Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres

Partida de rol por posteo( sistema The riddle of steel (TROS))
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» TIRADAS DE JUAN(HALAF)
Ayer a las 10:18 pm por Ankalagorn

» La larga travesia. La Ira de los Dioses. Capitulo I
Dom Dic 10, 2017 11:41 am por Tyrok

» TIRADAS DE JULIO DIMMU
Jue Dic 07, 2017 7:29 pm por Ankalagorn

» ficha de Halaf
Lun Ene 23, 2017 5:22 pm por kang

» tiradas de Lothar
Miér Dic 14, 2016 8:01 pm por Ankalagorn

» ficha de Lothar
Lun Dic 12, 2016 6:23 pm por kang

» Ficha Tyrok
Jue Dic 01, 2016 9:56 pm por Tyrok

» Ficha Tyrok
Jue Dic 01, 2016 9:37 pm por Tyrok

» Corazon Oscuro (y 3). Capitulo XII
Lun Nov 28, 2016 9:39 pm por kang


Comparte | 
 

 Escalera de figuras. Capitulo II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 05, 2014 9:20 am

Sacaron a Yasuo sin problemas. No lo habian seguido y eso era una magnifica señal. El plan de Angost era llevarlo a la cripta del cementerio donde se reunian normalmente con los miembros de la mano y pedirles ayuda. Si no tenian ese poder sanador, al menos conocerian a alguien que lo tendria. Decidieron permanecer en la cripta hasta que apareciera alguien y asi ocurrio.
-Trabajar para nuestra organizacion es duro y requiere sacrificios, pero tambien se obtienen beneficios, dijo uno de los encapuchados, que habian aceptado ayudar a Yasuo.-Creo que ha llegado el momento que paseis vuestras manos con el anillo de La Orden, por el Fuego sagrado de Moloch. Si asi lo deseais, el DIos Demonio os dotara de una parte de su gracia.
A Angost no le gustaba nada aquel fuego, ni lo que obtenia con ello. Para el, cada paso que daba en aquel mundo, con aquel fuego presente, era un pasito mas hacia un mundo de tinieblas, y por que no decirlo, maldad, y eso no le gustaba.


OFF: como dije, la magia aplicada a Yasuo, le hara que se cure, como dije.
Todos podeis elegir entre 1 de los siguientes hechizos:


Disfraz I TN6  Caos3 Sangre1 Duracion: 15Min X 1SP DAÑOS: 4 FIsicos
El hechicero puede usar objetos y materiales comunes para que formen parte de su aspecto, quedando consolidados como parte de el, dando un aspecto mas realista de su disfraz. Por ejemplo: puede usar paja para usarla como peluca, barro para aumentarse la nariz... y al usar este hechizo, dichos materiales pasarian a simular las formas reales. La paja pareceria cabello real, el barro pareceria una nariz real del hechicero.

Acechador Negro: TN6 Caos 4 Sangre1
Duracion 1 acechamiento X SP(si una maniobra requiere varios acechamientos seguidos, se le mantiene el hechizo)
Daños: 3 Fisicos y 2 mentales
El hechicero baja su acecho a 1, sea cual sea la dificutad, haciendolo casi invisible para los sentidos.
Nota: acechar, significa acechar, lo que quiere decir que no puedes acercarte a un enemigo y ponerle la espada en el cuello a dificultad1. Aunque si podria sorprenderlo, pudiendo solo defenderse a la mitad de su CP.

Señor de los venenos I (Caos 2 Sangre1), II (Caos 4 Sangre 2) y III (Caos 6 Sangre 3)
Daño: I (2 fisicos, 1mental) .
Duracion:hasta que se use.
EL hechicero es capaz de envenenar sus hojas y filos, con el roce de sus dedos, pudiendo hacer que su hoja haga un daño extra de +1 por corrosion. El veneno permanecera activo, siempre que no se use la hoja y solo lo podra usar su creador. Para el, ese veneno es inmune. Este hechizo va mejorando segun va teniendo esferas para ser lanzado, pudiendo, incluso crear nuevas variaciones de venenos.


Última edición por Ankalagorn el Miér Oct 08, 2014 4:07 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 05, 2014 1:52 pm

La Serpiente, le gustaba ese nombre, esa forma en la sus compañeros empezaban a llamarle daba en cierto modo sentido a su vida.
Poco a poco iba cumpliendo su sueño, llegar a ser lo que un día quiso ser Kilinan, su hermano. Lo suyo con el arte de los venenos era pura devoción, cuando veía al maestro manejarlos, se emocionaba como el niño que ve a su padre orgulloso mientras caza. Pero ahora estaba yendo aun más lejos, a un mundo que para él era totalmente desconocido, el mundo de lo inmaterial, de aquello que sin ser tangible podía ser destructivo como la más fuerte de las espadas, la magia.
Tyrok no dejaba de observar cada segundo, cada palabra de aquel rito para algún día poder impregnar su arma con aquellos venenos, no sería necesario recolectarlos de las plantas o animales, ahora el mismo lograría producirlo igual que lo hace la serpiente, el era una serpiente, el era La Serpiente.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 05, 2014 6:01 pm

Unos días antes.
Relámpago había venido a mi cuarto. No sé si eran celos o casualidad, pero normalmente Clarisse y Relámpago no coincidían en la misma estancia. El halcón iba y venía a sus anchas.
Comencé a acariciarlo, le di un poco de comer. Ella comió, aunque sería por afecto, se notaba que podía valerse por sí misma y no necesitaba de mis cuidados. Yo tampoco la retenía, podía ir y venir. Si se quedaba conmigo sería por su voluntad, y así se lo dije.
"Sabes que te aprecio. Y sabes que eres libre. Puedes irte y no volver" Me miraba de un modo extraño "Aunque yo preferíría que sí volvieras. Que te quedaras. Eres importante para mí".
Dió un salto con un aleteo y se posó de nuevo en la ventana. Lanzó uno de sus gritos. "Ojala te entendiera. Ojala fueras la única". Entonces lanzó otro grito y salió volando. Aunque yo sabía que volvería.

Al poco volvieron con Yauso. Me alegré muchísimo de su regreso. Estaba fatal.
"Lo llevaremos a la cripta. La Mano tiene que curarlo. Nos lo debe" dijo Angost.
Él estaba convencido que ocurriría así, yo no lo tenía tan claro.
Clarisse me miró preocupada. Fue hasta nuestra habitación. Seguro que quería hablar, aunque yo preferiría que le apeteciese otra cosa.
"No me has dicho nada"
"Sobre qué" contesté.
"Ya lo sabes. Lo que ha insinuado Lothar. Sé que no te ha pasado innadvertido. ¿y bien?"
"Y bien ¿qué?" me estaba divirtiendo
"Eres exasperante" dijo con un soplido a punto de marcharse enfurecida
La cogí y no la dejé marchar
"Para haber sido lo que has sido tienes un vocabulario muy rico" dije sonriendo.
"Vale. Quieres hablar. Que te follaste a Lothar. Que has sido...." no pude acabar la frase.
"Puta" terminó ella.
"Puta" continue yo "Si. Me da igual. Me dio igual en cuanto te ví. Que te puedes haber follado a todos mis amigos. Pues no sé. Puede que no de saltos de alegría, pero tampoco me enfurece. ¿sabes por qué?"
Ella negó con la cabeza
"Porque después de haberlos probados a todos y conmigo, me elegiste a mí. Algo tendré que te gusta más que los cientos o miles de hombres con los que has estado. No serán tan buenos cuando me prefieres. Eres condenadamente bella, y hace que todos los hombres te deseen. Y ha hecho que los que han podido pagarte, hayan yacido contigo. Pero lo que me importa de verdad, es que eres mía. De ahora en adelante solo mía. Porque no me importa tu pasado. Pero si me entero que yaces con otro te mataré a tí y al otro"
Yo la amenazaba con el dedo, ella terminó besándome la boca.
"Entonces ¿por qué no hablas de mi pasado, por qué te cuesta tanto pronunciar la palabra...."
"Puta" me adelanté yo "Porque creía que ésos recuerdos te hacian daño a tí. Yo no te dañaré de forma consciente nunca" Me miró de esa forma que hacía que tuviera una erección.
"Lothar cree que lo vas a matar" dijo mientras me besaba.
"Bueno. Pues que lo siga creyendo un poco más. Será su precio adicional por lo que hizo" después de haber puesto en riesgo mi vida, y la de mis compañeros me apetecía aún más aquello.
Me aparté bruscamente y le pregunté "¿Lothar es mejor que yo?"
Ella me sonrio, me besó y dijo "Ni por asomo". Y nos fundimos en una noche de amor.

Por fin llevamos a Yauso a la cripta. Increible. Iba a ser curado. Empecé a alegrarme de estar en un sitio así. Nos mandaban a sitios peligrosos, pero también cuidaban de nosotros.
Ahora la recompensa. Magia. No es que no me gustara la magia. No me gustaba ése tipo de mágia, pero era lo que había.
Dudaba entre elegir un hechizo para acechar, u otro que crease venenos. Siempre podría mejorar mi forma de acechar, pero nunca podría crear venenos.
Aún así, tras ése instante de duda lo tuve claro. Yo quería ser el mejor de los ladrones, no de los asesinos. Acechador Negro. Sonaba bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 05, 2014 7:23 pm

Estaban solos en la cripta la penumbra lo inundaba todo. Las retorcidas estatuas mortuorias proyectaban sombras tenebrosas en las paredes que titilaban a la luz de la luna creciente. Como si quisieran escapar se estiraban para retroceder atrapadas por las figuras de las que surgían.
De pronto, como salidos de la nada aparecieron los misteriosos encapuchados. Mas de uno se sobresaltó pero nadie dijo nada.

El discurso de quien oficiaba la ceremonia sonaba grave y profundo tras la oscura faz que había bajo la capucha. Lothar sintió como la piel se le ponía de gallina. Esa voz era fuerte y poderosa, cagada de un poder sobrenatural y perturbador.

Era el momento de recompensar a los secuaces de la Mano, o eso parecía. Lothar tenía la sensación de que con cada [i]regalo[/i de la Mano los atenazaban un poco más arrastrándolos a las tinieblas con una cadena sutil a la par de poderosa.

No quería pero su mano fue adentrándose en el fuego, primero rojo, luego azul, para pasar a un verde malévolo hasta alcanzar de nuevo un rojo oscuro e intenso. El dolor no se hizo esperar, recorrió los dedos, luego la mano, el brazo hasta alcanzar su propia alma.
Quiso gritar, llorar, suplicar para que el dolor se alejara pero se perdió en un océano de tiempo. Le pareció ver una figura que serpenteaba a su alrededor. Era fuego enroscándose a su cuerpo para devorarlo en una llamarada desoladora.
Abrió los ojos su mano estaba en el fuego, pero ya no sentía nada. Sus camaradas estaban igual que ellos. Solo Tyrok tenía una sonrisa en los labios…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Dom Sep 07, 2014 12:49 pm

Había esperado mucho, muchísimo para aquello. Era mi primera misión y estaba muy nerviosa.
Todo había salido bien, pero me había dado cuenta de lo que los imprevistos pueden hacer y cómo lo importante es mantener la mente fría y no perder los nervios.
Admiraba un poco más a aquellos hombres que eran capaces de no perder la calma y seguir adelante pasara lo que pasara. Cómo el dolor para ellos no era algo que temer.
El oriental había sufrido lo indecible por sus compañeros. Y el hombre al que amaba, había puesto en riesgo su vida, luchando con alguién muy superior a él, para intentar salvar a sus amigos. Por suerte solo tenía una quemadura en la cara. Le dejaría algún tipo de señal, eso seguro, pero no quería decirselo. Eso, ni que había sido una estupidez enfrentarse a alguien superior a él. Eso era parecido a un suicidio. Pero los hombres son muy susceptibles, y más con su hombría, valor o fuerza. Había que ser cauta y no hablar de más. El solo necesitaba que lo amase y nada más.
Me tocaba a mí. Todos habían metido su mano con el anillo en el fuego. El mismo anillo que en su día me dieran a mí.
El dolor era intenso. Pero las mujeres estabamos hechas para sufrir. No dolía tanto como cuando perdí la virtud. De hecho, desde ése día, cuando algo me causaba un poco de dolor físico, hasta me excitaba.
Ahora quedaba esperar al siguiente encargo. ¿Qué nos depararía?¿cuál serían las sorpresas? Daba igual, esta gente no perdía la calma así como así, por éso formaban parte de la Mano. En su día yo misma fuí una sorpresa, un inconveniente a sortear. Y ahora me encuentro atada a uno de ellos por los lazos más fuertes que pueda haber.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Dom Sep 07, 2014 4:20 pm

Los días habían pasado y yo mejoraba mucho. Estaba ansioso porque sanara del todo y mi cicatriz desapareciera del todo.
Angost cumplía su palabra y entrenabamos con las espadas de madera a diario.
"Sube la guardia" decía entre jadeos.
"Cubre tu flanco" Angost era una anguila, cuando iba a estocarle giraba, desaparecía y aparecía en mi flanco golpeandome. Cuando lo tajaba, se agachaba y al desaparecer de mi campo de visión, cambiaba de lugar y aparecía en mi espalda. Y así iba aprendiendo, aunque me desquiciaba lo rápido que era
"Esto es una finta", intentaba una estocada al vientre, y amagaba para tajarme el cuello.
"Sé lo que es una finta" dije enfadado
"Pues no lo parece" decía mientras su hoja de madera rozaba mi cuello.
"Manten la calma, no hay nada peor que dejarse llevar por los sentimientos" todo lo decía con ésa sonrisa en la cara.
Había elegido a un buen maestro. Yo tenía más fuerza, pero no valía para nada con la rapidez de Angost.
"Cuartel" dije tras media hora de combate seguido. Jadeaba "Enseguida retomamos" yo estaba muy cansado pero Angost no. Era debido a que yo gastaba mucha energia en intentar golpear, golpes que se perdían en el vacio y hacían que aún quemara más energia, mientras Angost, sus golpes eran precisos y con la fuerza e intención necesaria, ni más ni menos. Por éso él se cansaba menos.
Mientras descansaba miré a Clarisse, que no se perdía nada de mis lecciones. Hasta parecía alegrarse por ellas.
Tampoco me pasó desapercibido Yauso. Su cicatriz en el ojo, su mirada perdida. Hacía que me revolvieran las tripas. Esa cicatriz era la prueba de la fuerte amistad y unión entre Yauso y nosotros. Cada vez que veía su secuelas, me daban ganas de acabar con toda la guardía de Tharbad, y hacía crecer un sentimiento dentro de mí de enorme amistad y compromiso para con Yauso.
¿Habría aguantado yo tanto?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Dom Sep 07, 2014 4:56 pm

sentados a la mesa saboreaban la comida de Clarisse. pero la conversación giraba en torno a la venganza.

-Tenemos que vengar Yauso.

-Eso es una locura.

-pero mira como lo han dejado

-Ellos han hecho su trabajo

-Hijos de mala madre

-como regalo les hemos dejado unos cuantos cadáveres.

- poner a la guardia en guerra, si no lo está ya es una locura, no podemos vengarnos.

Lothar recordó las palabras de su tio. Un buen ladrón no se deja llevar por los sentimientos. Hace su trabajo limpiamente y punto.
Eso era fácil de decir, pero se resistía. A pesar de todo sabía que ellos como su tio tenían razón.

Terminaron la comida y la sangre bajó al estomago, mas de uno estaba abotargado.
Lothar preparó una infusión de te especiado.

Para calmar los ánimos, Lothar sacó su baraja y empezaron a echar unas manos...


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Dom Sep 07, 2014 9:16 pm

Bajó las escaleras, sorteó el peldaño desigual en el que cualquiera caería si no lo conociese, como le pasó a alguno de sus camaradas, recién instalados a pesar de habérselo advertido. Cerró la puerta y dejó la llave bajo la piedra hueca y suelta de la pared.

Sus pasos le llevaron a uno de los locales mas concurridos de la noche de Tharbad. Alojado en el barrio del puerto y custodiado por el gremio mercenario orco era un lugar donde seguro no encontraría a ningún guardia. Lothar nunca había tenido animadversión por nadie, pero tras el incidente con Yauso su percepción había cambiado. Pensó en ir al signo del orco, pero lo descartó, hoy quería jugar fuerte, necesitaba el dinero para algo que tenía en mente, y no iba a ser barato precisamente.

El ancla dorada sería un lugar mucho más idóneo. Pasó entre la atestada barra y se dirigió a las mesas del fondo. No tardó mucho en encontrar lo que buscaba, una mesa donde jugasen capitanes de barco. Era una subclase dentro de los marineros, mas fanfarrones y con más dinero.

- ¿Se puede?- La bolsa de dinero aterrizó delante del hueco vacío de la mesa.

- Suena bien esa bolsa.

- Si, suena muy bien, espero que como las vuestras.

- por eso no te preocupes...

Las manos se iban sucediendo, Lothar no quiso empezar a ganar pronto. Eso levantaría sospechas, incluso se dejó ganar alguna que otra mano sin importancia. Había que dejar correr el sedal antes de dar el fuerte tirón.

- Se rumorea que han cruzado el Anduin y derrotado al ejercito haradaico en la meseta. Duma está en peligro. - Gorik el capitán del norte soltó la notica por si alguno de sus compañeros sabía algo

- Eso es imposible. Los orcos no tienen flota para sortear el rio. - Blawe el capitán del cisne rojo no daba crédito.

- Si es cierto, los orcos han cruzado el anduin. y para tu sorpresa tienen una flota de guerra. El imperio haradaico ha sufrido un grave revés. Un nuevo caudillo orco,creo que le llaman mandíbulas de hierro, ha tomado el mando de las huestes las cosas se están poniendo feas para los haradrín.

- Nueva gondor tendría que apoyarlos. Es mas todo el norte tendría que lanzar una cruzada contra esa plaga.

- De momento nos va muy bien, el comercio por el Aguas grises ha aumentado considerablemente. Yo no hago mas que cargar mercancías para el imperio.
Pero si caen, los siguientes seremos nosotros.

- Por mi que se desangren entre ellos, con suerte podremos recuperar minas tirih de una vez. - Hablaba el viejo orgullo de los hombres del norte que vieron perdida la joya de la corona a manos de los hombres del sur mil años atrás.

Las manos se sucedieron hasta alargar la noche. La bebida se sucedía como i no hubiese mañana, esos lobos de mar tenían por gaznate un pozo sin fondo.

Le tocaba dar al tahúr y ya estaba cansado de jugar con esos incautos era el momento de poner las cosas en su sitio.

Cada uno tenía las cartas en sus manos, por sus caras se veía que todos estaban mas que contentos con lo que les había caído en suerte, aunque tratasen de que no se les notara. Lothar subió la apuesta. No tardaron en resubirle hasta que saltó la liebre y uno lo puso todo en el centro de la mesa.

- Voy con todo, algo me dice que no puedo perder. -Blawee tenía cara de satisfacción.

- Lo veo, esta vez te has columpiado. Gorik sonrió dejando ver su dentadura podrida.

- Yo no voy, vais demasiado fuerte para mi. - El capitán del Embrujo se echó para atrás a pesar de haber dejado una buena cantidad en la mesa. El tahúr no dijo nada pero se quejó por dentro, lastima de haber dado con alguien cauto.

- Mira y llora Gorik, full de ases reyes.

- ¿Solo? estas cuatro jotas dicen que todo esto es para mi.
Gorik fue a recoger el montón central cuando se toparon con las cartas de Lothar.

- Lo siento amigo, pero esos cuatro pajes dejarán paso a estas cuatro damas.

- Maldito hijo...- el capitán de barco se contuvo en el ultimo momento. - No puede ser... - Quería decir que el tahúr había hecho trampas, algo le decía que le estaban timando, pero la verdad era que no había sido capaz de ver nada, rechinó los dintes

- Unas veces se gana y otras se pierde. Lo siento amigo. Un placer haber jugado con vosotros.

- No te puedes ir así.

- ¿Acaso tienen más dinero?

- Los capitanes se miraron para recaer de nuevo en le Tahúr.

- No.

- Pues ya está todo dicho, un placer.

Recogió el dinero y se fue por donde había venido sabiendo que las maldiciones de esos lobos marinos recaían sobre el como olas furiosas sobre los mascarones de proa de sus barcos en plena tormenta...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Sep 08, 2014 8:09 am

El dia desperto gris, nuevamente y unas pocas gotas de lluvia le dieron la bienvenida.
Angost miraba, melancolico a traves de la ventanita de la casa de Lothar, arropado con una manta.
-Angost...cierra esa ventana!- DIjo Tyrok, despertandolo de su ensoñamiento- Hace frio.
-Oh..si, Sir Tyrok... olvidaba que las serpientes necesitais el calor para vivir.- Tyrok entrecerro uno de sus ojos, aunque sabia que el Principe estaba bromeando.- Que te pasa?- Le pregunto, la serpiente.
- Me aburro... quiero salir de aqui. Los lugares cerrados no son para mi.
- Usa el hechizo de disfraz, ese y sal un rato.
- No escogi ese hechizo. Escogi el de los venenos...
Tyrok, miro sorprendido. - Vaya...eso si que no lo esperaba. A quien quieres matar tu?
- De momento a nadie- Respondio Angost con una sonrisa en la cara. De repente la puerta se abrio.
-Debe de ser Lothar- Dijo Angost. - Salio esta mañana temprano.
-Joder!- Se quejo Tyrok- VOsotros es que nunca dormis?
Lothar traia una sonrisa en su rostro y saludo animadamente a todos, pero fue buscando a Yasuo rapidamente:- Yasuo! mira! - Se acerco al oriental que permanecia acostado todo el dia, con la pierna en alto y sin apenas poder moverse. - Anoche jugue unas partidas y gane dinero! y se me ocurrio regalarte una cosa para levantarte el animo! espero que te gusten! -LLothar saco un paquete liado con tela de saco.-Mira, pruebatelo!- Dentro habian unas piezas dentales, de marfil, finamente labradas, ademas de una bola, perfectamente redona y del color del ojo de Yasuo. Estaba perfectamente pintado. Yasuo podria haberselo tomado a mal, pero sabia que las intenciones de Lothar eran buenas- Ahh- Dijo Yasuo, con voz entrecortada y debil- Pol eso estabas todo el dia de ayel milandome... pol un momento pense que te habias enamolado de mi...- Todos rieron al observar que , a pesar de todo, Yasuo aun conservaba algo del sentido del humor, del que nunca fue muy practicante. El Tahur le ayudo a colocarse toda la parafernalia: - QUe tal me queda?- Pregunto Yasuo. Lo cierto es que no era perfecto, pero al menos no tenia una aspecto tan lamentable como antes de ponerselo. Ahora faltaba saber si Yasuo haria uso o no de ese "disfraz".
TOC,TOC!
El sonido de la puerta interumpio la reunion.
-Quien llama? -Pregunto el Tahur.
-La guardia de Tharbad- Se escucho una voz grave aunque calmada al otro lado.
Tyrok hizo amago de salir por la ventana, Halaf busco a Clarisse y estudio una ruta de escape. -Tranquilos- Susurro Angost- Si viniesen a por nosotros, no habrian sido tan amables llamando a la puerta.
- QUe quieren?- Pregunto Lothar-
- Tenia entendido que esta casa estaba deshabitada, despues de la muerte de su propietario, en las mazmorras de La Torre. Puede abrir un momento?
A Lothar se le vino el mundo encima. Era cuestion de tiempo, que la guardia buscara a alguien que reconociera el cadaver del Zurdo, y el lugar donde habitaba. Ademas la guardia, podria reconocerlos. Habian sido presos y se habian escapado. SI entre esos guardias habia alguien que los hubiesen visto, el dia que atraparon al Zurdo, junto a ellos, podria reconocerlos.
Lothar miro a sus amigos. QUe hago?
-Abra de una vez, caballero
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Sep 08, 2014 4:09 pm

Lothar agarro lo que buenamente pudo: unos hilos para ponerse por la cabeza y la barbilla, paso un dedo por el sucio suelo y se pinto los dientes, para aparentar mellado, y sin dudarlo lanzo le hechizo:- Hastarôk-Delhëhm-Zûm-Yverëth¨-Grestserlesergk- Y funciono! Su cabello se volvio canoso y una barba picuda asomo de su barbilla, ademas en su boca parecian faltar algunas piezas dentales. El Tahur se acordo de Yasuo en ese momento.
-Que pasa ahi dentro?- Dijo una voz de otro guardia, distinto al que habia hablado.
-Ya voy- Respondio Lothar.
Abrio la puerta para encontrarse a un soldado ataviado con una elegante capa. Su rostro siniestro lo adornaba un fino y elegante bigote, que sin duda habia tratado con alguna afilada y fina cuchilla; su cabello castaño estaba igualmente bien tratado y muy bien peinado con la raya a su lado lado izquierdo de la cabeza.Era bajito y delgado, incluso mas que el propio Lothar. Y esos ojos- Penso Lothar- Pequeños y grises, escudriñadores, que parecian traspasarlo con la unica mirada que le echo de arriba a abajo.
El hombre iba acompañado o escoltado con 8 guardias. EL pequeño hombre miro a uno de los 8, que seguidamente miro a Lothar, fijamente. Este nego con la cabeza. EL caso es que a Lothar le sonaba el soldado que habia negado.
-A que se debe esta visita? -Pregunto Lothar.
- Permitame que me presente , caballero. Mi nombre es Daveloth, Oficial Mayor de la guardia de Tharbad- El hombre saludo cortesmente. - Un hombre identifico este edificio como propiedad de un prisionero, al que la gente llamaba el Zurdo.
- Es mi tio- Respondio Lothar.
- Aha... pues siento decirle que su tio fallecio en el derrumbamiento de la Torre, hace unas semanas. Hemos estado intentando encontrar a alguien que lo conociera, hasta que por fin lo hemos encontrado.
- Que me dice?!- Dijo sorprendido Lothar- Mi tio?! Muerto...Y PRESO?!
- Vaya...no tenia conocimiento? Pues asi es. Pertenecia a una banda de rufianes y estafadores. Tampoco tenia conocimiento de eso?
- Es la primera noticia que tengo de ello- Respondio Lothar.
- Me gustaria hacerle algunas preguntas. Podemos pasar?
- Prefiero que sea aqui fuera y rapidamente. Se me quemara la comida si no se dan prisa. Ademas esta todo bastante desordenado.
-Esta bien- Sonrio el pequeño hombre. una sonrisa que no le gusto nada a Lothar-
-Habiamos venido a expropiar la tienda y la casa de su tio, pero ya hemos visto que esta vos viviendo en ella.
-Exacto.
- Esta bien.
Podria vos decirme a que se dedica? De donde saca el dinero para vivir?
Esta tienda se mantiene abierta?
Si es asi, lleva mucho tiempo sin pagar en dinero al estado de Tharbad, que deberia pagarse de manera inmediata.
Sabe que deberia ponerse al dia en sus impuestos o tendremos que expropiar el negocio?

Las preguntas se sucedian una tras otra, pero algo decia a Lothar que este hombre no estaba aqui por eso. Ese hombre no era un cobrador de impuestos. Ese hombre era un indagador. Buscaba pistas. Algo que les dijese donde estaban los profugos de la Mazmorra La Torre. Incluso alguna pista que atasen ese caso con el del rescate de Arleg. Habria sido posible que hubieran dejado alguna pista que los involucrasen en los 2 casos?

Responda , porfavor... - Dexter- Respondio Lothar.
Señor Dexter- Repitio Daveloth, al tiempo que volvia a salirle esa sonrisa malefica.


OFF: puedes responder LAS PREGUNTAS via Post o por wasaap.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Sep 08, 2014 4:41 pm

ANGOST KING

-El escudo es pesado... para que sirve esto viejo? Si tengo que defenderme, mejor esquivo el ataque!
- SI optas por esquivar el ataque, llegara el dia que encuentres a alguien mas habil que tu y ya no esquives nunca mas.
- Y con el escudo no?
-No! CUando te acostumbres a su peso, descubriras que con un escudo puedes salvar la vida, contra oponentes mucho mas habiles. Incluso al dejarlo estatico, te protege toda esta zona. Y si adelantas esa pierna y te ladeas un poco, veras que practicamente te esta protegiendo todo el torso, sin ni siquiera moverte! Ademas no solo es para defenderte, tambien vale...para atacar! - El padre de Angost levanto el escudo con fuerza y golpeo el escudo de su hijo, el cual cayo hacia atras.
-Por que has hecho eso, viejo?! buaaah!! estoy harto de tus trampas!!
-Vamos...ponte de pie.
-Necesito un descanso.- Dijo desde el suelo.
- OHH! Angost...un viejo aguanta mas que tu?!
-Pues...parece que si.

-Adelanta esa pierna- Le dijo a Halaf- la del escudo!
-Esto es un escudo?- Pregunto Halaf levantando la tapa de un barril con un asa.
-Yo de pequeño habia veces que usaba un tronco. Mi viejo me llamaba Angost Escudo de roble... no se a que se referia la verdad.
- Sabes? Podrias abrir una escuela de esgrima y vivir de manera legal- DIjo Halaf.
- No... no soy lo bastante bueno. - Respondio El principe.
- Creo que cometes el error de compararte con tu padre. Si es asi, seguramente no seras lo bastante bueno, porque te compares con el mejor... pero a nivel normal, eres bueno y podrias dar clases. Lo estas haciendo con nosotros y bastante bien.
- Lo tendre en cuenta, Halaf... como plan B no esta mal.
Halaf sabia que un plan B para Angost era como la niebla. Algo que estaba ahi, pero que si podia, trataria de no meterse en medio de ella para esconderse. EN realidad para el Principe no habia mas que un plan A.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Sep 08, 2014 7:11 pm

Tyrok estaba nervioso y eso no era bueno, pues cuando una serpiente está nerviosa no se sabe cual puede ser su reacción ante el más mínimo movimiento. Se agazapó lo mejor que pudo en un rincón de la casa de su amigo Lothar esperando acontecimientos, pero antes de que todo empezase siseo unas palabras, sacó su daga y tras sisear entre sus dientes las palabras que acababa de aprender pudo ver como su saliva se tornaba verde por un momento, se convirtió en una especie de ungüento que viajó por el filo de su daga como si quisiera apoderarse de ella, no sabía si tendría que echar mano de su arma, pero ahora estaba preparado para lo peor, el colmillo de la Serpiente estaba listo para asestar una mordedura mortal a aquel que diese un paso en falso, si los guardias se propasaban, su sangre no sería la primera sangre de un guardia que probaría Colmillo, como Tyrok había bautizado a su daga.

- Compañero – susurró Tyrok a Lothar – Recuerda la palabra clave ante cualquier cosa que no te cuadre: Mochuelo!


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Lun Sep 08, 2014 11:19 pm

Tyrok observaba a sus compañeros mientras practicaban el combate con espadas de madera, al principio le parecía algo absurdo, los veía un pasito para adelante y un pasito para detrás (aquello le recordaba una antigua canción que su madre cantaba mientras cocinaba "un pasito palante Makya, un pasito patras). La Serpiente tenía muy clara cual era su preferencia, el asesinato furtivo, rápido y limpio, sin necesidad de un enfrentamiento directo, algunos pensaban que era algo cobarde, pero para Tyrok era todo un arte digno de estudio y tanto o más difícil que el combate.
La Serpiente, comenzó a darse cuenta de que el ver a sus compañeros entrenar no era una perdida de tiempo, era una forma de aprender los movimientos de combate de todo guerrero que se precie, así Tyrok podría aprender a anticiparse y defenderse de los posibles ataques de sus rivales en caso de fallo, poder usar su potencial de combate para esquivar y reservarse un mínimo para asestar un golpe letal y que su saliva venenosa hiciese el resto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Sep 09, 2014 8:55 am

-Aun no doy crédito a lo que me dice. Seguro que no se estan equivocando de persona?
Daveloth lo describio por encima y afirmo que estaban seguro de ello, por eso habían tardado tanto en llegar ahí;debido a la minuciosa investigación para tener todos los cabos atados.
-Lo siento pero me niego a creerlo... un viejecito enfermo de artritis. Tiene un brazo inútil por la artrosis. Es imposible que sea un delincuente. Me dijo que saldría de viaje a Nueva Gondor, a por telas...
- Comprendo su perplejidad ante el hecho- Dijo el hombrecillo- Pero no hay duda. SU tio mantenía una doble vida.
Podria vos decirme a que se dedica? De donde saca el dinero para vivir?
- Yo solo soy un sastre ayudante. El dinero entra del negocio. Está en horas bajas, pero da lo justo para vivir.
-Osea que Esta tienda se mantiene abierta?- Preguntó Daverloth.
-Obvio- Respondio el Tahur.
-Si es asi, lleva mucho tiempo sin pagar en dinero al estado de Tharbad, que deberia pagarse .
Sabe que deberia ponerse al dia en sus impuestos o tendremos que expropiar el negocio de su tio?
-Me pondre al día con los impuestos, Señor. Son malos tiempos, pues el verdadero sastre era mi tio y yo no poseo su talento... Y ahora me dice usted que está muerto- Lothar sollozó- Perdone pero creo que estoy empezando a sentirme muy mal. Si no desean otra cosa...
Lothar fue a cerrar la puerta, pero la mano del hombrecillo detuvo el recorrido de ésta. El rostro de Lothar fue de alarma. Trago saliva, a la vez que el hombre se le quedo mirando sin decir nada, con esa sonrisa malevola en su rostro.
-Tiene mucha prisa, caballero. Cualquiera diría que... -Levanto la voz, pero sin gritar-No estará escondiendo a alguien en su casa, caballero?-Volvio a bajar el tono- Algún amigo de su tio...tal vez? -Sonrisa malevola.
-Por supuesto que no... -Hubo un instante de silencio.
-De acuerdo... le creo. Tenemos lo que le debe al estado aquí, caballero.- DIjo Daverloth, el cual hizo un gesto con su cabeza. Uno de sus hombres se adelantó con un pergamino y se lo entregó a Lothar.
- Ah...si... Gracias, supongo- Dijo el Tahur. Éste desenrollo el pegamino, no quería darle el placer de ver su cara de susto a Daverloth, cuando viera "la cuenta", pero así sería mejor, por si tenía algo que reclamar en ese momento.
- 80 piezas de oro...
- Han sido unos cuantos años - Dijo el odioso hombrecillo, con una sonrisa , ahora, irónica.
- Tantos años... y por qué ahora vienen a por el dinero?
- Lógico, caballero. Ha sido al investigar la muerte de su tio, cuando han aparecido dichos informes de su tienda. Pero no se preocupe; tiene una semana para juntar el dinero; no se lo vamos a pedir ahora. En una semana, volveremos con la orden Real, para expropiar la propiedad- Ahora su sonrisa si que se volvio malvada de verdad.

Halaf
El Rubio se mantenía alerta. Las voces le llegaban confusas desde el piso de abajo. Una visión llego a su retina. Era Relampago. La puerta trasera! Le llegaron imagnes de la puerta trasera, la puerta de la casa de Lothar. Cerca de ella habían varios guardias, unos 10 que estaban en posición. No parecía que fuesen a entrar, se mantenían como ellos... alerta. Habría sido un error intentar escapar esa puerta. Ahora solo dependían de la habilidad de la palabra de Lothar. Esto también daba un hecho, que no era otro que la guardia había venido preparada para algo mas que unos simples "buenos dias". Puede que supieran que estaban alli? Y si era asi...por que no entraban a por ellos?
- No estara escondiendo a alguien en su casa, caballero? - La voz llego clara y alta a los oidos de Halaf y los demás. Tyrok agarro el pomo de la puerta trasera, dispuesto a salir por ella, pero Halaf rapidamente le hizo un gesto para que se detuviera, seguidamente movió su cabeza de manera negativa; Tyrok lo entendió , no sabía por qué , pero más valía hacerle caso, puede que hubiera tenido alguna visión de su pájaro desde fuera.
A Angost-King le costó entender la situación, pero al final dio con la tecla. Los guardias no tenían la seguridad de que estuviesen escondidos allí, el gato quería asustar a las ratas para que salieran de su escondite, por eso el guardia había levantado la voz, a propósito. Halaf seguramente habría visto una imagen de Relampago, de la puerta trasera y no seria muy halagüeña.
Pero... por que no entraban y los sacaban, asi sin mas? si habia algo que no caracterizaba a la guardia de Tharbad, era la sutileza, asi que una simple sospecha de que estuvieran alli, podria desencadenar un batalla campal, dentro de la casa, sin importarle las consecuencias. Tal vez seria porque no tenian la certeza de lo que habia dentro...tal vez hubiera alguna mujer y algun niño... los estafadores tambien tenían familia...o tal vez ya habían perdido algunos hombres, hacía unas noches, en el cuartel y habían recibido la reprimenda de los jefazos, y no podían permitirse perder mas hombres... o tal vez a ojos de una ciudad llena de ladrones,perder mas soldados, podría verse como un claro signo de debilidad.

Tal vez por eso esta vez habian llamado a un nuevo oficial, para que tomara los mandos en este asunto, de una manera mas sutil... y retorcida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Mar Sep 09, 2014 8:54 pm

<Daveloth, no olvidaré esa cara, ni ese nombre.>

La cara que apareció tras el pergamino era la de un hombre abatido. Al Tahúr no le hizo falta fingir, estaba realmente consternado. Sus ojos se volvieron vidriosos y de puro esfuerzo pudo retener las lagrimas que luchaban por escapar.

- Si no les importa me gustaría quedarme a solas con mi dolor. Han sido muy amables al comunicarme estas noticias. Ahora si no les importa…
Cerró la puerta de un portazo. No le importó lo que pensara esa rata de bigotes repeinados. El llanto brotó como una presa rota. Se apoyó contra la pared y se llevó las manos a la cara. No quería ver a nadie…
Tyrok escuchó el portazo. Luego los pasos aislados, casi tristes subir por la escalera.
No fue hasta que se relajó cuando sintió una comezón en el dedo. La comezón pasó a un dolor intenso para pasar a un martirio. Pensó que se le caería. Sufrió un Shock. Le pareció ver una negrura que se abalanzaba sobre él como una niebla oscura, quiso escapar. Que era aquello colmillo rasgó el aire furioso intentando abrirse paso… No supo cuanto tiempo se pasó perdido en esa niebla que amenazaba con conumirlo. Se metió por sus orificios nasales, por su boca hasta su alma…
Despertó y en lo que fue un instante insignificante para el fue una era del mundo entera.
Miró su dedo y en su anillo, antes liso, ahora apareció una runa. Cualquiera diría que tenía forma de serpiente.
Unos cuantos años atrás.
- Tío de verdad que vamos a coser, esto es muy aburrido. Por qué no echamos unas manos a las cartas. Coser es un ejercicio muy bueno para esos dedos que tienes. Además te relajarán, aprenderás a ser paciente.
- Pero esto es cosa de chicas.
- Déjate de bobadas, los mejores sastres son hombres, es una profesión muy digna.
- Pero si nosotros somos ladrones.
- De cara a la ciudad tenemos que tener una coartada. Quien iba a pensar que los mejores ladrones de Tharbad son unos simples sastres.
Su tío tenía razón, coser era un ejercicio que requería paciencia, eso enseñaría al chaval a ser cauto y tranquilo. Sin esas cualidades, cualquiera que se dedicara su verdadero oficio no tenía futuro.
La campanilla de la tienda repicó. Por la puerta entró un hombre con un curioso bigote, andares altivos y buena ropa.
- Lothar sube arriba y échale un ojo a la comida.
- Pero
- Nada de peros.
El chico subió pero nada más llegar a la casa descorrió la baldosa con cuidado que dejaba ver y oir lo que pasaba en la tienda.
-Tienes problemas con los impuestos. La tienda no va muy bien, como sigas así va a perderlo todo. A quien se le ocurre gastarse todo lo que tienes en esta tienda.
- ¿Qué quieres Turgoll?
- Al chico, ha estado jugando en algunas tabernas y por lo que se ve, ganando demasiado. Apunta maneras.
- Olvídate de él.
- Pues entonces no podré ayudarte con los impuestos
- Que quieres decir.
- Debes hasta de callarte. La púa haciende a una barbaridad, no has pagado los impuestos de apertura, ni de compraventa ni el impuesto de comercio…
- Pero que dices, tengo todo eso en regla.
- Según este documento no. Échale un vistazo.
-Eres una alimaña, has movido los hilos para que todo esto sea legal, cuando sabes que lo tengo todo en regla.
- La Mano lo quiere, y sabes que no puedes hacer nada…
En ese momento Lothar se alegró, iba a trabajar para la Mano, iba a ser un verdadero ladrón. Iba a ser tan grande como el Manco, se lo imaginaba en su mente adolescente… Grande, el mejor…

Subió por la escalera llorando. Sentía como todo el peso del mundo había caído sobre sin piedad. Ochenta piezas de oro. Aquello era una locura, peor una trampa.
Lothar sabía que podía, con suerte, llegar a ganar ese dinero jugando. Pero después de eso nadie volvería a dejarle jugar en los mejores antros. Y lo peor aunque pudiera pagar esa rata de Daveloth haría sus investigaciones. Si el negocio iba tan mal como había podido reunir semejante cantidad. El Tahúr había caído en sus propias mentiras y no podía escapar.
Recorrió con la mano la pared que tantas veces había subido. Abrió la puerta tras la escalera. Allí no solo estaban sus amigos, estaba una casa, no su casa. Con todos los recuerdos que ella albergaba. Las partidas con su Tío, las horas cosiendo. Las interminables historias al fuego de la chimenea…
Esa rata lo tenía bien cogido por los huevos. Le iban a expropiar la casa donde se crió, donde el Zurdo lo acogió para convertirlo en lo que era. Y Ahora la iba a perder… Maldita guardia, maldito Turgoll, maldito Daveloth.
Si pagaba dejaba bien claro que no era un simple sastre, si no pagaba le quitarían la casa. Era lo último que le quedaba de Padre…

- Estad bien ¿Lothar?
No era Lothar, era un viejo llorando a lagrima viva. Se pasó una mano por la cara y los hilos se desprendieron, el pelo volvió a ser negro como ala de cuervo. Pero algo había cambiado en la misma cara del Tahúr. Se apreciaba un dolor intenso y un odio creciente, casi feroz
- Coged lo que queráis. Mañana por la noche voy a quemar la casa…

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Miér Sep 10, 2014 4:38 pm

El tahur parecia muy decidido, tras contar toda la conversacion.
-Estas seguro que quieres quemar esto?- Pregunto el Principe.
- No queda otra...incluso sacando todo ese dineral, me preguntarian de donde lo he sacado...
- Podrias decirle que ha sido un prestamo, no tiene por que ser de alguna cosa ilegal- DIjo Angost.
- Pero como no me creerian, me investigarian...
- Y si hubiese alguna manera de conseguir el dinero de manera legal, lo pensarias?
-QUe manera es esa?-Pregunto el Tahur.
-No se... De momento... Deja que el Dios Azar te ponga su hez en el camino para que tu la pises.
-QUe?- Pregunto confuso el Tahur.
-Nada...dejalo...cosas mias.

EL sol se metio y la hora de las ratas callejeras se echo encima. La luna comenzo a salir por encima de los tejados de las casas de enfrente. Angost miraba , de nuevo melancolico tras la ventana de la casa de Lothar: - Metete adentro, Angost- La serpiente volvia a sacarlo de su sueño- Puede que la guardia nos este vigilando y si ven a alguien asomarse por la ventana la habremos cagado.
- SI hay alguien, Relampago avisara a Halaf.
- Tu deja de asomarte.
- A la orden, mi Señor- Dijo desganado Angost.
-Esta noche ire a dar una vuelta, me da igual lo que digais- DIjo Angost- Tienes algun disfraz para prestarme, Lothar?
- COge el que quieras...hay varios.
- SI alguien se quiere venir... Voy al "Tatuaje Rosa" a visitar a alguna examiga de la Dama Clarisse-Angost hizo una reverencia a Clarisse. Si fuese otro el que la hubiera hecho, podria parecer que se estaba riendo de la mujer, pero con la elegancia que lo hacia Angost, estaba claro que admiraba realmente a la Dama- y a perder un poco de dinero en alguna partida, con rufianes y tramposos...como yo!
Angost era asi... bastante habia aguantado bajo el mismo techo, durante tanto tiempo. No lo pudieron evitar sus padres, y mucho menos sus amigos... necesitaba sentir el aire fresco en la cara. Necesitaba gastar el dinero que tenia o parte de el, necesitaba VIVIR.

Era una noche preciosa. Hacia frio, pero por primera vez en varios dias que la luna brillaba en el cielo.
Una manada de perros callejeros se cruzaron con Angost en su camino, que ni siquiera lo miraron. Habia elegido el disfraz de jorobado, que tanto gustaba a Lothar, justo antes de llegar al tatuaje rosa, se desprendio de el. Tharbad era un lugar peligroso para ir solo por la noche, pero no para Angost. El Principe se movia como pez en el agua por "los Bajos Fondos", conocia a un buen numero de pilluelos que habian trabajado para el en la epoca de Turgoll, y otros tantos conocidos de conocidos, para el no era problema, mucho mas problematico para el habria sido andar por un barrio con guardia.

OFF: La partida Empezo bien, pero siguio mal... Habia un puto jugon entre los jugadores que le gano 1 Moneda de oro a Angos. La otra Moneda de oro se gasto en fulanas, anticonceptivos de la epoca y bebidas... Viva la VIDA! jajaa . P.D. Le ofrecieron 4 prostitutas a Angost, el cual alquilo una de Apa 75
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Miér Sep 10, 2014 7:27 pm

No aprobaba la salida de Angost, pero que hiciera lo que quisiera. Él sabia cuidarse. Si fuera Tyrok tendría miedo que alguna pelea, o incluso muerte, fortuita, atrayera de nuevo a la guardía. Y si fuera Yauso.......con Yauso todo lo malo era posible. Aunque aguntaría como el que más.
"Creo que nos quieren hacer salir. Nos han puestos nerviosos con la amenaza de, en tantos días venimos y embargamos. Ese día entrarán. Por eso seguro que estarán vigilando la casa. Querrán pillarnos a todos, así que aunque vean salir a Angost disfrazado, no le harán nada. Debemos pensar varias cosas. Cómo salir. Cómo obtener el dinero de forma legal. Y averigüar qué quieren"
Todo eso era fácil decirlo, pero dificil hacer.
"Lo ideal es buscar momentáneamente un lugar nuevo donde vivir. Lothar podría ir con el mismo disfraz que ha usado para la guardia, a ver a un prestamista. No ha de pedirle dinero. O al menos no más de lo que tengamos. Si nos vigilan sabrán que el dinero ha sido prestado. Aún así, ese día podrías intentar pedir un aplazamiento. Si lo dan bien, si no, pues se paga. No obstante, ése día deberíamos estar todos en nuestras nuevas guaridas, así si entran no verán a nadie y puede darnos bastante tiempo. Después de todo esto, le devolvemos su dinero al pretamista y pagamos los intereses. Con esos intereses solo estaremos pagando el tiempo extra. Porque ese cabrón de oficial no nos dejará así como así. Puede que aún no sepa nada, solo lo intuya y espere que cometamos un error al ponernos nervisos."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Miér Sep 10, 2014 7:55 pm

No soportaba la idea de irse de putas, de hecho les parecían seres despreciables y las causantes de lo que había sucedido en su desestructurado hogar. Rara vez cruzaba palabra alguna con Clarisse dado su pasado como prostituta, el cual, La Serpiente no terminaba de perdonar.

Ver a Lothar así, era algo que se le clavaba en su oscuro corazón, la simple idea de que su amigo perdiese su hogar después de tanto tiempo por la maldita codicia de los de siempre. Inmediatamente comenzó a esforzarse en idear un plan para que aquello no sucediese. Angost tuvo una idea pronto, no tardó Halaf en dar otra. Tyrok como siempre fue mucho más contundente.

- Lothar amigo, si deseas ver a ese cerdo muerto solo tienes que decírmelo. Describeme su aspecto y mañana tendrás su cabeza servida en una bandeja. -

No tardó en darse cuenta de que la idea solo haría que ocasionar otro desastre más y una persecución y búsqueda mucho más duras por parte de la guardia de Tharbard.

- Tal vez lo mejor sea eso, pedir el dinero prestado a un prestamista e ir devolviendo poco a poco. Sólo veo un problema, si de verás sospechan de este lugar, seguro que lo estarán vigilando, me refiero al negocio de las telas y verán que aquí no se está trabajando para tal cosa, por ello posiblemente deberíamos contratar a alguien para que trabajase o que alguien de nuestra confianza se quede aquí trabajando, tal vez Clarisse.

La Serpiente sabía que su comentario podía molestar, pero en su opinión era lo mejor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Jue Sep 11, 2014 11:04 am

OFF: Pues bien...esto empieza calentito... ! una lucha de Angost, que tuvo pesima suerte, se ha saldado con un continue menos para el principe...eso le pasa por irse por ahi de juerga en un momento como este... y es que bajo la fachada de ese gran estratega y genio de los planes como es el principe, se econde una persona que no es capaz de tener su culo quieto en un sitio por mucho tiempo y sin vivir aventuras.

Angost salio por la puerta principal del tatuaje Rosa , cuando aun era de noche, seguramente pasaria poco de media noche, cuando de repente se le acerco una persona bastante joven. -Angost...
-Hola...-Respondio el principe intrigado.-Ahh! Hola Sir Deverger! Que tal?
-Muy bien- Respondio el chico- Te estaba esperando por aqui, hasta que salieras..
-Y eso? -Pregunto ANgost.
-LLevas 2 perros pegados al culo- Eso significaba en la lengua de los bajos fondos que habia alguien siguiendolo.
- No fastidies! Ni me he dado cuenta! Aunque deberia haberlo sospechado...- DIjo Angost que no perdia la sonrisa y el buen humor- Vaya... hoy he tenido una mala noche...pero gracias por la informacion.- Angost le dio 5 Monedas de Bronce al chaval.- Te debo mas que esto, pero estoy sin blanca. En otro momento que me veas, recuerdamelo.
- Tranquilo Principe... - DIjo el chaval.

Vaya , vaya...asi que lo estaban siguiendo. Angost debia pensar un plan antes de salir. Volvio adentro, de nuevo al tatuaje. Aun habia mucha ambientacion y diversion, y la seguiria habiendo hasta el amanecer, como minimo. Angost busco rapidamente con su mirada a alguien conocido, cuando por fin la vio: - Rosa! Mi dama ! - La prostituta con la que acababa de estar, ahora estaba sin clientes.
- Vaya... quiere repetir mi principe al final?
-Ya me gustaria... pero sigo tan pelado como cuando hemos terminado nuestro "romance"...
-Vaya...entonces que quiere mi amorcito?
- Mira...tengo a 2 perros pegados al ...trasero y no son perros sarnosos...estos son de la guardia. Seguro que teneis una puerta trasera para salir de aqui, si me la muestras sere todo gratitud y prometo volver pronto, para seguir nuestro romance.
La chica sonrio amablemente, la cualidad de ganarse a las personas de ANgost no tenia parangon.
- Sigueme, rapido.

Angost siguio a la chica por unos pasillos interiores que daban a mas habitaciones, alguna cocina y alguna despensa, hasta llegar a la puerta que daba a la calle.
-Suerte mi principe- La puta beso la cara de Angost.
-Gracias mi Rosa- El principe beso la frente de la chica dulcemente. Angost se quito el traje de Jorobado, poniendose por encima el hábito, para no tener problemas, si necesitaba quitarselo para luchar.
- Hazärd-Deremôn Kulerszar Diverangermün!- La plegaria surgio de la boca de Angost. El tiempo se paralizo y viajo por miles de universos a la vez. Su cuerpo se quemo por cientos de fuegos infernales y una serpiente grabada aparecio en su anillo. Sus manos empañadas con un sudor extraño, lo devolvieron al mundo real. Rapidamente volvio en si. Sabia lo que tenia que hacer. Paso las manos por la hoja de su espada, que no guardo y si la escondio entre su brazo y su cuerpo.
Rapidamente salio por la puerta decidido. El frio golpeo su rostro, la noche permanecia clara. Se dio cuenta que muy cerca de alli, pasaba el rio de Tharbad, que rapidamente se juntaba con el mar. Sin esperar mas tiempo marcho dejando atras la puerta. Se interno por una callejuela y cuando aun no habia perdido de vista la puerta trasera del "Tatuaje Rosa" , escucho un sonido tras el, a la vez que observo una sombra delante de el:- vaya... dos hombres contra un pobre jorobado... uno por delante y otro a mis espaldas. No necesitareis mas ayuda, valientes?- DIjo Angost
- Chepao no te muevas! Tirate al suelo!- Dijo uno de los guardias con muy malos modos.Angost se quedo palido, era la guardia! lo habian cazado y bien cazado, lo estaban esperando por la puerta trasera... Habrian comprado al chico para que saliese por la puerta de atras o seria simple casualidad...
ANgost cogio el habito del disfraz y quitandoselo con energia se lo tiro al soldado , intentando taparle la cara por unos momentos, pero no sucedio.
-Cogedme si podeis!
-Maldito cabron! CUidado es una argucia! no es un chepado!
Angost hizo como si huia, pero fue para apartarse del soldado que aun estaba bien, mientras el otro se desembarazaba de la prenda del falso chpeado. El soldado que estaba aun bien lo alcanzo y solto una estocada a la altura del pecho, Angost aun podia defenderse y levanto la espada intentando bloquear el ataque, pero la punta del arma alcanzo su pecho. Afortunadamente solo fue un rasguño y el Principe respiro aliviado. El otro soldado se habia desecho de la ropa que por unos instantes lo habia distraido, aunque no lo bastante como hubiera querido Angost. Los dos soldados se le abalanzaron, Angost intento quitarse a uno de encima y lo consiguio, dejando otra vez al soldado que le habia arrojado la ropa de chepado a un lado. EL soldado que se quedo ataco violentamente y Angost hizo un movimiento magistral de esquiva, para despues atacar con una punzada al rostro. El golpe se le fue un poco arriba y golpeo el yelmo. Angost se maldijo , pero aun no habia acabado su mala suerte . Angost se movia como una lagartija entre los dos soldados, de manera que siempre interponia uno con otro, y asi volvio a hacerlo. Esta vez el que ataco fue el otro guardia. Angost se dijo a si mismo que era un momento de contratacar, un movimiento efectivo que le habia enseñado su padre, consiguio parar el ataque del enemigo y lanzo el contrataque que se marcho al cuello, la punta del arma atraveso la cota de malla pero no atraveso la piel...al menos fue suficiente para que el veneno afectase al soldado minimamente y quedo dolorido y aturdido. Sin dar cuartel el otro soldado se le echo encima, Angost decidio jugarsela y tambien ataco al soldado. Por muy poco fue mas rapido que el y clavo su espada en el rostro del soldado que cayo al suelo tieso como un palo. EL princpie arranco rapidamente la espada de la cabeza del enemigo y se encaro con el otro, que parecia perfectamente recuperado. El soldado lanzo una estocada al rostro y Angost volvio a detener el ataque. Angost contrataco y lanzo una nueva punzada al rstro, pero con tan mala suerte que la espada reboto en el yelmo del soldado y se le desprendio de la mano. EL soldado intento ganar la ventaja y solto un pinchazo, esta vez al pecho. Angost esquivo, primero el ataque como pudo, para posteriormente agarrar la espada del suelo agilmente. EL soldado siguio sin dar cuartel y esta vez pincho el pecho de Angost, con un pesimo movimiento el principe no pudo parar el ataque, pero quiso el dios Azar que tuviera uno de los adornos del disfraz de chepado, se interpusiera entre la punta dela espada del soldado y su cuerpo.
Angost retrocedio para recibir otra acometida del soldado, ANgost volvio a usar una de sus combinaciones de golpe de parada y ataque, al fin esta fue la definitia y clavo la espada en el rostro del enemigo, que cayo al suelo malherido. ANgost se acerco furioso se apoyo sobre el pomo de su arma con las dos manos y la dejo caer en el cuello del guardia , el cual no respiro nunca mas.

Angost se disponia a marchar de manera rapida, pero aun estaba mareado y tambaleante por lo sucedido, ademas sangraba un poco por el pecho...no era grave, pero habia que tratar la herida.De repente Observo que habian  tres hombres en la puerta trasera, que no parecian guardias, a unos 20 metros de el, hablaban entre ellos en susurros, o al menos lo parecia, no le dio tiempo a decirles nada, ni a verlos,su intuicion le dijo que seria mejor asi, eran solo sombras en la noche, furtivos que parecian esconderse del resto del mundo. Aunque no tenia certeza que hubieran salido por la puerta que el habia salido, si lo pudo suponer, aunque podria ser un error. No llevaban ni 3 segundos hablando ,cuando la puerta se abrio, y un cuarto hombre aparecio, cargando algo al hombro en ese momento los 3 hombres que habian se despidieron y salieron a paso rapido, cada uno por un lado diferente. Eso habian sido escasos segundos y en esos escasos segundos , la intuicion le dijo a Angost que no debia a acercarse, cuando se quedo el hombre que cargaba el bulto, su intuicion le dijo todo lo contrario.
- Eh , tu!- Levanto la voz y se acerco unos pasos- QUe llevas ahi?
EL hombre sobresaltado, tiro el bulto y salio corriendo. Pudo ver que era un hombre grueso, pero poco mas pudo ver.
Entonces la vio, el bulto, era una chica, una chica que aunque al principio no reconocio, si lo hizo a los pocos segundos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Jue Sep 11, 2014 5:26 pm

Entró al Tatutaje Rosa de nuevo. Todo le dava vueltas, se choco con dos hombres que iban a salir. Estos lo cogieron con fuerza y lo menearon para arrojarlo fuera de su camino; estuvo a punto de caer, ni siquiera sabia lo que le dijeron. Trato de encontrar a alguien conocido... Deverger! el chaval de la salida...si... ahi esta - Pensó. El chaval al verlo, parecia haber visto a un muerto, tal vez Angost estaba en lo cierto, que lo habían untado; pero en ese momento a Angost no le importó... lo necesitaba ahora.
-Devergel!...- Agarro al chico de la solapa.
- Principe! - DIjo el chaval sobresaltado-, estas sangrando ... estas bien?
- Necesito tu ayuda... - SIn esperar su respuesta- Avisa a 2 de tus amigos, de los mas grandes que tengas y que vengan aqui. En un callejon de atras encontraran 2 soldados muertos. Que les quiten todo lo que quieran. Dinero no encontraran, pues lo tengo yo... asi que , que se queden con sus cotas de malla y sus equipos que lleven encima...son todo suyos. Quiero que se deshagan de los cadaveres...que los hundan en el rio.
-Necesitare dinero para eso, Angost- DIjo el chaval.
-Tu invitas!- DIjo ANgost golpeando la bolsa que guardaba el chico en la barriga, que sono metalica, como si llevara bastante dinero- Y a cambio no te rompere el cuello, pequeña rata- La cara de ANgost se volvio oscura y seria; por un momento se recordo a Turgoll, el viejo que sabe demasiado, reclutando a una rata, que cree saber demasiado. Se recordo a si mismo, el dia que Turgoll lo recluto. El chico afirmo con la cabeza asustado...sabia lo que le pasaba a quien se la jugaba a La Mano.
- Asi me gusta- DIjo Angost- Buen chico- Le sonrio amablemente- Seguidamente, quiero que vayas al Barrio Rico, cerca de La Gran Iglesia de los Iluminados de Iluvatar de alli, encontraras la Via Aragron II, veras una casa grande, la Numero 23 o 24...
-Ahi todas las casas son grandes, Angost...
- Pero no todas las casas grandes tienen el 23 o 24 de numero... atiendeme, chico! Sabes como es el 23 y 24?- Angost se agacho y le dibujo los numeros en el cuelo. - Llama y pregunta por Valmor. Dile que te manda Angost King, el hijo de Einer y Hanna , seguro que sabe quien soy.
Que venga, pues hay un problema con su hija, Alizya- AL pronunciar ese nombre a Angost se le ahogo la voz, como si le hubiese costado decir, dicho nombre.
- ROsa... Rosa!. - Grito el Principe el nombre de su prostituta, a la vez que buscaba- Donde esta Rosa? - Todos a su alrededor, bebian y jugaban, totalmente ajenos , al cadaver que habia en la puerta trasera, ahora bien escondido por Angost.- Largate chico y haz lo que te he dicho...
Deverger salio por la puerta, pero antes Angost lo llamo una vez mas y le dijo: - No se la juegues nunca a LA Mano. - Angost avanzo a traves de la sala con su habitual elegancia a grandes zancadas, habia visto a Rosa, la cual estaba hablando con un posible cliente. - ROsa, ven- Dijo cogiendola del hombro.
-Que haces?!- Protesto el hombre- Es mia imbecil- La chica se iba a quejar, cuando vio que se trataba de Angost...entonces sonrio- Mi Principe...Has vuelto? -Pregunto extrañada.
-VAmos , te doy 5 monedas de oro- Mintio Angost, pero era la unica manera que se le ocurrio, para arrancarla de las garras de aquella alimaña.
- Lo siento- DIjo la puta al hombre.
- Ehh.. eres muy cara... zorra asquerosa- La solto.
- Pasare por alto ese grosero comentario, por este delicado momento, que estoy pasando- LE dijo ANgost al hombre.
Angost se aparto con Rosa a un lugar mas oscuro.
-Tienes que ayudarme otra vez.
- Otra vez? Y mis 5 Piezas de oro?- Pregunto la chica.-Oh! estas herido, mi principe-DIjo señalando la herida.
- No te preocupes solo es un rasguño .Ahora no, Rosa. Tenemos un problema. Han matado a una chica en El burdel.
-COmo?!
-Asi es. El cadaver esta en la puerta trasera. Lo sacaron un poco despues de salir yo.
- Ayudame a meterlo, por la puerta de atras.
- No habriamos de avisar a la guardia?
- A la guardia le importa muy poco lo que les pase a los civiles- DIjo señandose su herida. - Ademas...esa chica es importante para mi... yo la conocia.

Valmor era un hombre de unos 50 años. AHora residia en el Barrio RIco, pero no siempre habia sido asi. Anteriormente habia vivido de siempre en Villa Verde, la Aldea de Angost, a las afueras de Tharbad. Afortunadamente para el o desafortunadamente, segun se mire, le toco un dia una importante rifa en una de las ferias de Tharbad y se hizo rico...muy rico. Esto hizo que se ganase la envidia y odio de los vecinos de Villa Verde, por lo que un dia decidio marcharse de alli. La hija de Valmor, era Alizya y fue el primer amor de Angost y mejor amiga de Villa Verde, desde que empezaron a caminar; incluso estuvieron saliendo, como novios, cuando eran menos que unos adolescentes, en secreto, pero su padre lo descubrio y aunque apreciaba a ANgost, por su simpatia y alegria, le prohibio salir con el. El romance acabo abruptamente, cuando Alizya se fue a vivir con sus padres al Barrio Rico y aunque Angost , se paso por la puerta de su nueva casa en mas de una ocasion, ya nada volvio a ser lo mismo.Alizya con nuevos amigos y totalmente escoltada por guardia privada que pagaba su padre, se fue de la vida de Angost... hasta hoy.

El hombre llego, con Deverger, por la puerta de atras del burdel, una puerta que no parecia ser la de un burdel, asi seria mucho mejor ; sin pensarselo habia salido de su cama de madrugada, para reunirse con Angost.
Este lo saludo, con una sonrisa en su rostro, que enseguida se borro al comprobar el semblande de Angost.
- Angost-King! que tal... Que ocurre... donde esta Alizya?
- La saco un hombre en peso... no pude verlo. Estaba...
La mirada de Valmor se convirtio en un poema.
- Que me dices?! Donde esta?!
Angost y Rosa lo acompañaron por los pasillos, hasta la cocina, que ahora permanecia cerrada. Habian colocado una manta en una mesa y habian acomodado a Alizya sobre esta, tapada con una sabana.
A Valmor se le vino el mundo encima. Estaba llorando desconsoladamente, Angost le toco el hobro afectivamente, pero habia perdido a su hija, a su pequeña.
- Cuentame todo Angost, todo lo que sepas.
- Tenia esto agarrado en la mano. Parece que lo arranco de la ropa de su asesino. – Angost le enseño una especie de insignia. Un árbol del que Salia una especie de luz y rayos, con una especie de corona encima y una leyenda que decía algo en Dunadan-
- Esto pertenece a los Iluminados de Iluvatar- Dijo Valmor- Que hacia la Iglesia aquí?
- Se sorprendería de lo que viene aquí.. – Dijo Rosa.
- EN fin…Parece que Alizya estaba trabajando aqui, desde hacia un par de dias.
-Mi hija?Una puta?!- Rosa le hizo una mirada furtiva y rapida, pero era consciente de lo mal que era visto su profesion en publico, aunque al final todos los hombres de Tharbad, venian a hacerles visitas.
- HE hablado con Yazmin, la regenta del burdel y dijo que vino, como buscando refugio, pero nunca hablo sobre quien se escondia.
- Alizya se habia fugado de casa, hacia un par de semanas y la estabamos buscando... he pagado investigadores profesionales, para nada- Se lamento el hombre- Solo se han dedicado a sacarme el oro y traerme pistas falsas! HIJOS DE PUTA!- Golpeo la mesa.
-La habitación en la que estaba, no han tocado nada, se lo pedi a Lady Yazmin y asi lo hizo.
-Esta todo hecho un asco, además de llena de sangre. Era una habitación perfectamente insonorizada, es una habitación para cierta clase de perversiones, asi los gritos no molestan a los demás clientes- Añadio Yazzmin.
CadA cosa que escuchaba Valmor, menos podía creerlo- Estas insinuando que mi hija era una pervertida, rara…
-No insinuo nada, caballero, solo digo lo que se, ha pedido que le contemos todos lo que sabemos.
- Esta bien- Valmor intento calmarse.
Angost termino de contarle todo lo que sabia a Valmor(OFF. No lo voy a contar todo, pues os toca a los Pjs hacer averiguaciones)
- Deberiamos avisar a la guardia. - Dijo Angost.
- De eso nada! esos inutiles no se dedicaran a buscar al asesino de mi hija…y que piensas que harán cuando sepan que puede estar la Iglesia de Iluvatar metida en el asunto? Yo te lo dire …NADA.
Valmor tenia razón. Se quedo pensativo unos minutos. El silencio se hizo en la cocina.
-Angost. Quiero pedirte un favor. Tu sabes moverte bien por estos mundos. Lo has hecho desde que eras un niño. Quiero que preguntes y que indagues. Quiero que encuentres a quien ha hecho esto y me lo digas o que lo mates con tus manos y me traigas su cabeza!
-Valmor, no estas hablando tu. S tu rabia la que habla…
-Ayudame ¡ Se que tu puedes encontrarlo… no hubo nadie en su vida que la quisiera como tu la quisiste.
Quiso decirle que eran solo unos niños cuando eso ocurrió, que habían miles de personas mas capacitadas que el para hacer ese trabajo, pero no pudo.
-Te dare 100 Piezas de oro si lo encuentras. Para dárselo a un investigador inútil y me saque el oro, prefiero dártelo a ti.
A Angost también le habría gustado decirle que lo haría sin tener que cobrarle por ello, pero se acordó de Lothar y su casa…el dinero le hacia falta.
-Valmor- Le dijo- Tengo un amigo que van a embargarle la casa , adelantame 80 piezas de oro y lo hare.
-Pues que asi sea- Dijo Valmor con la mirada perdida.

-Deverger- Angost volvió a llamar al chico y le dijo como encontrar la sastrería de Lothar.: llama a la puerta y mete esta nota por debajo de la puerta. Hazlo con tranquilidad, pero cuando lo hagas, sal de ahí por piernas.
En la nota ponía:
La casa esta vigilada. He conseguido las 80 Piezas de oro. Nos vemos en el tatuaje Rosa, cuanto antes.
ANgost-King.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 12, 2014 10:27 am

"La nota es clara. Y yo creo que es de Angost" dije
"Al menos la ha traído uno de sus pilluelos" continué.
"Sigo pensando que puede sel una tlampa. Lo hablan cogido y......lo que le estalan haciendo" dijo Yauso pensativo. Él sabía muy bien qué podrían estar haciéndole.
Pero yo me resistía a creerlo. El miedo de ése condenado guardia hacía que nos volviéramos locos, pensando cosas de más.
"No obstante nos vigilan, así que lo ideal sería salir a escondidas. Y estar preparados para cualquier cosa"
"¿en qué piensas?" preguntó Yauso.
"Lothar debería salir con sus disfraz conocido por la guardia, con algún carretón o algo parecido. Dentro del carretón podría ir alguien, Tyrok, o tal vez tú Yauso. Lo mejor sería que fuera Tyrok. Pues nosotros dos deberíamos escapar por los tejados al mismo tiempo. Así, la salida de Lothar con el carretón llamará la atención de los guardias, mientras nos escurrimos por los tejados de los vecinos ¿sería eso posible Lothar?"
"¿Y yo que?" preguntó algo enfadada Clarisse.
"No te puedo comprometer. Primero porque existe la posibilidad que sí sea una trampa. Y te necesitaré fuera para que nos rescates. Además te quedarás vigilando la casa. Si los guardias intentan entrar en nuestra ausencia, sé que podarás escapar sin ser vista, y nos podrás informar de ello. No te menosprecio, si no que para poder salir bien, necesito a alguien tan bueno como tú que esté limpio. Que no lo busque la guardia"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 12, 2014 11:05 am

La cabeza de La Serpiente se encontraba llena de contradicciones. En principio sospechaba, al igual que Yauso, que aquella nota no era de su compañero Angost, sino que se trataba de alguna treta de la guardia para hacerlos salir, pero si mandaban un señuelo de esa manera es porque sabrían casi a ciencia cierta que nos encontrábamos dentro de nuestro cuartel general, la casa de Lothar. Pero ¿qué es lo que les impedía entrar a saco a buscarnos dentro de la casa? Tal vez lo que buscaban era simplemente que se les pagasen las malditas 80 piezas de oro y que nadie pudiese huir del lugar sin haber solventado esa deuda.
En la opinión de Tyrok, si tuviesen la más mínima sospecha de quien se encontraba realmente en aquella casa, ya haría tiempo que habrían tirado la puerta abajo y habrían entrado para buscarnos.
- Yo creo que todos deberíamos aprovechar la cobertura que nos da la noche y salir por los tejados de las casas, por la noche debe haber menos guardia y la oscuridad juega en nuestro favor, tal vez ni siquiera sea necesario que vayamos todos. -

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 917
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Vie Sep 12, 2014 7:56 pm

Salir por los tejados, esperar al día siguiente….
Sus amigos, se sorprendió al escucharse a si mismo. Nunca hasta entonces había tenido de eso. Solo un padre al que llamaba tío. Sus amigos debatían como salir de allí. Tendrían que abandonar la casa de momento. Miró a Yauso, estaba hecho un asco, no podría salir de allí, y temía por Clarisse. Dudaba mucho de la capacidad de defenderse de la dama. Y alguien tendría que cuidar al pobre oriental. Les mostró la habitación secreta tras un muro de piedra.
Se puso su justín de cuero, se abrochó el cinturón de armas, a un lado la espada corta y al otro la daga. Se caló unas botas altas de un cuero negro repujadas en plata y guardó su juego de ganzúas en el bolsillo interior de la bota. Se caló la capa y ante la mirada de Halaf y Tyrok les dijo:
- Estoy harto de estar encerrado. Voy a salir. Ahí fuera como mucho hay dos hombres. Somos tres. Vamos…
< Si esos hijos de perra quieren guerra la van a tener>
Bajó las escaleras con la elegancia del príncipe y abrió la puerta. Encaminó sus pasos por la dirección que llevaba al tatuaje rosa. Si se le ponían por delante los pasaría por encima.
Lejos quedaban las palabras del Zurdo y sus hazañas limpias de sangre… por desgracia para Lothar, no podría presumir nunca más de no haber matado a nadie. Ya no le importaba, ellos se habían llevado a la única persona que había querido. Y él se llevaría por delante a todos los que se pusieran en su camino.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 838
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Sáb Sep 13, 2014 12:31 pm

Lothar iba hacia la puerta y me puse en medio.
"No saldrás" dije
"Si, si saldré" dijo rotundamente
"Perdón. Sí saldrás. He querido decir que no en este momento. Si no en un instante" se quedó perplejo y esperó a ver qué tenía que decir. Ya estábamos todos menos Yauso que seguía en cama.
"Te vas a armar. Nos vamos a armar. Y entonces saldrás tú primero. Te dejarás ver en la puerta. Y caminarás despacio calle abajo. Después, en el segundo callejón girarás a la calle de los aguaceros a la derecha. Nosotros vigilaremos aquí, y veremos cuántos salen detrás tuya. Entonces, cuando te sigan y vayan tras de ti, saldré yo, a las claras, y primero caminaré despacio, y luego acecharé a tus perseguidores. Tyrok, saldrás en último lugar porque tu acecharás a los que me sigan a mí. Si es que hay alguno que lo haga. En cualquier caso, yo atacaré a tus perseguidores, y la palabra clave para que sepáis que hay problemas y vengáis en mi ayuda será AUGA FRIA. Entonces tu volverás sobre tus pasos Lothar y tu Tyrok correrás en pos de mí o el de mis perseguidores en caso de tenerlos. Solo así les haremos frente, pues lo más importante, LO MAS IMPORTANTE, es que ninguno de ellos salga con vida para dar la voz de alarma. Después nos desharemos de los cadáveres en el río"
Los miré a todos
"¿qué os parece el plan?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2724
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   Sáb Sep 13, 2014 3:51 pm

El plan estaba por fin trazado. Habia costado que se pusiesen de acuerdo, pero al final llegaron a punto en comun.
Lothar se equipo para la ocasion y salio por la puerta como habia dicho Halaf. Desde el edificio de enfrente unos ojos furtivos miraban a traves de la renidja de una ventana. Esta noche, afortunadamente para los espias, era muy clara.
Lothar se encamino calle a bajo. No tardo mucho en abrirse la puerta de una de las casas de enfrente, una con doble planta.
Halaf y Tyrok vieron como dos hombres salieron de ella y fueron en pos del tahur.
Seguidamente Halaf cogio escaleras a bajo e hizo el mismo ritual que Lothar, para salir calle a bajo.
De repente la puerta del edificio de enfrete se volvio a abrir, sin dar tiempo a que Halaf andase muchos paso calle a bajo. Una voz sono a su espalda, tras unos pasos rapidos:
-Señor. Detengase... -La voz era calmada aunque alta y autoritaria- Somos la Guardia de Tharbad, no le haremos daño..solo queremos hacerle una pregunta...

Tyrok observo como tras Halaf la puerta se abria y 2 hombres salian de ella. Uno tomo calle a bajo siguiendo a HAlaf y otro tomo calle arriba, hasta el final de la calle, donde comenzo a mover una antorcha encendida.

-Señor. Somos la guardia de Tharbad. Detengase un momento-La voz que escucho Lothar era calmada aunque alta y autoritaria. giro un poco la cabeza. - No vamos a detenerle ni a atacarle solo queremos hacerle un par de preguntas...

OFF. Los 2 guardias que siguen a Lothar llevan su lanza al igual que el que ha hablado a Halaf.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Escalera de figuras. Capitulo II   

Volver arriba Ir abajo
 
Escalera de figuras. Capitulo II
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 6.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» El dia loco de Tahu, La pelicula(Capitulo 2)
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» [Capitulo 4]La isla de los Condenados
» Ilustraciones capitulo 17
» Capitulo 3: La isla tenebrosa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres :: AVENTURAS :: La Mano y la Sombra-
Cambiar a: