Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres

Partida de rol por posteo( sistema The riddle of steel (TROS))
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» TIRADAS DE JUAN(HALAF)
Ayer a las 10:18 pm por Ankalagorn

» La larga travesia. La Ira de los Dioses. Capitulo I
Dom Dic 10, 2017 11:41 am por Tyrok

» TIRADAS DE JULIO DIMMU
Jue Dic 07, 2017 7:29 pm por Ankalagorn

» ficha de Halaf
Lun Ene 23, 2017 5:22 pm por kang

» tiradas de Lothar
Miér Dic 14, 2016 8:01 pm por Ankalagorn

» ficha de Lothar
Lun Dic 12, 2016 6:23 pm por kang

» Ficha Tyrok
Jue Dic 01, 2016 9:56 pm por Tyrok

» Ficha Tyrok
Jue Dic 01, 2016 9:37 pm por Tyrok

» Corazon Oscuro (y 3). Capitulo XII
Lun Nov 28, 2016 9:39 pm por kang


Comparte | 
 

 Escalera de figuras. Capitulo II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Miér Oct 01, 2014 11:13 pm

Escuela de esgrima King

- Entonces mejor que Angost sea el capitán.
- Si, tiene más clase.
Lothar acosaba a Halaf con preguntas mientras giraban. No dejaría que se concentrase. El rubio tomaba aire, su pecho subía y bajaba como el de un toro antes de embestir. Sus manos empalidecía al coger la espada, sonrosando los nudillos por la presión. A continuación venía un golpe demoledor. Halaf era el más fuerte, e intentaba castigarte para que no causaras problemas. Su defecto de visualizar el combate en su mente, le hacía predecible. Pero a la larga, cuando perfeccionase la técnica, ese defecto, le haría temible.
El rohir descargó un sablazo en ángulo a la clavícula. Saltó hacia el tahúr e imprimió toda la fuerza que pudo en ese golpe.
Lothar se dedicó a acompañar la hoja del Rubio con la suya. Halaf perdió el equilibrio para encontrarse con la hoja del Tahur el cuello. Se levantó apartando la hoja con la mano.
Otra vez en guardia no tardaron en comenzar las hostilidades. El rubio lanzó una serie de golpes fuertes, rápidos y colocados. Tal y como nos había enseñado Angost, Por supuesto también las pertinentes paradas entraban en las clases. Intentaba llevarse a Lothar a su terreno, a la dureza y fuerza. Lothar estaba cediendo ante su empuje.
Todo estaba saliendo tal y como él lo había visto, segundos antes, en su mente meticulosa. Halaf estaba usando su fuerza y contundencia. Arreció al acometer al Tahúr
Golpe arriba, paso, el enemigo queda en una posición de desventaja, golpe lateral, paso atrás, el enemigo bloquea de frente exponiendo eel torso, estocada….
Lothar fintó…

Angost luchaba con Tyrok, La serpiente no hacía más que eso. Lanzaba estocas mientras se retorcía , saltaba d aquí para allá o se quedaba quieta esperando a que entraras en su radio para apuñarte. Era un adversario correoso. Pero Angost, con mucha más escuela solia castigar con arte a su discípulo. Eso no evitaba que de vez en cuando probase el veneno. Tyrok era reservado y no solia hablar mucho, menos en el combate. Angost se ahorro las palabras. Sabía que su oponente lo estudiaba a él, dejando a un lado lo superfluo. Tyrok era así, pragmático, para todo.

- Pues yo creo que sería un gran oficial. Mira como te pongo en solfa.
Soldado, firme.
Su voz adquirió el tono de mando, e incluso se pareció mucho a la del capitán de la guardia amigo de demonios. Hasta clarisse se asomó para ver si había irrumpido ese desgracio en el salón. En ese momento Lothar asestó una punzada.
< Agggh. Sera malnacido. Espera a que te cace > El rubio se estaba llevando una buena tunda. Lothar era tan taimado como la serpiente rápida. Estaba anulando su fuerza e intentando reservarse, Halaf era mucho más fuerte que él, pero el Tahur quería equilibrar las cosas para que al final del entrenamiento, para que Halaf no se resarciese. Ya había catado las caricias del rubio, y algunas dolían más de una semana.
- Angost Tiene más clase, bastardo.
- Pero no se trata de clase, si no de que sea uno convincente en el papel.
Dio un par de saltos hacia atrás. Dejando claro que dejaba de luchar. Y se puso recto, empezó a caminar de forma estirada. Con un gesto firme que terminó en una pausa, su mano fue de su cadera hasta la inexistente bigote y se le mesó. Giró la cabeza hacia Halaf.
- ¿Es usted el propietario de esta casa? Perdone que no me presente. Soy Lord Lothar, capitán de la guardia de Tarbad. …

Copió prácticamente el discurso de su amigo. Halaf tenía que reconocer que daba el pego. No sabía cómo pero había copiado hasta los gestos marciales de verdadero capitán.
- Si, pero Angost se mueve muy bien por esos habientes.
Y era cierto, Agost era el camaleón de los ambientes, los mismo se paseaba sin problemas por los salones reales que por la peor de las tabernas.
- Proseguimos ¿o qué?
- ¿Que pasa no te has cansado de recibir?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Jue Oct 02, 2014 8:16 am

EL entrenamiento proseguía. Ahora le tocaba a Lothar medirse con el príncipe.
Esta vez la cosa no pintaba bien para el tahúr. Angost compensaba con creces la picardía del Tahúr con la habilidad que dan los años de entrenamiento. Pero Lothar había resultado ser un hábil aprendiz, tan rápido como el mismo Angost. Cualquiera diría que ambos estaban igualados. Los golpes se sucedían uno tras otro, giros y contragolpes se estrellaban en la espada del adversario, pasaban de largo o acertaban su objetivo. Angost sacó partido al escudo, mucho mas acostumbrado paró para atacar con él después. EL golpe de canto tiró a Lothar al suelo.
Lothar no entendía la manía de entrenar con el escudo. Era muy difícil que llegasen a usarle en un combate real. Pero bueno, el maestro impartía y él le tocaba obedecer. Luego pasaron a la modalidad preferida del Tahúr, la espada y la daga. Aquí Angost tuvo que echar mano de todo su coraje para no caer ante Lothar. El príncipe tenía que ser hábil para no caer en todas las trampas que le tendía el Tahúr. Fintó y estocó pero Lothar acompañó la hoja con un suave movimiento para sacar de la nada la daga y aparecer delante de la cara del maestro.
Angost no le había enseñado aquello. Como atrapar la hoja con un giro de mueca para contraatacar con siniestra. Con Lothar tendría que pasar a un nivel superior. Practicamente de igual a igual.
El príncipe se quitó los pensamientos y se concentró de nuevo. Pero el Tahur empezó a atosigarlo con la hoja y con las preguntas. Angost se mordió el labio.
< eso es lo que tendría que estar haciendo yo, desconcentrarlo, pero parece que este pillo está intentado cambiar las tornas>
- Creo que cuando nos presentemos ante el cardenal deberíamos aparentar una pose firme pero educada. – Un golpe y una retirada para abrir la guardia. Angost no picó el anzuelo. – Creo que las preguntas pertinentes serían algo así como donde estaba usted tal noche. – Otro golpe, Angost paró y avanzó dejando sin espacio al tahúr. La daga no tardaría en aparecer. – Luego le preguntajmos si conoce a la familia de la víctima, pero sin decirle nada del asesinato. A ver que cara pone. – La daga apareció por el costado. Angost desvió con la suya la de Lothar y con la misma mano le propinó un puñetazo en el pecho. El Tahur perdió aliento para luego recibir una caricia de la espada en la barriga.
- No está mal el plan. – Angost reculó, este asalto era suyo.
- Luego le decimos que queremos “comprobar” su guarda ropa. – Desde el suelo con rodilla en tierra Lothar sonreía. Estaba cansado y parecía que la clase iba a terminar. – Despues le decimos que alguien le situa a él en la escena del crimen. A ver cómo reacciona. …
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Jue Oct 02, 2014 9:27 am

Salieron de la casa de Henry. El dia del tercer dia, desde que todo empezo,estaba soleado y era casi la hora de comer.
Marcharon a casa pensativos, al quebrar una esquina a Angost le parecio ver una sombra que les seguia, con el rabillo del ojo, puede que fuera la guardia; esperaron en la esquina a que los alcanzase para sorprenderlo, pero no sucedio, nadie iba tras ellos, esta vez, por lo que continuaron su marcha...de todas formas no estaban haciendo nada malo... al menos por una vez en su vida.


4º Dia...

Habian recogido la ropa. Mediohuevo habia hecho un gran trabajo... el o a quien se lo hubiese encargado el "disfraz" era tan real, que no estaban seguros si realmente lo era... Angost se imagino a Mediohuevo arrastrandose por un callejon oscuro esperando a que Daverloth entrase a el y al hacerlo lanzarsele encima y estrangularlo con sus huesudas manos , para despues robarle su ropa. Ademas era la misma ropa de daverloth...de Oficial Mayor, como dijo Mediohuevo, nada de Capitan...Oficial Mayor... Esa sospecha se acrecento cuando se dieron cuenta que nadie los seguia... ningun guardia.
Se aseguraron de que aun no les seguia nadie, retrasando a Halaf, que era el que no iria a casa del Cardenal y... nada.
- No nos sigue nadie...es extraño.-DIjo cuando se reunio con los otros 3.
-Bien ... aprovechemos y cambienonos en este callejon, rapidos- Dijo Angost.
Se pusieron las ropas. La de Tyrok le estaba un pelin olgada pero al ajustar los correajes, quedo bastante bien. Para el ejercito seguramente harian 3 o 4 tallas estandares, pensaron. Una vez equipados marcharon hacia su objetivo.
-Bueno yo me quedo aqui- Aviso Halaf.

- Esta debe ser la casa- Una enorme casa se levantaba ante ellos, en el barrio Rico, como no podia ser de otra forma- Segun me informo el Sacerdote- DIjo Lothar.
Avanzaron hacia la puerta con decision. Angost a la cabeza, escoltado por Tyrok y Lothar. Antes de llegar se cruzaron con un grupo de 5 soldados que al ver a Angost, se cuadraron al instante... esto parecia funcionar... Angost saludo, riendose por dentro. Llamaron al timbre de la puerta y una campanilla interior sono lejana. No tardo mucho tiempo en abrirse una pequeña mirilla y asomarse una persona.
- Hola que desea?- Pregunto un hombre.
- Soy el Oficial Mayor Stanford-King - Angost uso el nombre de su abuelo materno- Esta el Padre Robin?
- Asi es.
-Queriamos hacerle una entrevista... unas preguntas de rutina.
- Preguntas sobre que si se puede saber? Disculpen mi indiscrepcion pero como jefe de la guardia del Padre, debo de informarme.
- Sobre un asesinato. Creemos que El Padre puede tener cierta informacion valiosa para el caso.
-Asesinato...?! Pero que podria saber...?
- Siganos y sera informado de todo , mientras lo interrogamos.
-De acuerdo , entren.

Entraron a un enorme patio interior lleno de plantas y fuentes. Habia gente cuidandolo aqui y alla.El jefe de la guardia que se presento como Port, pidio a un hombre su espada que se la trajo envainada. Pidio a 3 hombres que lo acompañaran, tambien armados y escoltaron a los 3 falsos guardias hasta llegar a la presencia del cardenal Robin. Los hicieron esperar un rato, mientras terminaba de vestirse. Fueron recibidos en una especie de oficina; el Cardenal esperaba tras una mesa imponente, sentado en un sillon. Al entrar los 3 falsos soldados, con los otros guardias y Port, un niño de unos 5 años salio de la oficina; era el hijo del Cardenal, algo impensable hacia algunos años.

Se saludaron y comenzaron la "entrevista", como habia dicho Angost.
- Vaya... Usted no es ese Oficial nuevo... del que estan hablando mucho...
- Se refiere a Daverloth?- Pregunto intrigado Angost.
- Ese mismo.
- Lo esperaba?
- No... Simplemente esperaba que para interrogar a un hombre de mi posicion viniera un hombre de importante rango y ese Daverloth esta sonando mucho en "las altas esferas".
Angost no tenia ni idea hasta ahora de la importancia que estaba adquiriendo el oficial Mayor, por lo que dedujo que su vigilancia era algo tambien muy importante, ya que el mismo habia tomado el mando de la operacion.
- Esta bien...- Dijo el Principe- Vayamos al caso que nos acontece ,Padre. - Hizo una pausa - Conoce vos a la familia de Alizya, hija de Valmor de Valle Verde?
EL Padre cambio el semblante, su cara fue el de tierra tragame, sus labios temblorosos se resecaron.
- Deberiamos hablar en privado- DIjo el Padre. - Port, coge a tus hombres y espera fuera en la puerta...
-...pero, Padre...- Quiso protestar Port.- De acuerdo- Accedio ante la mirada de Robin.
Una vez solos...
- Si que conocia a esa chica- Dijo bajando el tono de su voz.
-Vaya... es una sorpresa- Mintio Stanford- De que la conocia?
- La "conocia"... Por iluvatar que ha pasado?- Pregunto nervioso y precupado el Padre.
-Fue encontrada asesinada.Responda.
El Padre se llevo las manos a la cara horrorizado, incluso cayo alguna lagrima.
- Era mi amante.- La voz de Robin se convirtio casi en un susurro- Nos veiamos esporadicamente.
- DOnde se encontraba hace 3 noches Padre?
-Por la Luz de Iluvatar! No pensara vos que yo...? oh dios!- Las lagrimas afloraron de los ojos de Robin. - Era una buena chica... Esa noche estaba con mi mujer, ella misma os lo podra confirmar.
- Encontramos una insignia suya en la mano de la chica y estaba como arrancada.
- Eso queria decirles... - DIjo Robin- Sus hombres pueden ir a comprobar mi armario donde guardo los habitos, el armario fue forzado hace unos dias.
Port acompaño a Lothar y Tyrok, para comprobar, que armario, efectivamente habia sido forzado.
El Padre Robin se mostraba pensativo.
- Estoy atando cabos...creo que puede que alguien se enterara de lo mio con Alizya , alguno de mis "enemigos" para la eleccion de Sumo Padre y haciendo eso, me quitan de en medio... piensenlo... mis pensamientos progresistas no son nada bien vistos entre mis otros 3 colegas y cada dia que pasa voy ganando mas y mas fieles, para el momento de la votacion...si me incriminan con algo asi, mi popularidad se vendra abajo, por no decir que acabare encarcelado...

Lo cierto es que todo encajaba.
Los 3 Cardenales enemigos. EL mismo numero de hombres que vio Angost y Rosa la noche del asesinato, hablando juntos, mientras un cuarto hombre, el encargado de asesinarla se la llevaba.
La insignia puesta de manera intencionada en la mano de la chica. - Pienselo!- Dijo Robin- COmo voy a ir a matar a una chica con mi habito?
Pero entonces... de que huia Alizya? Por que tenia ese dinero encima? Pintaba algo el Duque en el rompecabezas?o el MAestro de Alizya con el que tambien habia parecido mantener un romance? lo que bien era seguro es que Alizya no era la chica buena que parecia y eso le dolia a Angost, que siempre la tuvo idealizada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 397
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Jue Oct 02, 2014 9:58 am

Los dias se iban sucediendo, las horas pasando, los minutos consumiendose y los segundos desapareciendo en un sin fin de pensamientos. Recordaba entre otras cosas como sus torturadores le exprimian al maximo y el habia podido llegar tan lejos solo con una cosa en su mente, sus camaradas. La unica frase que le habia servido era una en la cual no hubiesen mas "R", lo cual haria mas facil recordarlo.
Abrio los ojos cuando se percato que estaba en la casa de Lothar, estar tan mal parado solo habia incrementado su desgana, no podia entrenar todos los dias como a el le gustaba, solo podia ejercitar pocas partes de su cuerpo sin que le doliesen, los dedos, la unica parte que podia mover sin dificultad, asi que penso en una manera de utilizarlos como arma, algun ataque con presa pequeña tipo garganta o asi, seria asqueroso pero efectivo, a la par que insolito, matar a un hombre quitandole un trozo de garganta ... pero eso requeriria mucho entrenamiento y esa parte era la que mas lo mantenia con fuerzas para seguir. La envidia sana le corria por el cuerpo al oir a sus amigos como entrenaban.

Todavia se estaba acostumbrando a tener la vision reducida, pues bien le faltaba un ojo, no le disgustaba el falso ojo que le habia regalado Lothar, pero tambien estaba pensando en la posibilidad de un parche, no lo tenia claro. Los dientes falsos si que le eran de mas agrado, con ellos podia comer "dignamente" la comida que Clarisse le preparaba, aquella mujer se habia convertido en una dama ante los ojos del oriental por su amabilidad. Todos sus camaradas lo veian a diario y le comentaban lo del nuevo trabajo, sabian que gracias a Yasuo no les espero una emboscada el dia que fueron a rescatar al Capitan Arleg, eso llevo a que sus compañeros le estuvieran muy agradecido, hasta Tyrok miraba a Yasuo con otros ojos, alguien tonto en el que poder confiar hasta su vida, pues le habia demostrado que daria antes la suya por los suyos.

El plan lo estaban elaborando muy concienzudamente, la risa llego al ver como Clarisse se dio la vuelta con cara de susto al oir la voz de Lothar como la del capitan y verlo con el traje de guardia, -No vuelvas a darme ese susto estupido-, espeto la dama. El oriental cojio sus nuevas muletas, no sabia como habian llegado a su habitacion, pero era un invitacion de sus amigos a que saliera ya de aquella "cueva". Todavia penetraban algunos rayos de sol por la casa, dando de lleno en la cara del oriental, la cual le molesto banstan, pues hacia tiempo que no se encontraban el uno con la otra. La casa le parecio amplia despues de unos cuantos dias metido en la cueva.

- Una cosa quelia sabel, ¿a que hola vais a il a la casa del caldenal, y vais a dejal de investigal al conde?. Selia bueno sabel que tiene que decil los dos, tambien se podlia pleguntal al caldenal que sabe del conde y la misma plegunta al conde, pelo clalo no se como entlal a la casa del conde con las niñelas que teneis encima, y peol aun es que no se que motivos y el disflaz que tendliais que usal pala que el plan tenga exito- , y con esto se quedo pesativo, pues si tenian la casa vigilada, ¿como haria el para salir sin niñera?, y si algun dia tuviese niñera, ¿ el posadero le habria comentado que tenia acento de oriental? si era asi significaba que tendria que trabajar en la sombra y eso no se le daba muy bien a Yasuo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Jue Oct 02, 2014 11:27 am

Angost continuaba con el interrogatorio, justo cuando Lothar y Tyrok iban a entrar por la puerta:
- Sabe algo de unas monedas de mithril que encontramos en el equipaje de la chica?
El Padre Robin dudo- No...ni idea... Mithril?- El Padre nego con la cabeza.
- Y esta mariposa?
Robin volvio a negar con la cabeza
-No se la vio nunca puesta?
- No...es la primera vez que la veo.
En el pasillo antes de entrar Lothar pregunto a Port por el hombre canoso y flequillo regular.
Mientras Al final del pasillo un hombre con una bandeja con jarras y vasos tenia la orden de servir agua fresca al Cardenal y a los invitados...
- Esa descripcion coincide con nuestro Mayordomo, Paaul...- Y con el hombre que habia al final del pasillo. Alto, Canoso, flequillo regular... era el! Al ver la guardia el hombre alto solto la bandeja, dejandola caer y salio corriendo como alma que lleva el demonio.

OFF. Ya lo dice el refran: el asesiono siempre es el mayordomo jajaa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 12:22 am

Nos preparábamos para salir. Yo haría de cebo para que nadie nos siguiera. Era lógico puesto que yo no me haría pasar por guardia.
Esta vez yo llevaba una espada y una cuerda en la mochila, junto con el equipo normal. No sabía cómo iba a desarrollarse la entrevista, pero había que estar preparado.

Salimos todos juntos y yo me fui quedando rezagado. El problema vino cuando me pareció que no nos seguía nadie. O mejor dicho, me había parecido ver una sombra en la oscuridad. Pero la guardia no nos vigilaba así. Lo hacían de forma descarada. Pero claro, últimamente los habíamos despistado muchas veces; y si se habían armado de valor para contárselo a su capitán, seguro que éste habría cambiado de táctica. Lo más normal era usar nuestros trucos, y seguirnos sin que nos diéramos cuenta, para que nos confiáramos y nos pillaran con las manos en la masa.
Por eso, yo actúe como teníamos previsto. Hice las maniobras y triquiñuelas previstas para despistar a la guardia. Y cuando estaba realmente seguro que nadie nos seguía, fui al lugar acordado.

En cuanto llegué les dije que me quedaba allí para vigilar.
"No os olvidéis de preguntarle al cardenal por el conde y el maestro. Puede que sepa algo de ellos. Puede que Alizya se confesara con el cardenal y le dijera cosas sobre ellos"
Ya estaban listos. Me apreté dentro de mi capa oscura en un negro rincón. Si alguien seguía a mis compañeros tendría que pasar delante de mí. De vez en cuando miraba a los tejados. Tenía una mala sensación. Ya lo había advertido antes, si nos quedábamos sin niñeras sería mala señal. Bien porque los malos las habrían ejecutado para después acabar con nosotros. Bien porque las cosas en la guardia habían cambiado. Yo esperaba que fuera esto último.
Ahora solo quedaba esperar a que volvieran con nueva información.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 12:29 am

Off Roll.
Ya que estoy lo digo por aquí. Como Luismi siempre llora puntos, yo creo haber adivinado o resuelto un montón de cosas en esta aventura.
Parece ser que es una lucha entre los cardenales para deshacerse del hombre fuerte. Eso ya lo dije yo. Pero no llegué a imaginar a la iglesia tan corrupta que fueran los tres cardenales y el mayordomo.
De todas formas, sigo pensando que hay cabos sueltos como el mithril y la visita del conde a Alizya. Así que los tres hombres pueden ser perfectamente un cardenal, el maestro y el conde. Se supone que éste último es un sádico. Puede que este la quisiera muerta por diversión (puesto que la conocía y se había encaprichado de ella) o que el maestro se la hubiera presentado, porque es el que le busca putillas. El cardenal (el que sea) hubiera aprovechado la ocasión para imputar al rojo.
No sé, si es solo la iglesia, o son todos nos lo va a decir el mayordomo, jejejeje.
IMPORTANTE por dios, cogedlo con vida. Con vida. Luismi, con vida. Julio. JULIO por dios, con vida. Eso significa respirando y con capacidad de hablar. Que no pueda correr, o cascársela, pero que pueda hablar. Y si es posible, que hable sin estar ahogándose al mismo tiempo en su propia sangre.
Solo eso y un último aviso.....de fuego nada.... Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 9:23 am

Pregunta Flasback: -EL Duque (que no Conde) Kurlg lo reconoce "como un personaje oscuro con habitos despreciables,segun se comenta(rumorea), como el sadomasoquismo y otras practicas aberrantes con sus amantes. Ademas es un sadico que tortura y maltrata constantemente a sus criados; adorador de demonios caoticos y destructivos."


... Lothar comenzo a correr tras Paaul y Tyrok , despues, Port con sus hombres tampoco se quedaron quietos y corrieron tambien.
El hombre fue apartando a criados segun corria, a la vez que interponiendolos para molestar a sus perseguidores, asi como algun que otro mueble, que primero Lothar y luego los demas esquivaban como podian:- Paaul! detente!- Grito Port- No te va a pasar nada!
EL hombre tomo la salida al patio, por donde habian entrado, seguido de los demas; aquello parecia una selva y de repente Lothar lo perdio de vista. Lothar se detuvo y siguio andando despacio, con los sentidos alerta, no sabia por donde buscar, por detras de el aun se escuchaba a Port gritar a Paaul. Entonces lo vio mas adelante; habia llegado al muro del patio y estaba tratando de trepar. Lothar corrio hacia el: - Alto!- Grito. Posteriormente se le unieron Tyrok y Port aunque algo rezagados. El hombre trepo hasta lo alto del muro , cuando llegaron los demas a los pies de este.
Paaul los observo desde arriba, nervioso como estaba tuvo un ligero traspies y a punto estuvo de caer, pero pudo agarrarse con sus manos quedando con sus cuatro extremidades apoyadas sobre el muro.
- Yo solo hice lo que me dijeron- Dijo desde arriba-Me pagaron, pero Yo no he matado a nadie!Yo No he matado a nadie NO.
- Nadie ha dicho que hayas matado a nadie!- DIjo Lothar- Baja y hablaremos, solo queremos preguntarte, sabemos que no eres el culpable.- Lothar intento convencerlo.
- Sabemos que eres un buen hombre, honesto y fiel- Dijo Port- Si saltas ese muro te buscaran y te encontraran Paaul, y luego sera peor. - Lothar afirmo , Port estaba siendo de buena ayuda , pero el hombre no queria bajar, tenia mucho miedo.
- Esta bien... -Dijo Tyrok- Si no quiere bajar que se quede ahi. Quedate ahi...Paaul. Ahi puedes respondernos a las preguntas verdad?- Paaul no respondio- Quien te pago?
- Los tres Cardenales 1,2 y 3- Dijo el hombre, que parecia tener cierta deficiencia, aunque tan leve que era muy dificil detectarla-SI, Me pagaron los 3.
-Tienen a un Mayordomo deficiente?- Pregunto intrigado Tyrok por lo bajo a Port.
- Si,pero no es deficiente... es una enfermedad mental muy leve, sabe perfectamente lo que hace y no le impide en nada hacer su trabajo, es mas bien todo lo contrario... su enfermedad mental le ayuda a concentrarse en cada tarea mejor que nadie... mas que deficiente, es todo lo contrario- Port se referia a que Paaul era superdotado, aunque aparentaba lo contrario, con su leve autismo.
- Cardenal Azul Terentor- Decia nerviosamente Paaul- amasa fortuna, roba a los pobres para ser mas rico. Cardenal Verde Frincesk quiere imponer un ejercito a la Iglesia. Cardenal Amarillo Celestin " el afortunado" tiene todo y no da nada...avaricioso!
- Ha perdido la cabeza- Insinuo Lothar.
-Cardenal ROjo Robin "el guapo" tiene tantas amantes que el mismo perdio la cuenta! Hipocritas!
- Eso no esta bien - La voz de Angost sono a la espalda de los demas. Acababa de llegar, al ser el ultimo en salir tras ellos- Paaul. No puedes llamar hipocritas a esos hombres, cuando tu has vendido, segun tus palabras, a tu Señor por dinero y ayudado a los otros 3 malvados. Es una contradiccion.
El hombre se quedo pensativo y sonrio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 9:34 am

Halaf

Halaf estaba esperando en una esquina algo mas relajado, cuando de repente, su mala sensacion se hizo realidad cuando aparecio la guardia. Halaf palidecio al ver a Daverloth y su oscuro amigo encabezando una comitiva con 4 soldados dirigiendose hacia su rincon.


OFF: Es por la mañana, entre el desayuno y la comida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 3:58 pm

Yo no hacía nada malo, y aquel parecía un oficial "honrado".
Me quedé en mi sitio mirándolos. Tranquilo. Con una sonrisa en la boca.
"Buen día" me dijo Daverloth
"Buen día" contesté. Se quedó mirándome de hito a hito. Empecé a ponerme un poco nervioso y cometí un error. Uno no da explicaciones sin que se las pidan "estoy esperando a uno amigo para..."
"No me interesan tus mentiras. Acompáñanos" me cortó contundente.
"¿Me detenéis?" contesté un poco pálido y sorprendido.
Davertloth ya se había girado, acostumbrado a dar una orden y no explicaciones. Pero me contestó con una sonrisa malévola en la cara.
"No vamos a prisión, "amigo". Vamos a casa del cardenal Rojo. Con tus amigos"

Sin decir ni una palabra más, acompañé al oficial y sus hombres.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 5:39 pm

Daverloth llego acompañado por su guardaespaldas y dos soldados. Los otros 2 quedaron en la calle. Ademas lo acompañaron 2 hombres de Port de la puerta y Halaf. Al rubio no le quedaba otra.
- Bien!- Se escucho la voz del Oficial, a la espalda de todos- Que nadie se mueva de donde esta... He dicho nadie caballero, deje la espada guardada- Tyrok solto su empuñadura , tan rapido como la habia cogido. Que alguien me diga que esta pasando aqui- Su voz sonaba alta y clara, autoritaria- Port no sabia que pasaba.- No hace falta que nadie me lo diga... puedo deducirlo. Bajen a ese hombre de alli.
Lothar Angost y Tyrok no sabian que hacer...huir? Habia demasiado gente , no solo los guardias, Daverloth podia poner a Port y sus hombres en un momento en su contra...ademas habia dicho el Cardenal que estaba empezando a ser muy famoso, por lo que podian reconocerlo, no como a ellos.
- A ver...que nadie intente una tonteria... nadie va a ser apresado, al menos de momento.- Daverloth hablaba como si todo lo que dijera fuera algo evidente, con un tono, ahora, casi cansino. Tyrok miro de reojo al hombre de negro que acompañana a Daverloth, lo tenia a excasos centimetros, pero no podia escudriñar sus rasgos de ninguna manera...parecia casi un hombre de ebano.
Aparecieron unos sirvientes con una escalera.
- Mire , Caballero- Dijo Daverloth- Le van a poner la escalera para que baje y me cuente lo que hace ahi arriba, cual gato huyendo de alimañas, de acuerdo?- El hombre asintio- Yo ya iba a bajar antes- Dijo el hombre.

Todo habia pasado a la calma. Paaul intentaba tranquilizarse, le habian dado una tila y lo habian cubierto con una manta. Le habia contado todo lo que habia dicho a los demas a Daverloth, que ahora estaba junto a Lothar, Angost, Tyrok y halaf.
- Ya se que no estais haciendo nada malo...salvo quedaros con algunas pistas de un caso que corresponde a la guardia...estoy seguro que ellos no lo habrian hecho mejor que ustedes, pero esto es cosa nuestra.
- Como sabes todo eso?
- Ibais dejando un reguero de pistas alla por donde habeis ido...nosotros solo ibamos detras preguntando lo que haciais en mmuchos de los sitios que habeis estado...no en todos, pero si en muchos.
- Y ahora que?
- Pues ahora procederemos a detener a los culpables. tenemos a un cardenal con cosas suyas en el lugar del crimen...pero claro...el no puede ser... ya que su historia concuerda, pero debe ser interrogado y definitivamente descartado.
- Su mujer se enterara de su infedelidad... tendra problemas.
- Eso no es mi problema...yo cumplo con mi trabajo.
- Mi Lord- Dijo uno de los guardias. - En la habittacion del MAyordomo hemos encontrado una bolsa de oro, la tunica del Cardenal que le falta la insignia, y una carta en la que dice que tiene que estar pendiente de su Señor, ya que el es un hombre que pasa a su lado gran parte del dia y comparte secretos con el, para informar de todo ello a un tal Freddy, para que el pueda informar a su Señor de ello.
- De acuerdo... preguntad a Paaul quien ese ese Freddy. Para mi no hay duda...ese hombre dice casi toda la verdad- Dijo refiriendose a Paaul- Le pagaron los 3 cardenales para quitarse de en medio al Padre Robin...en lo que miente es en el que el no fue el asesino.
- Como sabe que el es el asesino?- Pregunto Angost.
- A vos no le conozco...- DIjo Daverloth- Bonito traje...por cierto- Era identico al de Daverloth...diria que era un traje real y no una copia.- Esta bien... como os lo habeis ganado os lo demostrare...
Daverloth se acerco a Paaul.
- Dice que Freddy es un sirviente del Cardenal Frincesk.
- Esta bien- Respondio Daverloth- Ve para su casa con tu compañero y aseguralo. Si es asi, luego ve al cuartel y que envien una veintena de hombres para detener a los 4 cardenales.
Por donde iba? Ah si! Señor Port, en este lugar se castigan a los sirvientes?- Pregunto Daverloth. Port puso cara extraña y nego- Entonces este hombre tiene que tener signos de lucha bajo su ropa... desnudadlo- La orden fue rapida y precisa. Los 2 soldados que quedaban se lanzaron hacia Paaul que se resistio, pero no con poco esfuerzo consiguieron quitarle la ropa. Efectivamente su cuerpo estaba marcado, tenia signos de lucha y de arañazos.
- Por que no en la cara?
- Debio usar una especie de mascara- Respondio- Detened a ese hombre. Atadlo, puede ser peligroso, es un asesino.
Paaul protesto y se retorcio, pero finalmente nada pudo hacer.
- Decidme algo listillos?- Dijo Daverloth- Por que creeis que la chica se escondio en un burdel? quien le perseguia para ello?
- Alguien que no deberia ir nunca a un burdel. - Dijo Angost- Alguien del Clero.

-Exacto!- Respondio Daverloth. Luego se giro hacia Lothar- Por cierto... aun me debes dinero- Le dijo a Lothar- Se acaba el tiempo.


OFF: Podeis hacer aqui Flasback.
La mañana amanecio triste y gris. Los truenos amenazaban tormenta. El rumor se habia extendido como el agua se extendia por Tharbad estos dias. La Iglesia de los Iluminados de Iluvatar se tambaleaba. 3 de sus cardenales habian sido acusados de asesinato, Angost no testificaria, pero si lo haria la señora Yasmin, la dueña del Burdel el Tatuaje Rosa...mas le valia, si no queria sufrir una fuerte represalia de la guardia. Tenian al asesino, un hombre que habia traicionado al Cardenal Robin, para inculparlo y sacarlo de su ascension a Sumo Padre de su Iglesia. Y por ultimo el dicho Padre Robin, el cual habia sido infiel a su esposa... ese escandalo aun era mayor, incluso, que el del propio asesinato. Seria puesto en liberta, pero lo que habia salido a la luz posiblemente arruinaria su vida.
-Ese Hijo de puta se ha apuntado nuestro caso para tener ese gran reconocimiento que buscaba- Dijo Halaf refiriendose a daverloth- No lo ha conseguido con nosotros pero si a nuestra costa...
La puerta de la sastreria sono... Al abrir Angost se encontro con Valmor.
- Es cierto eso, Angost? - Dijo con mirada de alegria- Han encontrado a los asesinos de Alizya?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Oct 03, 2014 11:28 pm

Ya me podía imagira lo que iba a pasar. Y eso me enfadaba mucho. Lothar lo había notado, pero no me había dicho nada.
Sabía que Daverloth se iba a llevar todo el mérito. Intentaba pensar en positivo. No nos habían arrestado. Por supuesto se habían llevado los uniformes. Nos habían dejado la espada, pero la forma en la que Daverloth nos la había dado, me dieron ganas de extrangularle.
Tyrok se estaba quitando el uniforme para ponerse su ropa y miraba de reojo a la espada. Cuando iba a cogerla, ese oficial engreido le había dicho.
"No. Os las podeis quedar" con esa sonrisa irritante "Os lo habeis ganado. Por ahora"
En ese momento lo supe. Era la forma de decir, no os voy a dar nada, ni las gracias. El mérito será solo mío y me ganaré una fama gracias a vosotros. Os dejo la migajita de las espadas.
Cabrón.
Al menos podríamos cobrar del padre de Alizya y le daríamos en la cara, pues se había apresurado a recordarnos que si no pagabamos nos echaría. Si nos daba algo eran esas espadas, que seguro esperaba requisarnos en otro momento.
Pero para mí, aún quedaban cabos sueltos. ¿de dónde había salido el mithril?¿qué y de quién era la mariposa de Alizya? y lo más sorprendente ¿de verdad un noble sadomasoquista, que conocía a Alizya, que la había visitado y llevado en su carruaje, no tenía nada que ver en su muerte, cuando la habían torturado sádicamente antes de matarla?. No me cuadraba.
Ni si quiera depués de la última pregunta que me habían dejado hacer al cardenal.
"En caso que todos los cardenales fuesen eliminados. ¿Podría éso beneficiar de alguna manera a alguien?. Alguien dentro o fuera del clero"

Llegamos a la casa. Tenía ganas de estar con Clarisse en la cama. Cumplir la promesa que le hice. Lo cual pensaba hacerlo al día siguiente, sin más tardanza. Y después, practicar y practicar con Angost.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Dom Oct 05, 2014 7:53 am

Regresaban a casa con una sensación de victoria amarga. Nuevamente habían hecho el trabajo sucio, mientras otro recogía las mieles del triunfo. Otro merito invisible más, en una hoja de servicio inexistente. Atrás quedaba el barrio rico, para entrar en el barrio de los gremios. El distrito central de la ciudad estaba compuesto en su mayoría por comercios y casas aledañas a estos, generalmente ocupadas por los dueños de las tiendas. Como en el caso de Lothar y su sastrería.  Por lo general cada calle alojaba a los miembros que componían cada gremio. La calle de los panaderos, la calle de los curtidores. Aunque a veces ciertas calles acogían a tiendas o talleres complementarios, el orfebre cerca del herrero, o el tonelero al lado del cervecero. La banda pasaba ahora por la calle cuchillo. Era una de esas calles largas de Tharbad que acogían a multitud de talleres y tiendas. Era como una gran arteria con muchas ramificaciones en forma de callejones que formaban las casas apelotonadas por falta de espacio. Un laberinto de madera y piedra coronado por tejados de tejas. No tardaron mucho en percatarse de la columna de humo que se extendía más o menos a la mitad de la calle.
La tienda de Barkwell, Lothar no tardó en reconocerla. Barkwell era otro de los sastres de la ciudad. Un tipo con muy mala suerte. Se había arruinada unas cuantas veces, la primera al fletar una flotilla con destino al sur. Nada más salir al mar una tormenta mandó al fondo sus primeras expectativas. Cuando pudo recuperarse, su siguiente inversión fue asaltada por unos bandidos que se apropiaron su caravana comercial con ruta a Nueva Gondor. Con los años, Barckwel, fue perdiendo el ánimo y ganando una actitud agria y resentida. La Quema de su casa era la puntilla final. Lothar sin quererlo se comparó con él. Al menos conservaba la casa y la tienda. Pero no pudo sacar otra conclusión más que la vida era muy perra…
El incendio estaba eextinguido, no quedaba nada salvo los cimientos y algunos rescoldos. La casa de al lado compartía pared medianera y había resultada afectada por el incendio. Se había venido abajo la mitad de ella y la guardia trabajaba para retirar los escombros. Buscaban los cadáveres de Nonrel. Pero de momento solo apareció el cadáver calcinado de Barckwel entre los rescoldos.
Llegaron a casa. Y Lothar se sintió muy relajado cundo se sentó en el viejo sillón. Mantenía la casa en su poder. Al menos el destino no le había robado eso, de momento. Rosa pasó intentando ser invisible para el dueño de la casa. Se sentía una intrusa en lo que empezaba a ser la guarida nada discreta de la banda. Había que darle un lavado de cara a todo. Lothar empezó a elucubrar un plan para la estancada tienda. Y Rosa y Clarisse eran una parte muy importante de ese esbozo mental. Lothar abriría de nuevo la tienda, las damas tendrían que empezar a coser.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Oct 06, 2014 8:36 am

Habian pasado 2 dias, cuando llego Daverloth. Llamo a la puerta con 5 de sus hombres, traia la orden de desaucio en el caso de que no se cumpliera el pago de lo que se debia.
Lothar abrio la puerta.
- Donde esta el sobrino del Zurdo?- Pregunto Daverloth. Lothar recordo que la primera vez que habia abierto habia sido disfrazado.
- Es mi hermano. Algun problema?- Daverloth observo evidente parecido.
- De acuerdo. Vos mismo me valdra. Sabe que dia es hoy?
- Si... aqui tiene su dinero.
- Vaya... parece que la investigacion le vino bien eh? Fue el padre? Ve? todos salimos ganando, al final. Vos puede pagar sus deudas, haciendo un buen acto, mientras yo he conseguido popularidad y reconocimento. Mi ascenso a COmandante sera efectivo la semana que viene.
- Me alegro- Dijo Lothar muy serio- Asi nos dejara en paz de una vez. Ya ha visto que nuestras obras son dentro de la ley y ayudandola.
- Lo cierto es que me han sorprendido- Respondio Daverloth- Pero les falta experiencia en este tipo de asuntos. Por ejemplo sabe vos cuando una prueba es tan evidente, que es imposible que el supuesto culpable la haya dejado en el lugar?
- Como la insignia.
- Exacto.
- que quiere decir con eso?
- Quiere decir que el que la dejo, la cago... a no ser que el Que el que la dejo, supiese perfectamente que la guardia tambien lo sabe, por lo que no haria algo asi si no supiera que asi conseguiria el efecto deseado.
- No lo entiendo- Respondio Lothar.
- No importa.Por eso yo soy Comandante y vos un vividor. Cada uno deberia dedicarse a lo que sabe.

Era de noche ya. Lothar estaba mas tranquilo despues de haber pagado esa deuda, lo cierto es que todos estaban mas tranquilos despues de haber encontrado a los asesinos de Alizya, ahora pagarian por ello, aunque el unico que pagaria con su vida seria la mano ejecutora, Paaul, los demas pasarian mucho tiempo en el calabozo, por lo que no se habia cumplido la voluntad del padre de ALizya.
Todos estaba descansando tranquilos alrededor de la chimenea , contando anecdotas y demas, cuando la puerta volvio a sonar. Ultimamente la sastreria se habia convertido en un lugar de muchas e inesperadas visitas y a Lothar no le gustaba nada. Abrio el Tahur la puerta para encontrarse a una mujer, ataviada con ropa elegante pero oscura y encapuchada, para pasar, posiblemente, desapercibida.
- Buenas noches, disculpen si molesto.
- Que se le ofrece señora.
- Vera, mi nombre es Adarian Yessmond, y soy la mujer del cardenal Robin. Me gustaria contarle algo...


AHora eran uno mas a la luz de la lumbre y todos escuchaban la historia de Adarian, una mujer herida, una mujer engañada, por su marido. Podria haber ido a la guardia, pero no sabia si la creerian, ademas que para la guardia estaba el caso cerrado y Daverloth habia conseguido lo que buscaba, por lo que sospechaba que no abriria el caso. Adarian se quejaba que todos habian recibido su castigo, pero no su marido. Condenada, ahora a vivir con un hombre que habia engañado a su familia. Asi no podia vivir. Dijo que habia hablado con Port, su jefe de guardia, incluso habia podido visitar a Paaul, condenado a muerte y se lo habia confesado, habia hablado con todo el personal de su casa y por fin conocia la verdadera historia de aquel turbio asunto. Las 3 personas que habian sido condenados eran inocentes y el unico culpable de aquel asesinato habia sido su marido.
- Pero han dicho que las coartadas de los 3 cardenales, de aquella noche, han fallado, como es posible?Paaul dijo que los que lo habian comprado habian sido los otros 3...
- Yo solo se que mi marido es el principal culpable.En cuanto a Paaul , me ha confesado que todo fue una estratatgema de Robin, que lo engaño para meter en su cuarto su habito, la bolsa con el dinero, aquella carta, todo...pero lo que no esperaban era que aquello saliera asi de mal. Paaul ha sido su chivo expiatorio.
- Cuente la historia parte por parte.
- Mi marido me estaba engañando con la chica, pero llego un momento que su relacion se puso mal y la chica amenazo con decirmelo todo, por lo que le pidio que si queria que mantuviera la boca cerrada debia pagarle una buena suma de dinero.
- COmo sabe todo eso?
- Paaul estaba siempre cerca de Robin, era su hombre de confianza, como ha demostrado y me lo ha contado todo, ademas lo he cotejado con Port e incluso los guardias que estuvieron aquel dia con ustedes en casa, pero no con su jefe, el cual no ha querido recibirme. El caso es que mi marido entro en colera y decidio que en lugar de pagarle la iba a matar, seguramente la chica estaba en otra de nuestras casas , por lo que la chica, seguramente escucho algo extraño y se entero, cogio unas monedas de la coleccion de mi marido y salio huyendo, desconocedora que esas monedas carecen de valor en el mercado normal, si para los coleccionistas.
La amenaza de Robin fue bien seria, pues puso a algunos de sus acolitos mas cercanos para buscarla, tras aquello. La chica no fue consciente de lo del dinero al principio, seguramente, al ser joven, luego si que se dio cuenta al intentar salir de Tharbad con el, y que nadie se lo cogeria...o eso deduzco yo , seguramente fue rapidamente a cambiarlo, pero descubriria a alguien siguiendola y se refugio en un lugar donde no entraria nunca aquella persona que creia que la seguia, algun hombre de la Iglesia, o incluso alguno de nuestros sirvientes, que lo tienen totalmente prohibido, bajo penas importantes, ella lo sabria,y por eso se refugio en aquel espantoso lugar, ese burdel...esperando a que pasara el temporal, pero mi marido no se iba a rendir facilmente. Cubrio los lugares que mas frecuentaba, incluso su casa y las de sus amigos. No se como se le ocurrio empezar a buscarla por los burdeles, tal vez la conocia muy bien y como pensaba , eso se le da bien a Robin y la encontro. Aprovechando aquela situacion preparo el plan perfecto para quitarse a sus 3 rivales de encima, penso que dejando una prueba tan evidente en el lugar, a el no lo culparian...
"Quiere decir que el que la dejo, la cago... a no ser que el Que el que la dejo, supiese perfectamente que la guardia tambien lo sabe, por lo que no haria algo asi si no supiera que asi conseguiria el efecto deseado." - Ese cabron de Daverloth lo sabia... Por eso no quiere reciibirla... seguramente se dio cuenta tarde del error y estropearia su ascenso...
- Entonces que es lo que quiere?- Pregunto Angost.
- Algo que la guardia no haria... que lo mateis... yo os dare todas las facilidades del mundo...os dejare las puertas abiertas, ademas creo que esta esperando su muerte, esta destrozado, no esperaba que la cosa saliese asi, que su parte de infidelidad no saliese a la luz y estropease su vida.Yo no puedo vivir mas con ese hombre y la Ley me obliga. Matadlo por mi! - La mujer comenzo a llorar.
- La noche aquella nos dijo que estaba con vos en la cama.
- Y fue asi. El no estuvo presente. Se quedo conmigo para tener la coartada. El mismo forzo el armario de la ropa y lo planeo. Las otras 3 personas serian algunos de nuestros sirvientes o de sus acolitos que puso alli, con la esperanza que los vieran.
- Pero por que desplazarain el cadaver de la chica?- Pregunto Angost.
- Para crear confusion, para que pensaran que querian evitar que aquello se descubriera, pero en realidad estaban esperando en la puerta a que alguien los viera, asi me lo conto Paaul.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Oct 06, 2014 9:11 am

- Lo que pide no es precisamente barato, señora.
Lothar calibraba el asunto. Asesinar a un cardenal era un ejercicio peligroso que se castigaba con la soga. Ellos eran ladrones no asesinos. De pronto esa afirmación le dio una idea.
-Su casa sufrirá un robo, desafortunadamente su marido descubrirá a los ladrones con un fatídico desenlace. Pero claro está los ladrones tendrán que llevarse algo de valor. para que las autoridades descarten el asesinato como el objetivo principal.
- ¿Cómo? Yo quiero que le maten por la vida que me está haciendo pasar...
- Si eso es justo lo que haremos, pero usted no quiere compartir el desenlace de su marido, ¿no?
La mujer asintió muda.
- Bien entonces hemos de preparar un robo un botín y por desgracia un asesinato.
De esta manera ganamos todos y con suerte conseguiremos despistar a ese malnacido de Daverloth.

¿ Que le parece señora hay trato?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Oct 06, 2014 9:39 am

- Un momento - siseó La Serpiente - La historia me parece magnifica, pero... ¿quien nos dice que no se trata simplemente de una mujer despechada con sed de venganza por la vergüenza y la perdida de honra. Ven un momento que hable contigo Tahur. - yrok siempre llamaba a sus compañeros por sus apodos, prefería mantener sus nombres siempre en el anonimato. Lothar se apartó hacia un rincón donde poder hablar sin ser escuchados.

- Compañero... todo esto me parece muy extraño, primero viene "tu amigo" el futuro comandante y luego viene esta simple mujer de un adinerado cardenal que más bien parece una cazarrecompensas por todo lo que sabe acerca de como investigar pidiéndonos que asesinemos a su marido. ¿No crees que puede tratarse de un plan de Daverloth para cazarnos con las manos en la masa amigo? Desea como nadie vernos colgando de una soga...  
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Oct 06, 2014 5:11 pm

La furia se apodero de Angost King y tuvo que salir del salon para que nadie lo viera asi. Que ciegos habian estado. TOdo parecia encajar...o no? Si...la historia de esa mujer parecia que era cierta... pero que estupido el Cardenal Robin...suponia que con Daverloth sus escarceos amorosos no verian la luz...si hubiese sabido que la ambicion de Daverloth era la que era. Para el Oficial Mayor, ahora Comandante, le lucia mas una Iglesia de Iluvatar que se derrumbaba, que una Iglesia que se tambaleaba, para su reconocimiento. Pobre idiota, Robin creia haber ideado un plan maestro, seria el salvador de la Iglesia, no tendria mas rival que el mismo. SUs ideales se expanderian por toda la Iglesia, sin ninguna oposicion, al menos durante algun tiempo, sin embargo no contaba con la ambicion del COmandante. En el fondo eran iguales... pero esta vez el mas listo fue Daverloth. Ambos creian tener su ascenso en su mano con un plan maestro, pero solo el de uno salio bien.
Angost se dio cuenta que no estaba enfadado por eso. No estaba enfadado porque aun el asesino de su amiga estaba aun suelto, aunque caido en una profunda depresion...tal vez merecia vivir asi, hasta su muerte natural, puede que su asesinato fuera un escape a toda esa pesadilla, pero para Angost no era ese el problema. Su odio iba encaminado hacia Alizya, gracias a este caso habia descubierto en que clase de persona se habia convertido; talvez la culpa fuera de su padre, talvez sola suya;talvez Valmor no merecia que vengaran la muerte de su hija, ni mucho menos la misma Alizya merecia ser vengada, talvez nadie merecia algo bueno en esta historia, ni siquiera ellos.

- Pero quien matara a un hombre a sangre fria?- Pregunto Lothar.
Angost se anticipo a Tyrok, al salir de nuevo al salon.
- Yo lo hare.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Oct 06, 2014 9:11 pm

Repantigado en su sofá escuchaba a Lady. Marido muerto, asesinato…
No, no podía ser un simple asesinato. No Aquello era un asunto sucio. Si mataban al cardenal así porque sí, terminarían pillándolos. Ese zorro de Daverloth los pillaría.
De pronto una luz se encendió en su cabeza. La cara de ese zorro sonriendo mientras estampaba su firma en el documento de pago
“ Yo, Ser Daverloth, Oficial Mayor del Estado de Tharbad doy fe…. “
El tahúr recordó que dio una estocada final con la pluma al rubricar su nombre. Su sonrisa al birlarle ochenta monedas de oro y restregarle por la cara quien se había salido con la suya.
Lothar sonrió para sí.
- Señora, nosotros mataremos al hipócrita de su marido. Pero usted tendrá que incriminar a quien tendría que haber castigado a vuestro marido.

- ¿Cómo, no os comprendo?

- Es muy sencillo. En todo crimen hay un móvil. Y el móvil siempre señala a quien sale beneficiado. En esta historia quien sale más beneficiado.

- El cardenal. – Se apresuró a decir Tyrok.

- No.

- Daverloth. – Sentenció Angost.

- Exacto. Señora- refiriéndose a la siniestra dama- Usted tendrá que tener acceso a la caja fuerte de su marido. Allí dejaremos un regalo para la guardia. Ahora no le cobraremos. Dentro de un mes cuando usted sea dueña de las finanzas de su casa nos pasaremos a cobrar. Ahora si nos perdona necesitamos intimidad. Mañana, al medio dia mandad a un criado de confianza al Ancla Dorada. Que pregunte al camarero por el Tahúr.

A solas el tahúr se soltó. Angost estaba expectante, a ver que se lee había ocurrido al Tahúr.
- Os contaré un cuento. Erase que se era un oficial con grandes aspiraciones, erase que se era un cardenal con pretensiones de sumo pontífice. Ambos urden un plan maestro para elevarse sobre sus posiciones, su ambición les une en un carro de fuego, salvo que tienen un leve tropiezo. Y en un descuido la vida privada del cardenal así como su juicio se caen del carro.
- ¿A donde quieres ir a parar? Halaf no estaba para cuentos.
- A que vamos a incriminar a Daverloth como principal sospechoso del asesinato del cardenal.
- ¿Cómo vamos a hacer eso?
- Quien son los beneficiados? Daverloth y Robin. ambos trazaron el plan y nosotros nos tropezamos y las miserias del cardenal salieron a la luz. Ahora el cardenal amenaza a Daverloth con destapar toda la verdad y por eso Daverloth lo mata. El cardenal tendrá en su poder las cartas que el mismo Daverloth verdadero artífice del plan le envió. El cardenal tendrá una en su poder escrita por el mismo en la que amenaza a Daverloth con confesar la verdad y poder expiar sus pecados, Daverloth viéndose amenazado decide asesinar al cardenal, pero en el último momento sorprendido por la guardia el asesino enviado por Daverloth escapa sin poder acceder a la caja fuerte.

- ¿Y de donde vamos a sacar esas cartas?

- Medio huevo es un falsificador exquisito, con decirle lo que queremos que escriba y la letra a copiar ya tenemos documentos.

- ¿Y la letra de Daverloth?

Lothar sonrió, esa misma mañana el oficial mayor le había escrito casi dos líneas y estampado su firma en el documento de saldo de deuda. Conseguir una carta del cardenal, no será mucho problema.
< Un vividor, no oficial, no soy un vividor soy el Tahúr>

- Pero y si va Daverloth a investigar el crimen, ¿no destruiría las pruebas?
- Cuando alguien gana en una partida, otro irremisiblemente pierde. El Bardo sabrá quién es el oficial resentido por el ascenso de Daverloth. Una vez sepamos esto es aquí donde nuestra siniestra dama entra en escena. Ella le enviará un criado a ese otro oficial para que investigue el caso… La investigación con suerte dará con la soga al cuello de ese oficial.
- Pero eso es muy fuerte¿ no?
- Ese hijo de perra, sabe perfectamente quien es el asesino y no ha hecho nada, merece morir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 8:25 am

-No lo tengo claro, Lothar- Dijo Angost- Daverloth sabe mas de lo que dice...siempre es asi o al menos te lo hace creer.
No viste el traje que llevabamos los 2? era identico...somos los dos de la misma medida, practicamente...cuantos oficiales mayores habran asi ?
- Mediohuevo...
- Tuvo que ir a verlo tras nosotros, por eso consiguio el traje tan rapido y de manera tan precisa...le vino, que ni bordado, nunca mejor dicho.
Posiblemente sepa tanto como nosotros, o casi lo mismo, si ha hablado con ese mugriento personaje. Por que si no fue directamente a la casa del Cardenal Robin? No se como no nos lo preguntamos antes...
- Tienes razon... era un buen plan, pero...- Lothar se lamento.
- Ademas no ha indagado porque no ha querido, sobre sus 2 guardias desaparecidos, ni nos ha preguntado por ese jorobado, que no era otro que yo...diria que lo sabe todo, pero no ha encontrado pruebas evidentes o no ha querido buscarlas o lo que mas miedo me da... que en el fondo nos este agradecidos por hacerle este trabajito y nuestra recompensa sea dejarnos en paz. Eso descarta casi en su totalidad, una emboscada en casa del Cardenal, ya que si Daverloth quisiera podria pillarnos investigandonos un poco mas a fondo. Pero creo que esta demasiado ocupado, recibiendo su nueva posicion y felicitaciones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 3:32 pm

No le había sentado nada bien a Tyrok el hecho de que el príncipe se le hubiese adelantado de aquella manera, no porque le molestase el hecho de que fuese Angost quien asestase el golpe definitivo a aquel depravado, era justo, él conocía a la chica que había sido asesinada, y por lo tanto tal vez la venganza debía ser suya, lo que le molestaba es que La Serpiente no soñaba con ser un gran ladrón, sino que realmente soñaba con ser un gran asesino.
Su primer cadáver lo dejó cuando apenas era un niño que salía de la madriguera, y para él fue un dulce placer, sentir la sangre aun caliente de su padre brotar y empaparle la mano, sentir que había matado a aquel ser vil que había maltratado a su madre y hermano, su mente podía estar enferma por lo que había sufrido desde muy niño, pero Tyrok apenas si conocía el cariño y lo único que le había provocado satisfacción en esta vida, era cometer un asesinato, el de su padre. Desde entonces, él asociaba esto con el placer, de ahí que soñase con convertirse en un gran asesino.
Angost era su amigo, un tipo amable como pocos que Tyrok hubiese conocido y jamás podría privarlo del dulce placer de la venganza.


Era todo muy extraño, igual que nosotros llegamos a resolver aquel crimen, Daverloth podría haber llegado. Sin lugar a dudas éramos útiles para él por algún extraño motivo... pero ese motivo no debía ser tan extraño. Tenía unos investigadores privados por los cuales no tenía que pagar ni una pieza de bronce, eficientes y que hacían el trabajo sucio que la guardia no “podía” hacer. En parte nos debía su ascenso a comandante de la guardia de Tharbad, habíamos sido sus marionetas y a buen seguro ya estaría enterado de que la mujer del cardenal Robin nos había visitado... y el fin de dicha visita...
Estaba claro que si nos dejaba actuar al margen de la ley era porque algún beneficio obtenía de nosotros. Y más aún a buen seguro sabía que nosotros éramos quienes habíamos liado la que liamos en el cuartel para aquel desastroso rescate... si nuestros cuerpos no estaban colgando de una soga después del reguero de cadáveres y tullidos que íbamos dejando a nuestro paso era por algo. El Mal se alimenta del Bien y el Orden no puede existir sin el Caos, el equilibrio es necesario y por ello en ocasiones es necesario que agentes de uno se infiltren en el otro para que ese equilibrio no deje de existir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 4:21 pm

Llego la noche del dia siguiente. Era de madrugada y el cielo estaba cubierto. Unas gotas de lluvia acompaño al grupo mientras se dirigia furtivamente a la casa del Cardenal Robin. La futura viuda les dijo que pasaba casi todas las noches en vela en su oficina, por lo que no seria ningun problema pillarlo alli. Saltaron la pared del patio sin mucha dificultad, ayudandose los unos a los otros y se dirigieron a la puerta del patio que daba a las cocinas, por donde salieron el dia que paaul intento huir. No vieron ningun guardia, ni siquiera en lo alto del muro. Todo parecia muy extraño.
A pesar de ser tan tarde, en un caseron con tanta gente viviendo en ella, esperaban al menos algo de movimiento, pero no encontraron ninguno.
Observaron que la puerta de la cocina habia sido forzada y rota, asi no tendrian que hacerlo ellos.
Comenzaron a tomar posiciones segun habia dicho Lothar.
Fue el mismo Tahur el que se quedo en el patio, a cubierto de un arbol , de la lluvia, mientras los demas desaparecian en el interior de la casa. A Lothar algo le dio muy mala espina... como si fuera la ultima vez que veria a sus amigos, mientras se hundian en la oscuridad de la casa.
Halaf encendio una antorcha y a su vez encendio un candil, que habia colocado en una mesita en uno de los pasillos. Ahi fue donde se quedo el rubio, mientras Angost y Tyrok buscaban la odicina del cardenal. Subieron las escaleras, que unos dias antes habian bajado a toda prisa siguiendo a Paaul. Tomaron una puerta situada en el centro de la balconada de la escalera que daba a un imponente salon y vieron el largo pasillo que llegaba hasta la oficina, donde una tenue luz salia bajo la puerta.
Avanzaron lentamente hasta ella, cuando de pronto la puerta se abrio. Ambos quedaron petrificados, intentando no ser vistos, en mitad del pasillo, aunque seria imposible que no los vieran. La doncella, que salia de la oficina, con la bandeja los vio claramente, pero como si fueran translucidos, la doncella agacho la cabeza y tomo la primera puerta a su izquierda y abandono el pasillo, no sin antes cerrar la habitacion de la oficina.
Angost estiro la mano y giro el picaporte de la puerta, para abrir de golpe. El cardenal sobresaltado se levanto de su silla de un salto:
- Que es esto?!- Quienes son ustedes? que quieren?... Ahh! son los que se hiecieron pasar por guardias...- El carrdenal palidecio.
- Silencio!- DIjo Angost- Callate o te ensarto ya mismo!- ANgost se fijo que estaba observando un libro en su mesa, era un libro de coleccionista de monedas, con muchas de ellas pegadas en el.
- Que quieren?
- Hemos venido a matarle- Tyrok fue sincero.
- Dios mio! por que?! Yo no he hecho nada!
- Vos mato a Alizya!-LE acuso Angost.
- Yo...yo...yo... ya vieron que los asesinos estan en prision! yo no ma...mmate a nadie. La cosa quedo clara.
Angost comenzo a contar la historia que le habia contado su mujer.
- Si es cierto- Dijo el Cardenal- ese era el plan... pero no pude llevarlo a cabo! se me adelantaron! yo no mate a Alizya!
- No mientas mas!- Digo Tyrok.
Al hombre le cambio la cara, de repente se puso a llorar , pero no como un niño. Se quedo serio y sus labios se sellaron. Una lagrima broto, tras otra, pero no hizo ningun gesto diferente.
- Teneis razon- DIjo Sollozando- fui yo. Yo la mate, no directamente, pero si di la orden. Ese fue mi plan. Adelante. Acabad con mi iniferno- Angost desenvaino. El cardenal se acerco con los brazos en cruz.
- Adelante hazlo...
- No.- Dijo Angost. Tyrok puso cara extrañada. - No asi.
- Serpiente, dale tu espada.
Tyrok dudo unos segundos.
- No voy a matar a un hombre a sangre fria. Cogela y defiendete!
- No ...no ... soy un hombre de armas.
- He dicho que la cojas!- Tyrok se la tendio.
EL cardenal la agarro.
- Lucha por tu vida.
- No lo merezco- DIjo el Cardenal.
- Lo se, pero no voy a quedarme con mi conciencia tranquila si lo hago a sangre fria.- El cardenal miro la espada con rabia e hizo amago de soltarla. Tyrok le nego con la cabeza.
- Si la sueltas vas a tener una muerte lenta y dolorosa.
El cardenal cogio la espada con fuerza y se lanzo como un loco poseso a por Angost. El Principe lo esquivo facilmente. El Cardenal se volvio a lanzar con fuerza renovada, Angost volvio a esquivar y dio un profundo corte en el brazo izquierdo de Robin.
EL Cardenal volvio a cargar, pero esta vez no tuvo tiempo de ello. Angost se adelanto e hizo otro profundo corte, esta vez en el muslo, cerca de la rodilla derecha y un segundo corte en la misma rodilla derecha. EL Cardenal quedo de rodillas.
-Acaba conmigo- Dijo Robin. Hubo un instante de duda en Angost. Robin intento un ataque desesperado, pero la espada se encontro con la espada de Angost, que detuvo el ataque y seguidamente dio un tajo a la mano del Cardenal amputandola. No le dio tiempo a sufrir mas. En el siguiente movimiento Angost hundio la espada en la garganta , de Robin, hasta la cruz del arma.
Sustituyeron la espada de su mano amputada por un cortaplumas que tenia en uno de sus cajones y comenzaron a preparar el escenario de un supuesto robo.
Se llevaron el lbro con las monedas y el anillo que habia pedido Lothar. Abrieron las 2 capas que llevaban y empezaron a llenarlas con objetos "brillantes"... candelabros, jarras,Marcos de cuadros... y demas objetos que podrian vender en el mercado negro y con las mismas salieron de alli.
Cuando salieron por la puerta del patio, la lluvia habia arreciado y una tormenta amenazaba en el horizonte.

OFF: A postear!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 5:14 pm

-¿Por qué has hecho eso Angost?- fijo Tyrok
-¿A que te refieres?
- Darle un arma para que se defendiera a ese cerdo. Sabías que no era un hombre de armas y no podría defenderse, además, no lo merece, mandó matar a la chica a sangre fría, ¿acaso crees que a ella le dieron un arma y oportunidad para defenderse? - Tyrok hizo una pausa pues no esperaba respuesta - Es más si hubiese sabido manejar las espada y te hubiese vencido, ¿que crees que habría hecho conmigo?¿Me habría dado la oportunidad de empuñar un arma para defenderme? Créeme que no. Mi muerte pesaría en tu conciencia o en lo que mierda quede después de la muerte. - sentenció La Serpiente
Angost permaneció callado unos instantes que parecían eternos mientras seguía recogiendo el botín. Tyrok parecía sorprendido por el silencio del príncipe y aún tenía la esperanza de obtener alguna respuesta.
- ¿No piensas responderme? Si te hubiese derrotado a ti yo no habría tenido opción contra él. -
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 5:50 pm

- Te respondere por partes.
A la primera afirmacion cualquier hombre puede y debe defenderse, por muy cerdo que sea , sigue teniendo su condicion de hombre y espero que llegado mi momento, me permitan hacerlo.
Segundo, por muy cruel que haya sido con Alizya, yo no soy como el.
Tercero.Sabia que iba a vencer? Esto te lo expondre en terminos de juego...si estuviera aqui Lothar lo comprenderia: Mi mano es de 4 Ases, se que voy a ganar, pero que cartas esconde mi enemigo? Por que no puede llevar una escalera del mismo color y vencerme?
Y ahora viene lo mas duro... que habria pasado si llevaba escalera del mismo color? lo que me lleva al quinto punto... solo esperaria que fueras mas rapido que el, para salir corriendo de aqui... aun asi, no creo que te hubiese atacado en caso de matarme a mi.
Y llegamos al sexto punto. Que habria sido de mi si hubiese perdido? pues me habria cagado en la puta madre que pario al Dios Azar y habria dejado este mundo muy cabreado... pero los malos jugadores somos asi.
Aceptame como soy, amigo mio; yo acepto como eres Maese Serpiente.Confia en mi , como yo siempre confio en ti. Angost palmeo su hombro amistosamente. Salgamos de aqui y olvidemos el tema.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 8:00 pm

Esa misma noche en el puerto, la flota de Valthor arribaba. Las aguas tranquilas del Aguas Grises permitían su navegación hasta de noche. No eran barcos de guerra, eran barcos mercantes cargados de todo el material de guerra. Los cruzados marchaban al margen del rio., libres del peso, recorrían una considerable distancia a pie. Ahora, Bringwor embarcaría a los cruzados y marcharían rumbo al sur. Su objetivo reunirse con la guardia carmesí, los cinco mil jinetes de Dimmu, el favorito de Eru. Según se decía, podían competir con la legendaria caballería de la guardia negra de la Torre Tenebrosa.
En todo el norte se respiraba una fragancia de calma por la victoria. La moral iba reñida con la alegría. Habían enviado tras el último concilio de los pueblos libres a sus mejores generales. Hombres capaces. Sus hojas de servicio eran aplastantes.
Pero el hecho era que Dimmu, el favorito de Eru y nueve veces campeón del Tornero de Minas Tirih abanderara la cruzada. El héroe del norte viajaba al sur, a combatir al feroz enemigo al frente del mejor ejército que dispone el mundo. La voz se había corrido como brea ardiendo. Era una buena nueva que animaba los negocios, las barrigas y las jarras.

Pero lejos de toda esa euforia que corría por la ciudad y luego a luego el mundo. Había una sombra debajo de un árbol.
La espera era lo peor. Allí, de noche a la sobra de un cerezo en flor. El tiempo pasaba despacio.
Nada, no se escuchaba nada, no había ni un movimiento. Estaba en medio de esa soledad. Tenía una mala sensación, aquello le daba mal fario. Nada era tan fácil. La Luna no parecía moverse, era una hoja curva resplandeciente en medio de un cielo salpicado de nubarrones negros. Tan negros como las sensaciones del Tahúr. Se quedó quieto agudizando los sentidos. Mira muy despacio hacia todas direcciones. Notaba unos ojos invisibles en la nuca. Como cuando te asalta el vértigo y sabes que alguien te observa.
El tiempo seguía pasando despacio, casi tanto como el caracol que trepaba árbol arriba.
< Con esa determinación seguro que hay algo bueno ahí arriba>

El caracol no le contestó, ni se digno a mirarlo, erre que erre para arriba, sin importar que se dejara un reguero de baba a su paso.
En el silencio Lothar se percató de una cosa, el silencio no existía. Siempre había algo sonando. Un grillo, el viento y si nadie se animaba aparecía ese rumor sordo muy al final…
Estaba desvariando. Tenía que concentrarse. Se llevó la mano a la daga, estaba allí. La espada la tenía en la diestra envuelta en la capa para que la hoja no emitiera ningún descello.
Esa bicho con casa a cuestas no había recorrido un palmo cuando sus camaradas salían. Sin palabras, un simple gesto y saltaron el muro. Angost se quitó la capa ensangrentada y la guardó en la mochila. Salieron del barrio rico deprisa. Luego siguieron un itinerario ya marcado. Ciertas callejuelas ideales para despistar a posibles perseguidores. Además de unos cuantos lugares idóneos para hacer una emboscada.
Iban por la mitad del recorrido. Todo demasiado fácil, nada es fácil… Aun tenía esa sensación en la nuca, dos ojos clados.
Pero daba igual que los siguiese alguien. Demasiada gente sabía ya donde vivían.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Oct 07, 2014 11:01 pm

Me quedé allí quieto escuchando. Al tener una antorcha poco me iba a esconder, así que empuñe mi daga por si acaso.
Agucé el oido y cuando Angost y Tyrok llegaron arriba me parecio oir una puerta que se abría. No escuché nada más, ni gritos ni alarma. Entonces otra puerta y después otra.
Llevaba allí poco tiempo, pero no me gustaba. Estaba nervioso y deseaba irme de allí cuanto antes. Entonces escuché algo raro. Instintivamente di un paso. Después otro. Puse mi pié sobre el primer escalón.
Clan, clan.
El sonido era tenue, venía y se iba. No era rítmico como en casa, pero estaba seguro que era el de dos aceros chocando. Era una lucha.
Pero ya no escuchaba. Los besos metálicos habían cesado y el baile parecía haber llegado a su fin. Subí el segundo escalón. Pero entonces otra puerta se abrió. Angost y Tyrok aparecieron en lo alto de las escaleras.
Bajé junto a ellos, en silencio. Llevaban un bueno bulto. Fuera nos esperaba Lothar acompañado por una amiga inesperada.....una lluvia incesante, lo que todo ladrón, o en este caso asesino, deseaba. Lluvía que te ocultaba a los ojos indiscretos. Un ruido de tormenta que amortiguaba cualquier error que pudieramos tener.

En casa. Tyrok le espetó un par de cosas a Angost. Parecía ser que el príncipe había dado un arma al cardenal y le había matado luchando. Era una idea que me parecío buena. Ojala algún día tuviera tanta confianza en mí como para poder hacer lo mismo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   

Volver arriba Ir abajo
 
Escalera de figuras. Capitulo II
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 4 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» El dia loco de Tahu, La pelicula(Capitulo 2)
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» [Capitulo 4]La isla de los Condenados
» Ilustraciones capitulo 17
» Capitulo 3: La isla tenebrosa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres :: AVENTURAS :: La Mano y la Sombra-
Cambiar a: