Y además tendrás a partir de hoy un ayudante a perpetuidad. – Dijo volviendo la mirada al crio.
- Burseg, a partir de hoy serás aprendiz de sastre. ¿claro está si quieres quedarte con nosotros?
- Si maestro Lothar, quiero quedarme.
- Muy bien, pues entonces haremos un trato y nos daremos nuestras palabras.
Yo prometo enseñarte el oficio de sastre y tú prometes aprender
Lothar le tendió la mano y el crio se la estrechó.
Y si mantienes tu palabra te enseñaré a usar el acero como un maestro.
Como cualquier niño se le iluminó la cara con solo mencionar una espada.
Las cloacas.
Bring abría la marcha. El lugar era como lo recordaba un nido de suciedad y pestilencia. No tardó mucho, por no decir nada en vomitar hasta la primera papilla. Su olfato era un arma de doble filo, y en este lugar en particular una desventaja. Lo peor de la humanidad se le metía por las fosas nasales con odio.
- ¿Estás bien montaña?
- Si- dijo tras expulsar lo que quedaba de desayuno. – Continuemos.
El laberinto oscuro y maloliente intentaba perderlos pero Einer parecía saber perfectamente dónde ir. Avanzaban convicción, pero Korum le pedía que fuera menos deprisa, quería ir marcando cada pasillo y esquina que doblaban así como dibujar un plano. Ya se había perdido mas de una vez allí dentro y no quería repetir experiencia.

- Los canijos podían habernos acompañado, ellos se mueven muy bien por sitiós como este. Además pelean bastante bien. – Se quejó Korum
- Pues si la verdad, podían haber venido- Le apoyó Einer.
- No seáis mendrugos, ¿Quién quiere meterse en este pozo de mierda? Además ellos tienen otras cosas que hacer. Si he vuelto es por ti. Ellos no te deben nada Einer. –Sentenció la Montaña.
Dieron muchas vueltas Korum sospechaba que el pequeño se había perdido. Hasta que por fin.
- Es aquí.
Se plantaron delante de una puerta de hierro gruesa. Estaba oxidada vieja pero tan consistente como el día que la instalaron. Un cerrojo muy complicado les impedía abrirla. Tirarla con los medios que disponían no era viable. Y forzarla no estaba en sus capacidades. Tenía un extraño símbolo pintado en un rojo parecido a sangre seca. Debajo había una palabra escrita, taewor.
- Podías haber insistido Bring para que los canijos viniesen, Lothar no habría tardado mucho en abrir esta puerta.
Bring entrecerró los ojos conteniendo un puñetazo en la cara del Logatig.

- Habérselo pedido tú. Vámonos. Aquí no podemos hacer nada.
- Si, vámonos- le acompañó su hermano- Volveremos…-
La frase se quedó a medias. Una criatura les había acechado cerrándoles el paso. Su cuerpo era escamoso y pringoso y unos cuantos tentáculos como serpientes reptaban por las paredes con intención de atraparlos y llevarlos a su boca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Vie Ago 24, 2018 11:25 pm

Bringwor no se lo penso dos veces, lo mas practico era que los cascotes del techo aplastaran a la criatura. El mandoble surco el aire para impactar contra una viga maestra del pasillo, el golpe fue demoledor, tanto que la propia viga al caer se quedo atorando la puerda y los escombros el pasillo, lo unico que quedaba por hacer es intentar no perderse en el camino de salida, cosa que Einer veia muy complicado, habia recordado a duras penas el camino de entrada, pero ahora la salida estaba cortada y tenian que buscar una nueva ruta que los sacara de ese problema.

Los tuneles habian sido largos de recorrer, pasos y mas pasos andados por esos c aminos llenos de mierda , fango y otras porquerias de un alcantarillado de una inmensa ciudad, las alimañas, grandes y pequeñas merodeaban por doquier, habia que andarse con mucho ojo para que una de esas ratas no te mordiera y te pegara alguna enfermedad, lo malo es que el se tenia dicho siempre que tenia que ser siempre el ultimo en caer, pues alguien tendria que sanar sus heridas, hacerse fuerte para poder defender lo que valoras en esta vida, pues no hay otra, se decia mientras volvian a retomar sus pasos para encontrar una nueva ruta de escape, pero seguramente estara llena de peligros ....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2812
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Dom Nov 25, 2018 6:18 pm

-Escoria... qué es esta mierda? No me creo nada. 100 piezas por mis armas... para que? para seguir peleando en este pozo sin salida? No me fio de nada de lo que me diga esta gentuza. Tengo que salir de aqui, pero como? hasta cuando sonreira mi fortuna en este pozo de estiercol, mientras esos mierdas nos miran? Es a ellos a los que me gustaria enfrentarme y no a estos pobres desgraciados. Hemos caido en esta trampa. No habia forma de evitarla, lo tenian bien preparado. Hemos caido como ya lo hicieron MArlo, Key-Shar-Ju, Guts, Edward e Ivan-Ho . Mis compañeros estan aqui, con nosotros. Lo bueno es que estan aun vivos. Es lo unico positivo del asunto.
- Tenemos que mantenernos con vida y salir de aqui- Marlo me dice algo que ya se. Pero como? La oportunidad se presentara, pero me gustaria estar solo. No puedo dejar atras a Einer, ni a Marlo, ni a Bring-War ... Los problemas solo acaban de empezar. No pienso retar a nadie, por el momento, a ver quien tiene cojones a hacerlo conmigo...
-Deberias coger espada y escudo- Dice Einer. Estan pensando en combatir, yo estoy pensando en escapar. Me gusta luchar pero me gusta mas la libertad, el oso encerrado no es oso.
-Tu cabron, la hora de comer se esta acabando y no has tocado el plato- Este puto orco toca los huevos desde que abri los ojos y lo vi por primera vez- SI no te comes tu plato vas a ser la mierda pisada en el zapato de alguien- Lo miro imperterrito. El Escupe al suelo amenazante, no me aparta la mirada. COjo la cmida del plato con mi mano, es pura bazofia. Donde esta la carne? Me la levo a la boca, una arcada- Vaya... tenemos aqui un barriga agradecida. Se nota por tus armas que eres todo un caballerete- El orco rie, muchos lo secundan. Reid, pobres infelices, pronto caera el primero de vosotros y luego el segundo, sin merecerlo ninguno... despues llegara mi turno, posiblemente. El fin se acerca en el pozo de estiercol.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 966
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   Miér Dic 12, 2018 6:48 pm

Estaban desnudos salvo por el taparrabos. La celda húmeda y lóbrega tenía una reja de hierro. Bring ya había visto rejas de esa factura. Solo los orcos forjaban así. Lo malo es que estas eran sólidas.
Los habían transportado hasta allí desde el lugar donde los capturaron. Podrían estar en cualquier parte. A través de la reja podían ver un poco de pasillo y poco más.
Unos pasos se acercaban expectantes. Un orco bastante fornido se paró delante de ellos.
- Bastaros malnacidos- El orco les miró como a ratas. - Os vamos a sacar a la arena a morir o matar. Lo que mejor se os dé. Mucha gente paga por el espectáculo que aquí se sirve. Y por la negra cabeza de Goth que se lo daréis.
Uno a uno fueron sacando las manos por los barrotes y el orco las esposaba. Luego pasó una larga cadena a cada uno de los prisioneros, haciendo una larga ristra de gladiadores. Los sacó al pasillo largo con pared a la derecha y más celdas a la izquierda. Al fondo una especie de armero guardado o protegido con una celda reja con muchas púas protegiéndolo. Allí, dentro de ese rosal metálico, estaban todos sus pertrechos.
Como podéis ver, vuestros equipos. Por el módico precio de cien piezas de oro podrís salir a la arena con él.
Empezáis con 5. Cuando eliminéis a un gladiador obtendréis las piezas de oro que él tuviese. Con esas piezas podréis adquirir equipo en la armería antes de salir a la arena.

Bring miró la cerradura del rosal. Echó de menos al canijo, seguro que no sería un problema para él abrir eso.
Dos guardias acorazados guardaban las dos solidas puertas. Gruñó algo en orcoy le abrieron al otro lado.
El coso les recibió amarillo, hambriento.
Todos los gladiadores nuevos eran presentados al resto. La cosa se puso tensa.
- Estos son los nuevos. La veda está abierta. Quien quiera puede pelear con cualquier novato y matarlo a cambio de sus monedas. Si no, los pondré a pelear entre ellos. No os preocupéis, entre vosotros solo será con armas romas, solo para ver qué tal se os da matar o morir.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)   

Volver arriba Ir abajo
 
El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Costa del Este
» Jugadores que se jubilan este año
» Foro Que bello es el futbol
» Reto al Amanecer. Nocturne vs Legim
» un bello momento (gaamatsu) oneshot

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres :: AVENTURAS :: La Mano y la Sombra-
Cambiar a: