Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres

Partida de rol por posteo( sistema The riddle of steel (TROS))
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» La larga travesia. La Ira de los Dioses. Capitulo I
Sáb Oct 14, 2017 8:54 am por Ankalagorn

» TIRADAS DE JULIO DIMMU
Miér Feb 08, 2017 7:07 pm por Ankalagorn

» ficha de Halaf
Lun Ene 23, 2017 5:22 pm por kang

» tiradas de Lothar
Miér Dic 14, 2016 8:01 pm por Ankalagorn

» ficha de Lothar
Lun Dic 12, 2016 6:23 pm por kang

» Ficha Tyrok
Jue Dic 01, 2016 9:56 pm por Tyrok

» Ficha Tyrok
Jue Dic 01, 2016 9:37 pm por Tyrok

» Corazon Oscuro (y 3). Capitulo XII
Lun Nov 28, 2016 9:39 pm por kang

» Preludio. Capitulo XI
Dom Nov 13, 2016 6:35 am por kang


Comparte | 
 

 La Horca. Capitulo I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: La Horca. Capitulo I   Jue Jul 24, 2014 7:32 am

…Solo pido una cosa!-Dijo Lothar- Quiero a Turgoll!
-Turgoll también ha traicionado a La Mano, pero no podras encontrarlo por tus medios- Dijo la figura encapuchada- Ese traidor se corto el dedo con el anillo, no hay forma de localizarlo, pero iremos a por el y lo traeremos… nos hacemos responsables de esto, asi como de haberos puesto en el mal camino por poneros como Maestro, a un maldito traidor. Habian dudas desde el principio con el y se ha demostrado que esas dudas no eran infundadas. Tendras aquí a Turgoll y tendras oportunidad de mirarlo a los ojos y despedirte de el, antes de que abandone este mundo. Te lo garantizo, Tahur.
-Por mi parte solo quiero pedir algo…
-Habla Halaf- Le respondió la figura encapuchada.
-Lo que hemos hecho ha sido gracias a nuestra valía, y a la de otros. Unos ya no están con nosotros. Pero hay una mujer que nos ayudó. Sin ella no habríamos podido llegar a buen fin. El deseo de ésa mujer es ingresar en la Mano. Si es vuestro deseo recompensarme, en lo que se refiere mí, y solo a mí; me veré recompensado si la aceptais como miembro…
-Hemos seguido a esa joven y creemos que será un buen refuerzo para vuestro grupo. COnsiderala dentro...



EL otoño había dado paso al invierno. La mañana era fría y gris y las calles estaban mojadas y llenas de charcos de la lluvia de la noche anterior, lo que hacia parte del terreno un barrizal.
Angost-King observaba tras una valla como estaban montando la horca en  la Gran Plaza.
Lo van a ahorcar? Eso no es demasiada pena para un robo, por mucho oro que sea, ni siquiera pudo llevárselo.- Dijo Lothar.
-Según tengo entendido, también  lo han acusado de intento de magnicidio, por Ser Ulric, Duque del Paso del BAlrog.
-No jodas?! A el solo?
-Y un par de hombres Turgoll, los demás están pudriéndose en la prisión, veremos por cuanto tiempo.
-No te da miedo andar por la ciudad y que alguien te reconozca como el falso Duque Ulric?-Pregunto intrigado Lothar.
-Iba bien caracterizado…además, el Sha ya se marcho con sus hombres y los soldados que me vieron, están muertos o encerrados en prisión…Digamos que no es que este muy tranquilo, pero tampoco estoy cauteloso cual gato callejero.
-Vaya… Arleg colgado, en lugar de nosotros… si alguien me lo hubiese dicho el dia que nos metieron en aquella celda, no lo habría creido. Eres un puto genio!
-Que va, ni mucho menos… solo intento mantenerme frio en las situaciones mas complicadas.
Angost-King y Lothar habían pasado mucho tiempo juntos esos días. COn la excusa de que Angost solia dormir en la calle, para que no lo hiciera, Lothar lo invito a su casa, Angost acepto, sobre todo para tener controlado al Tahur, que no pasaba sus mejores días, tras la muerte de su amigo. Aun asi Angost tenia tiempo para visitar de vez en cuando a su padre, siempre listo para darle con la espada de madera al viejo en la cabeza. Su madre , como siempre, continuaba cerrada en banda con sus ideales , aunque al menos se había acercado un poco mas a su hijo, al contarle el padre de este, que había sido Angost, el que había evitado el robo mas grande de la historia de Tharbad y que había implicado ni mas ni menos que al Capitan de la guardia, sin embargo aquella historia, nunca saldría de allí.
-Que tal?- Una conocida  voz se escucho a la espalda de los dos ladrones  . Eran Halaf y Clarise…estos también habían pasado bastante tiempo juntos últimamente, aunque con un afecto diferente de el de Angost y Lothar.
-Vaya! Que sorpresa, pareja! – Dijo alegre Angost, al cual le había vuelto su encantadora y aduladora sonrisa a su rostro.-Como vosotros por aquí?
-Hemos venido a ver como montan aquello- Dijo señalando con la cabeza la horca.- Cuando lo oi no me lo creía… Lo han condenado a muerte!!
-Eso parece- Dijo Lothar- Algo exagerado, pero por mi parte, que se pudra en el infierno…lo único que lamento es que será una muerte demasiado rápida…
-No estes tan segulo- Dijo Yasuo que venia con Tyrok.
-Mierda! Jajaja! –Dijo Angost- Perdon por la expresión , mi dama- Se refirió a Clarise- Pero que es esto?! Una reunión improvisada? Todos hemos pensado lo mismo?
-Lealmente yo os vi esta mañana, cuando pase pol aquí templano y Tylok lo sabe polque se lo he dicho yo, donde encontlalos- Tyrok y Yasuo, aun mantenían una relación tensa, sin embargo a la serpiente no le quedo otra que buscar a Yasuo el primero, ya que los demás no se encontraban en sus casas.
-A que te referías con eso de no estes tan seguro?- Pregunto intrigado Lothar.
-Diselo TyLok…
-Bien…ya sabeis para los que trabajamos y llevamos algún tiempo de vacaciones…pues se acabo ese momento. He recibido esta carta esta mañana- Tyrok cedió el pergamino a Halaf.
“ La Mano os convoca para que hagáis una nueva misión .
Como bien sabeis la traición sufrida por Turgoll ha sido muy comentada y condenada en el seno de la Organización, no podemos tener a Turgoll, ni podemos llegar hasta el, de momento, por lo que necesitamos a su compinche, el Capitan Arleg con vida. Tendreis que sacarlo de la celda o evitar que sea ahorcado y traerlo a nuestra presencia para ser interrogado exhaustivamente , además de ser castigado  como corresponde una afrenta de tal nivel.
Adjuntamos un saquito con 60 piezas de oro para gastos.
Atentamente. La Mano.”
-Vaya…podrían haberlo decidido antes!-Se quejo Halaf.- 2 dias  tenemos, muchachos…
-Hasta el medio dia-preciso Angost.
-Podriamos hacer algo para retrasar la ejecución y tener mas tiempo?-Pregunto Lothar. Angost-King se encogió de hombros.


OFF: quitaros todos lo que teneis de dinero. Apuntaros  80 Monedas de bronce cada uno.
A eso sumarle el reparto de las 50 Monedas de oro. Quitaros 1 moneda de oro si quereis recuperar el equipo completo.
1 Moneda de oro si quereis recuperar vuestro ropaje de antes de entrar en prisión(Tyrok y Clarisse no)
Y 4 monedas de oro si quereis conseguir una espada corta (o daga 2 monedas de oro )en mercado de contrabando.
SI quereis alguna petición especial deberéis consultármelo.


Última edición por Ankalagorn el Miér Oct 08, 2014 4:08 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 911
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Jue Jul 24, 2014 9:17 am

Vamos a un lugar donde poder hablar tranquilos.

Se fueron a casa del Tahúr. Clarisse puso mala cara cuando se le apremió para que diera de comer a sus hombres. Pero en algún rincón oscuro de su alma tenía una mujer que le agradaba satisfacer a la familia, aunque ella no lo reconociera.

- Se me ocule una idea para entlal, aunque puede sel muy aliesgado.

- ¿ A qué te refieres, Yauso?

- Podemos tenderle una tlampa a la gualdia que ronda por la noche y tomamos sus lopas. Luego entramos en el puesto de guardia y nos intelnamos hasta dal con Arleg.

-Ese plan es desde luego peligroso. Tiene que haber otra forma.

- Siempre podemos colarnos sin hacer ruido. o bien simular un altercado fuera para sacar a la guardia, mientras otros entran en el puesto y buscan y sacan a Arleg.
Necesitamos un plano información extra para saber a que nos enfrentamos



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Jue Jul 24, 2014 9:33 am

-Bien- Dijo Tyrok- Estuve dentro del cuartel de la guardia , cuando tuvimos que sacar los carros , pero fue hace algun tiempo, tengo que intentar recordar... -Tyrok se puso a trazar un plano en el suelo- Creo que era exactamente asi, creia que no, pero lo cierto es que me acuerdo exactamente. En el muro del patio habian 2 guardias...
-Ahora hay 4- Preciso Angost- Deben haber puesto mas ya que tienen a Arleg dentro y alguno mas y el cuartel es una prision improvisada, mientras arreglan la Prision de la Torre.



OFF: en estrellas rojas los guardias


Última edición por Ankalagorn el Jue Jul 24, 2014 9:39 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Jue Jul 24, 2014 9:35 am

Plano de la ubicacion del Cuartel...arriba a la izquierda.
La plaza tiene arboles...circulitos grises y vallas marcadas por las lineas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 835
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Jue Jul 24, 2014 3:57 pm

"Hasta ahora hemos sido quirúrjicos. Deberíamos seguir igual.
Podíamos entrar vestidos como monjes con la excusa de dar los últimos oficios religiosos. Y con ése pretesto sacarlo de alguna manera.
Esto era solo un ejemplo. Haría falta saber unas cuantas cosas más. Que la guardia habrá aumentado es algo obvio. Pero ¿sabemos dónde lo tiene exactamente? Acordaos que destruimos la torre donde estaban las celdas, y aún no está operativa. Así que saber dónde esta sería importantísimo. Pues otra de las posibilidades es usar las alcantarillas como ya hemos hecho en otras ocasiones.
¿Sábes algo de éso Angost?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Jue Jul 24, 2014 10:42 pm

¿Y polque no dolmil a los gualdias y entlal pol la puelta?, Clarisse podlia acelcalse hacia ellos y dejal cael su pañuelo con dolmidela, o dispalal-le bolas y dejal-los dolmidos, pala no tenel que matal-los. Eso lo podliamos complal esta noche mismo pelo habia que sabel donde se encuentla exactamente el capitan, pala no taldal mucho en cojel-lo. Tambien se podlian sobolnal a los gualdias como ultima opcion ...¿vosotlos que opinais?.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Vie Jul 25, 2014 7:22 am

-No tengo ni idea de como es por dentro el Cuartel, Halaf, es Tyrok el que estuvo dentro...
-Creo recordar-Dijo la serpiente- y puedo asegurarlo en un 99% que en el patio no habia ninguna alcantarilla, no se si dentro hay alguna, pero en el patio,casi seguro que no. Habia desagües pequeños que daban a la calle, en la parte baja de la fachada...pero no nos vale de nada.
- A mi solo se me ocurre sabotear la horca para ganar tiempo-Dijo Angost- Vuestras ideas me parecen bien, solo tenemos que estudiar una y ponerla en marcha.
Lo de la droga estaria bien, el problema es encontrar una droga asi y que actue de manera tan rapida, como para que no puedan dar la alarma. Lo de los monjes estaria bien para ver donde esta el preso, por dentro del cuartel, pero no para sacarlo, porque seguramente iremos acompañados por guardias y no dudeis que puedan registrarnos, si vamos a entrar hasta donde estan unos presos , penados a muerte... pero lo que digo: si nos vendria bien para saber donde esta, antes de entrar e ir al lugar seguro, pero hay un problema con eso...
-Cual- Halaf queria saber donde estaba el punto flaco de su plan.
- que si mas tarde aparecen los monjes de verdad, para expirar sus pecados sabran que nosotros no eramos monjes reales, por lo que habra consecuencias.
-Como cuales?
-No se... tal vez cambiar el preso de lugar, triplicar la guardia, que los guardias pasen a un estado de alerta maxima etc...
- A ti no se te ocurre nada?- Pregunto Tyrok a Angost.
-Este no es el tipo de trabajos en los que mejor me desenvuelvo. Lo mio es desenvolverme en trabajos laberinticos, para salir de el, pero no de subterfugios y acechos en las sombras, no se si me explico...
Tenemos que decidir que hacer... os recuerdo que tenemos solo 2 dias , a no ser que consigamos retrasar esto...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 911
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Sáb Jul 26, 2014 9:51 am

Pasó bajo el cartel que hacía gala a su nombre, un mástil con la punta rematada en una punta oxidadisima sostenía la madera grabada a fuego.

El ambiente era cálido y el local parecía limpio. Había escogido del inmenso armario del Zurdo un traje de viaje ligado al gremio del mar. Parecía uno de tantos hombres que desembarcaban en la ciudad a diario. Un par de mesas estaban ocupadas por gente corriente, él buscaba otra presa.

EL posadero, un hombre de lo más corriente, salvo por la enorme verruga que le crecía en una oreja, estaba tras la barra del bar.

Una cerveza. Desplegó una sonrisa tranquila y amigable. Una moneda de plata jugueteó entre los dedos del Tahúr. EL posadero se acercó a él con la intención de limpiar el trozo de barra que le rodeaba. Otra moneda apareció junto a la otra juguetona también. Ambos se dijeron algo inaudible para el resto.
-Buenos días caballeros – El Tahúr tiró una bolsa tintineante encima de la mesa de los guardias. – Tengo esto y pesa demasiado, estaba pensado en aligerarla un poco con vosotros. ¿Puedo?- Dijo señalando a la silla que estaba vacía.
- Claro muchacho, será un placer ayudarte con tu carga.
El, juego era una afición común en los hombres de armas. A casi todos les gustaba el riesgo y la sensación que produce, las cartas o dados proporcionaban sensaciones parecidas, donde arriesgarse, algunos hasta perderlo todo, incluso la vida.
Unas cuantas manos después, Lothar iba repartiendo los beneficios entre unos y otros, manteniéndose él un tanto a la baja. Pero en todo momento aparentaba que era una presa fácil a la que desplumar.
- Posadero, unas cervezas para mis amigos y para mí. – A veces os envidio. La vida de las armas parece mucho más entretenida que la de mercader. De ciudad en ciudad y con el viento y las velas por compañeras. Qué gran suerte la vida de soldado, cubierto de gloria y siempre armado.
- No creas muchacho, no todo es gloria ni batalla, ni ofensiva aplastando al enemigo…
Las cervezas llegaron muy pronto.
- Salud soldados, por la guardia de Tharbad .
El trago fue largo, esa cerveza estaba realmente buena y un tanto fuerte.
- Tampoco será para tanto, entrenar un poco cada día, luego un poco de trabajo patrullando, u oteando el horizonte y luego de vuelta a casita con la mujercita que espera con la comida lista.

Out Roll :
aquí lo dejo para que me contestes lo que quieras mi propósito es saber si viven o no el cuartel
-
In roll:
Las manos se iban sucediendo y el Tahúr ganó un par de manos. Luego lo dejó interesante dejándose ganar un par de manos. La partida se animaba por momentos. Así como las cervezas aguadas con brandy para la soldadesca y con agua para el Tahúr. El licor era una buena llave para bocas cerradas.
- He visto que la Torre de la Mazmorra ha sido destruida. Acaso ha sufrido Tharbad ya los efectos de la guerra. Acaso los orcos han llegado ya a la orilla de la ciudad.
- Por todos los Dioses, no. La guerra queda lejos.¿ Vienes del norte no?
- Así es. – Aseveró Lothar, con cara de incrédulo pardillo.
- No, un incendio por lo visto.
- ¿Y con los presos que ha pasado, los habrán trasladado a algún sitio?
- No los comunes se han quedado allí.
Mas manos y jugadas, dinero por aquí por allí todo acompañado de más jarras.
- Se ha rumoreado siempre que Tharbad es la capital de los ladrones, pero el Capitán Arleg siempre ha sabido mantener a ralla a esos hijos de mala madre. ¡Viva la guardia y su gran capitán Arleg! - El tahúr levantó su jarra pero los guardias se pararon en seco al término de la frase.
- Chico, ¿cuando has llegado a la cuidad?
- Hoy mismo, ¿Porqué lo decís?
- Arleg ha sido acusado de robo y detenido por la guardia de la propia ciudad.
- Por todos los dioses, no puedo creerlo. Pero si ese hombre era el paradigma de la honradez y justicia.
- Vivir para ver. - El que hablaba tenía un deje nervioso, no era para menos, Lothar le había dado unas cartas buenísimas y había subido el bote. El soldado estaba impaciente por recoger las ganancias. Pero Lothar estiraba la conversación adrede.
- Menos mal que los hombres de la guardia han demostrado que son tan honrados como se siempre. Un brindis por la guardia de la ciudad.
Esta vez las copas si se estrellaron unas contra otras.
- Por la guardia.
Mostraron las cartas y el soldado recogió el jugoso bote.
- Entonces si el capitán está detenido y la Torre de la Mazmorra ha sido destruida. ¿me pregunto donde habrán metido al capitán?
- Lo tenemos en el cuartel.
- ¿En un cuartel? Rodeado de los que antes fueran sus hombres. No os da miedo que alguno le eche un cable a su antiguo señor. ¿ Lo tendréis a buen recaudo en una buena Mazmorra?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Sáb Jul 26, 2014 2:23 pm

-Sus hombres? Algunos de nosotros tambien eramos sus hombres-Dijo uno de los soldados- Pero ante todos somos profesionales, verdad chicos?
-Asi es- Lothar parecia haber dado con un grupo de soldados que eran bastante rectos, al menos a primera vista.
-Segun dicen lo pillaron con las manos en la masa, asi que no es posible ningun error-Lothar puso cara de incredulidad- No pongas esa cara, yo tampoco lo creia.
-Ni yo
-Ni yo - Repitieron los demas.
-Hay que cumplir la ley, pero lo que no creo que merezca es la muerte.
-Ese -El soldado bajo la voz- hijo de puta del duquecito lo acuso de querer asesinarlo y todos sabemos que si Arleg hubiera querido matarlo, lo habria hecho sin rodeos...pero ya se sabe...a los nobles hay que tenerlos contentos.
-Tengo entendido, que segun dicen, Ulric estara en el momento de la ejecucion, por eso han puesto, incluso gradas. Es una vergüenza... Un heroe del pueblo tratado asi, parece una fiesta regional, en lugar de una ejecucion, engalonando la plaza. Puede que haya tenido un error, pero lo que Arleg no es, es un asesino.
-Sin duda alguien le tendio una trampa- Agrego otro- si no como sabia nuestra guardia, como pillarlo con las manos en la masa? Posiblemente alguien que fuese con el lo traiciono. Alguien posiblemente que este dentro de la guardia tambien... aunque eso son deduciones mias.

En ese momento fue cuando entro Yasuo y Angost por la puerta. Vieron como Lothar ya estaba sentado con unos soldados, por lo que estaria sacandole informacion.
- Pide algo , Yasuo- Dijo Angost- Yo voy a ver si veo algo que nos pueda servir por aqui.
El posadero se le acerco a Yasuo.
-Que va a ser caballero?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 396
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Sáb Jul 26, 2014 3:20 pm

El oriental miro al posadero con una sonrisa en la cara, habia visto a Lothar con los soldados, eso queria decir que seguramente ya estaria sacandoles informacion a base de  trampas con las cartas y de alcohol.

-Buenas dias, señol posadelo- el posadero miro extrañado tanta amabilidad del oriental, ya se olia algo,- bien, solo quelia unas buenas celvezas pala mi amigo y pala mi, de las mejoles que tengas- y la respuesta del posadero no se hizo esperar, ¿perdone señor las cervezas que piden son algo mas caras de lo normal?, no se si usted me entiende... Yasuo rio la amabilidad de las palabras y las contesto sacandose un bolsito pequeño con cuidado de otras miradas, lo abrio y dejo mirar al posadero su interior, habian unas cuantas monedas de plata y otra de oro en el fondo, ¿Clee usted que con esto bastala?, Oh si señor, perdone mi atrevimiento sobre la veracidad de sus palabras pero ya sabe usted que no hay que fiarse mucho de los desconocido... era normal, Yasuo iba con ropas normales, no con el kimono que se acaba de comprar hace poco y que le gustaba llevar siempre.

El posadero se encamino rapidamente para traer las cervezas y cuando las trajo, en la mano del oriental habia una moneda de plata esperando a su nuevo dueño, pero cuando este fue a cojer la moneda, la mano se cerro, dejando al posadero con cara incredula... No es que no te vaya a pagal, pelo lo que si quielo es un poco de infolmacion y si es de mi aglado posiblemente esto que tengo en la mano inclemente su numelo... Pues usted dira que quiere saber joven señor... ¿quienes son los que les suministla el alimento a la gualdia del cualtel? ¿es esta posada? ¿suelen venil la gualdia del cualtel muy a menudo o solo cuando telminan la gualdia? ¿y otla pleguanta, que piensas del capitan Al-leg, debelia molil cual pel-lo colgado de una lama?

Offrol: lo de la comida si es que se la sirve esa posada seria para echar somníferos en sus comidas y dejarlos el dia de antes por la noche dormiditos y entrar facilmente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 911
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Sáb Jul 26, 2014 3:43 pm

los guardias eran tipos leales, o al menos eso parecía.
Sabéis no me imagino la vida dentro de un cuartel tiene que ser muy emocionante. Como es vivir allí dentro

out Roll
espero que los guardias empiecen a contarme como es vivir allí para hacerles preguntas concretas acerca de la distribución del cuartel.

in Roll

Le tocaba dar cartas al Tahúr. Cada uno recibió lo que se merecía.
- Vaya, una traición dentro de la propia guardia, eso si que no me lo esperaba. Esto suena a conspiración para eliminar al pobre capitán. Es un poco irónico que los hombres que le son fieles, tengan que guardarlo. Ese cuartel no parece el lugar idóneo, ¿seguro que lo tenéis bien encerrado en un lugar del que no pueda escapar, ni ayudarle a escapar ninguno de sus más fieles? Sería un deshonor para la guardia caer en un error tan trivial.

out roll, con la pedazo de tirada de persuadir (ocho aciertos) me digas donde se encuentra Arleg. Sería un detalle
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Sáb Jul 26, 2014 3:47 pm

Yasuo observo como Angost se sentaba en una mesa donde jugaban cartas, con tres hombres mas, que no parecian soldados. Parece que deberia llevarle la cerveza hasta alli.
-Vaya. Parece que hoy es mi dia de suerte- Dijo el posadero- Aquel caballero que esta con aquellos guardias se ha interesado tambien por la guardia del cuartel. Deberia hablar con el- En la voz del posadero se notaba algo de ironia- Y todo esto por saber mis gustos personales sobre el Capitan Arleg uuuaaaaooo!!!...ah no!-Se corrigio con todo el sarcasmo del mundo el posadero- y cada cuanto tiempo tiene el cuartel suministros, asi como si yo trabajara dentro de el...
Cualquiera diria que estais preparando un asalto al cuartel o algo asi, chico jajaja! No...claro que no... seria absurdo.
-Selia Absuldo- Le acompaño en la aseveracion Yasuo.
-Dejad de jugar a esas cosas, chico, es un consejo. Vamos a hacer una cosa. Coges y te largas por la puerta de mi posada y yo hago como si no hubiese escuchado nada. De acuerdo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 911
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Dom Jul 27, 2014 7:30 am

Lothar podía ver desde su posición casi toda la sala. Por la cara del posadero sabía que la cosa no pintaba bien con Yauso. Es más pudo oír retazos de la conversación y desde luego el oriental había sido tan sutil como un olifante. Este hombre no entendía que en estos trabajos había que ser mas discreto y darle tiempo al tiempo.

De pronto Yauso se dio media vuelta y se fue por donde había venido. Pero el Tahúr no sabía en que había quedado la cosa.

Las manos se iban sucediendo y la partida estaba cada vez mas interesante.

-Uff, espero salir bien parado de esta partida, pensaba que ibais a ser presas fáciles pero jugáis demasiado bien. Me veo durmiendo en la calle.

- ¿y eso?

- Mi barco, bueno el de mi patrón, está siendo registrado por el gremio Orco mercenario, y hasta mañana no podemos regresar. Esos malnacidos orcos dicen que llevamos contrabando, lo que pasa es que quieren que mi jefe les pague por pasar la aduana antes. Y conociendo a mi patrón, que es cofrade del puño cerrado, está que paga un soborno.

- ¿Así que si pierdes no tienes techo para pasar la noche?

- Pero primero hay que perder- Dijo el Tahúr con cara de pillo. - Salud por el dinero y las mujeres bonitas.

Las copas volvieron a chocar unas contra otras.

-Claro que vosotros no tenéis esos problemas ahora a dormir al cuartel y todo resulto, ¿no?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 835
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Dom Jul 27, 2014 8:47 pm

"Pero entonces, ¿sigues pensando en vestirte de monje?. Lo digo por si piensas guardar castidad también"
Si algo me gustaba de Clarisse, a parte de su físico, era su sentido del humor; algo pícaro a veces.
"No lo sé. Se me ha ocurrido otra cosa, pero la aportación de Angost me parece buena. Si vienen los monjes de verdad la cosa puede cambiar. Aún así, siempre hay que estar preparado. Además los trajes apenas nos han costado cinco monedas de bronce. Eso incluyendo esta ropa recatada para tí"
"Por éso lo decía. Pensaba que querías llevarme por el buen camino de la rectitud y la luz divina. Ya me veía de abadesa o algo parecido"
"Yo me crié en un hospicio ¿sabes?. Lo que he conocido como padre era un Abad"
Eso la pilló desprevenida.
"Pero ya te contaré esa história con más detalle. Ahora toca lo que tenemos entre manos. La idea de usar el disfraz para entrar a ver a Arleg es muy buena. Como ha dicho Angost, no nos serviría para sacarlo de allí pero si para tener más información. Pero como los monjes pueden venir de verdad, la otra opción que se me ocurre es que la familia del Captián Arleg venga visitarlo."
"Ya. Y la familia somos nosotros. Pero estaríamos en las mismas. Podría venir la familía de verdad."
"Arleg no tiene familia. Por lo menos no dentro de la ciudad. Por éso vendrá su pobre y desconsolada hermana junto con su cuñado. Además, de ésa forma informaremos a Arleg que vamos a liberarlo. Puede que incluso aporte alguna buena idea"
"Si pero puede que no queira colaborar. No tiene porqué fiarse de nosotros. Somos quienes le hemos metido en ésto"
"Sí. Pero le diremos que nos han ordenado liberarle. Le diremos que no sabemos por qué, pero se nos ha amenazado con matarnos si no lo hacemos, así que nosotros solo obedecemos. El dinero nos servirá como soborno. Para poder entrar a despedirnos de él."
"Y ¿cuál es la otra cosa que se te ha ocurrido?"
"Realmente no se me ha ocurrido. Lo ha comentado alguien. Hagamos lo que hagamos. Drogar a los guardias, matarlos, o entrar con un ariete; lo que tenemos que hacer es sabotear la horca. De ésta forma, si el plan que tengamos sale bien, no pasara nada. Pero si no sale bien, cuando la horca se venga abajo, nos dará más tiempo para terminar el plan trazado o bien rehacer uno nuevo."
Clarisse me miro extrañada
"Lo siento cariño. Para ésta misión aún no se me ha ocurrido nada bueno para llegar a buen fin. Solo los planes anexos. Pero puede que cuando sepa dónde tienen a Arleg se me ocurra algo. Espero que los demás tengan suerte y nos digan algo nuevo"
Clarisse me miro de nuevo. Hizo un gesto de desinterés levantando una ceja y comentó
"Menos mal que lo que me gusta de tí no es tu inteligencia"
Y ésa sonrísa pícara, esa mirada felina, volvieron hacer acto de presencia.


Última edición por Haral el Lun Jul 28, 2014 3:52 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Dom Jul 27, 2014 11:54 pm

-no creas chico la vida de soldado no es tan bonita Como pintas. En el cuartel solo es instrucion, guardias y mas instruccion... un asco. En cuanto usarlo Como casa... jaja-rieron todos-estamos deseando terminar el servicio para volver a casa. Yo vivo con mi mujer y mis 3hijos, este de Aqui vive solo y este otro , a sus 16 añazos ya y aun vive con sus viejos... yo a su edad ya tenia 1 hijo jaja!
-no te burles,puñetero-le recrimino el joven-sabes q el salario de soldado es un asco! Y la vida esta mas cara que Cuando tu tenias mi edad!

La partida llego a su fin y los soldados decidieron partir a sus hogares. La bebida parecia haber hecho mella sobre todo al mas joven.-no me explico Como voy asi de ciego ...hip!  Si he bebido lo de siempre.
Al salir por la puerta se cruzaron con otro grupo de guardias que venia a la taberna. Estos se saludaron y cada grupo tomo su camino. Unos acasa a dormir la mona,otros a cogerla. Estod ultimos se dirigieron a la barra y saludaron al tabernero:-que hay Tread? ...
Cuando los otros salieron por la puerta se dieron cuenta que ya era mas de medio dia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Lun Jul 28, 2014 7:13 am

Yasuo intento mantener la mirada del tabernero, pero a pesar de parecer un buen hombre, en ese momento su cara era una estatua de marmol, tallada con el rictus mas serio del mundo.
Yasuo se dio cuenta que se habia equivocado, otra vez su manera de actuar le habia jugado una mala pasada: actuar primero, preguntar despues.
-Pol supuesto que ela una bloma ,homble! ela una apuesta tonta con mi amigo -Dijo señalando a Angost que estaba empezando a jugar una partida con 3 hombres.
-Te pongo la cerveza y cuando la terminas te estas largando, amigo.
-De acueldo, no quielo tenel ploblemas pol una tontelia- Yasuo sabia que podia matar a aqeul hombre con una mano atada a la espalda, pero lo cierto es que ya habia matado la pata bastante y decidio echarse para un lado.
COn la cerveza ya medio vacia se acerco a Angost, parecia no irle muy bien y tampoco parecia que se le diera muy bien, pues iba perdiendo, aunque se le notaba que disfrutaba, pues no perdia su sonrisa y bromeaba continuamente con sus nuevos amigos.
Fue Yasuo cuando se dio cuenta que uno de los que habia en el grupo lo habia visto esta mañana en el lugar, donde estaban construyendo la horca. Parecia que el hombre se tomaba sus descansos  jugando y emborrachandose, pero a pesar de ello, parecia desenvolverse muy bien con los naipes.
-Asi que eso estaba haciendo Angost esta mañana, obselvando a los que constluian la holca... - El mito de la cabeza pensante de Angost habia entre sus compañeros, habia llegado a tal punto que no podia observar nada tranquilamente, sin pensar, los demas, que su mente ya estaba maquinando algo, cuando esto del hombre de la horca, por ejemplo, habia sido el mero fruto de la casualidad.
-Angost, yo me voy. El posadelo me conoce y no quielo echal-lo todo a peldel.
-De acuerdo ,Sir Yasuo. Nos vemos en casa de Lothar al atardecer.

-...Que decias, entonces, maese Sarlek?-Dijo Angost interesado al hombre de la horca.
-Que no habia tenido que construir esto, para un pez tan gordo... me refiero un pez gordo de los buenos...malos han habiado muchos, claro.
-Pero entonces lo traen desde el cuartel hasta la plaza escoltado por 4 hombres. No tienen miedo de que escape o algo? jaja.
- Hombre! va agrilletado de manos y pies, y los soldados armados.
-Nunca he asistido a algo asi- Dijo Angost con cara de entre terror y repulsion.
-Yo no me quedo a verlo.
-Yo si!- DIjo uno de los presentes, pero pienso que es una injusticia lo que se esta haciendo con un heroe del pueblo, ojala lo salven. EL otro hombre que se sentaba a su lado golpeo por bajo de la mesa a este con el pie, Angost lo observo de amnera clara.
-Pero te han dicho donde lo tienen guardado? tengo entendido , que eso no es una prision- Pregunto Angost.
-Tu estas empeñado con que se pueda escapar? Tranquilo, hombre, que solo es un ladron!-Dijo Sarlek.
-Y un Magnicida, segun he oido.- Angost se fijo en el hombre que habia dado la patada al otro por debajo de la mesa. Los musculos de su mandibula se tensaron.
-Vamos al juego- DIjo de mala forma.
-Estamos jugando , mientras hablamos , tranquilizate , hombre-Dijo Angost- Estamos perdiendo los 2 y yo mas que tu.
-Claro, amigo- Dijo Sarlek- Tranquilizate... para ganar a esto hay que tener paciencia.
Como te decia, yo he estado dentro del cuartel, para sacar el material de la horca, que guardan ellos. ANtes lo hacian ellos, pero dejaron d ehacerlo, no se si recordaras hace un par de años, cuando la horca se desmonto en plena ejecucion.
-He oido hablar de ello.
-Pues hay muchos sitios donde guardar a un preso ahi dentro, aunque esta vez cuando yo entre a recoger el material, vi soldados como preparando un lugar...
-Cual era ese lugar? - Esta vez se intereso el hombre que pateaba por debajo de la mesa.
........


Clarise observo a Halaf:
-Entonces que hacemos? esperamos a los demas y le proponemos tu plan o nos aventuramos los 2?
Piensa que lo mismo alguien conoce a la familia de Arleg o si luego se presenta la verdadera familia, puede que le hablen de nosotros y se den cuenta...


Última edición por Ankalagorn el Mar Jul 29, 2014 7:31 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Lun Jul 28, 2014 7:21 am

Tyrok, mientras se dedico a observar el cuartel desde fuera y danole vueltas a este, buscando puntos debiles. Estab bien pertrechado. Todas las ventanas tenian barrotes, desde fuera parecia una carcel. Observo como la puerta del patio se abrio 2 veces ese dia, para que entraran un par de carretas, pero no puedo ver adentro demasiado, si que observo que habia movimiento de guardias en el interior. Estaba claro que la unica forma de entrar por encima, era el patio. Por la parte de atras habia otra puerta mas y por delante las que ya conocian(ver mapa) , por si lo que decidian era entrar por la puerta. La de detras no tenia guardia, al menos exteriores, parecia que era una puerta que se usaba menos, aunque de vez en cuando dos guardias salian y hacian una ronda alrededor del cuartel, cada 2 horas o asi.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 392
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Lun Jul 28, 2014 12:38 pm

La serpiente no hacía más que buscar un posible punto débil que le pudiese servir para poder tener acceso a aquel lugar. También estudiaba el montaje de Aquella horca con el fin de poder saber como sabotearla si era necesario en un momento dado.
… Carretas… tal vez esa sea la forma de poder tener acceso al lugar, pero ¿qué demonios contendrán esas carretas? Debo descubrir que contienen y si podemos entrar con ellas de alguna manera. Aunque otra cosa sería como conseguir una carreta en tan poco tiempo.
Tyrok decidió ser paciente y seguir escudriñando hasta encontrar un posible punto débil, su intención era esperar hasta ver que se aproximase alguna carreta con el fin de poder saber cual era su contenido, me parece extraño que lleven provisiones 2 veces al día, salvo que hoy justo sea el día de entrada de provisiones, si la guardia investigaba el interior de las mismas o directamente si conocían a quienes iban sobre ellas. Todo cuanto les fuese útil para poder adentrarse en el interior de la prisión.


Offrol: estoy desentrenado y no me sale nada muy largo pero te prometo Jose que mi intención con Tyrok no era otra que hacer justo lo que has dicho que se ponia a hacer jejeje, parece que me has leido el pensamiento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 835
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Lun Jul 28, 2014 4:21 pm

"No te preocupes por eso. Ya te he dicho que el capitán no tiene familia, no al menos en la ciudad. Pero en algo tienes razón, o hacemos algo o esperamos al resto, y el tiempo apremia."
Cuando me miraba así, apenas podía pensar.
"Juguemos. Pues eso si que soy. Un jugador. Los monjes puede ser nuestro plan B. Vístete bien, que debes parecer una pobre dama afligida"
"Eso es justo lo que soy. Eres tú el que necesitará mucho maquillaje para ocultar esa cara de ladrón, putero y jugador que tienes...." siempre con una sonrisa en la boca. Incluso cuando me hablaba así me gustaba.

Nos encontrábamos en la puerta del cuartel. Justo enfrente se encontraba Tyrok. Él nos vio. Nosotros lo vimos. Pero nadie de alrededor diría que ésas tres personas se conocían. Por lo menos uno de nosotros sabía que nos adentrábamos en el cuartel. Sabría dónde estábamos si no regresábamos.
El guardia de la puerta nos dio el alto.
"Deseamos ver a tu superior, a quien esté al mando en este momento" Mi tono era respetuoso y cordial. Humilde. Clarisse, aunque llevaba una ropa nada ceñida y una pequeña cofia para protegerse del sol, seguía destacando por su belleza. Parecía una pobre e inocente chica virgen, que se agarraba afligida a mi brazo a punto de estallar en llanto.
"Tendrá que decirme para qué quiere verlo"
"Somos familiares de vuestro capitán Arleg. Nos hemos enterado de la noticia y acabamos de llegar a la ciudad. Deseamos verle, para despedirnos de él"
El guardia nos miraba extrañado. No sabía si era sorpresa o compasión. Su cara podía ser de repulsión o de no querer hablar de un tema tabú.
"Esta muchacha es mi mujer y su hermana. Y quiere verlo antes de..." me giré para mirar por encima de hombro el patíbulo de la horca. Y en ése momento Clarisse emitió un pequeño quejido como de empezar a llorar por lo bajo.
El guardia parecía apiadarse, porque sin decir nada desapareció. Nosotros nos quedamos allí plantados esperando ver qué pasaba.

Off Roll. Llevo preparado una bolsita con tres monedas de plata y luego una de oro en el bolsillo. Esto es para sobornar, pero es para hacerlo al oficial, y en plan. Somos familia, estamos desesperados y estamos dispuestos a darte esto si es que no nos quieres dejar pasar por piedad o por caridad. Espero a que venga el oficial y contestes o bien des instrucciones para que postee yo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Lun Jul 28, 2014 5:48 pm

Finalmente Halaf y Clarise decidieron hacer la guerra por su cuenta y no esperar a los demas, es por eso que le extraño a Tyrok cuando vio a la pareja aparecer, ya pasado medio dia.
-Maldita sea mi vida!-Dijo Tyrok- Que estan haciendo esos 2 ahi? acaso han planeado algo sin mi. pensaba que habiamos quedado al atardecer para hablar que tenemos cada uno... Que hago? voy a buscar a los demas? dijeron que irian a la Taberna de ahi en frente: La lanza rota o me quedo aqui esperando?

-Esperad un momento-Le dijo el guardia a la pareja. El guardia iba a llamar a la puerta, cuando esta se abrio y aparecieron tras ella 4 guardias.-Vaya , final de servicio eh chicos?-Le dijo el guardia a los 4 que salian.
-No, solo un descanso-Respondieron estos. Vamos a la taberna de Tread, por si necesitais algo.
-De acuerdo.
(off. si os dais cuenta estos son los 4 guardias con los que se cruza los que estan con Lothar en la posada al salir de esta. Un enganche cronologico jeje).
Halaf se dio cuenta que el guardia de la calle no tenia llave para entrar, por lo que tenian que abrirle desde dentro. El guardia desaparecio tras la puerta y quedaron a solas con su compañero.
-Asi que es la hermana del Capitan?-Clarise afirmo.
-No sabia que tuviera una hermana...
El soldado que habia desaparecido tras la puerta volvio a aparecer.
-acompañenme señores- Le dijo el soldado. Lo siguieron , entraron hasta la sala de recepcion(ver mapa). Luego entraron a una sala a la derecha donde habia una gran oficina(ver mapa); tras una mesa esperaba sentado un oficial. Debia de ser el Comandante.
-Sientense Señores.- La pareja accedio, mientras el soldado salia por donde habia venido.La puerta a la espalda del comandante permanecia abierta, tras ella podia observarse el patio.-Diganme, a que se debe esta visita?


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 392
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Lun Jul 28, 2014 8:56 pm

¿Pero que mierda hacen? Se preguntó Tyrok, no entendía porque habían acudido sin contar con nadie, o tal vez si que lo habían hablado con los demás y no con la serpiente por estar vigilando en este lugar. El joven alzó su rostro y oteo aquella plaza en busca del resto de sus compañeros sin obtener resultado. Hizo todo lo posible por saber de que hablaban pero estaba demasiado lejos y no quería acercarse para no levantar sospechas.
Su compañero y Clarisse (Tyrok era reacio a llamarla compañera aún) lograron entrar. No entraba en su cabeza como pero lo lograron.
Tomó una decisión, no sabía si la más acertada o no, pero fue la que tomó. Decidió esperar un tiempo hasta ver si salían o se escuchaba algo de algarabía, de lo contrario iría a la posada a contar lo que había visto al resto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2716
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Mar Jul 29, 2014 7:28 am

-Esperad- Dijo Lothar a sus nuevos amigos- Me voy con vosotros!
-Nosotros nos retiramos,amigo! jeje!
-Pero yo me voy con mi amigo Gillem,verdad?
-Oh no,no... Lo siento, pero mi madre me esa esperando para comer y ya llego muy tarde!


Tyrok se debatia por dentro entre la duda: Que hacer? Mientras los soldados que habian salido por la puerta llegaban a la puerta de la Lanza Rota. Saludaron a alguien; pudo observar que de que se trataba de otros soldados, finalmente terminaron de salir a la calle, pero entre ellos habia alguien que no era un soldado; Tyroko lo identifico con ...Lothar!! Este hablaba con el soldado mas joven, se iba con el, los otros reian como diciendo... lo va a liar, mejor nosotros nos largamos de aqui!

Yasuo ,aun no se habia terminado de ir ,permanecia cerca de Angost, que jugaba su partida. El oriental hacia por que su cerveza le durara lo que no estaba escrito. Sabia que no podria pedirse otra, por la "amistad" que profesaba con el tabernero. Angost iba perdiendo, claramente... no se le daba muy bien aquello, pero parecia que estaba sacando algo de informacion.
Yasuo no sabia si irse o permanecer ahi, que no hacia mucho y ademas, el tabernero no le quitaba ojo...un momento! otros guardias entraron por la puerta, mientras Lothar se iba con sus nuevos "amigos". Uno de estos guardias saludo al posadero, desde la puerta:-Que tal Tread?! - Mientras se dirigian hacia la barra...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 392
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Mar Jul 29, 2014 2:15 pm

Lo que estaba sucediendo nada más que hacía que confirmar lo que Tyrok ya pensaba, los muchachos habían hablado en su ausencia y habían decido entrar, ya solo faltaban Yasuo y Angost, pero a buen seguro no tardarían en aparecer.
- Maldita sea, otra vez me va a tocar tener que sacarlos del calabozo, espero que esta vez sean algo más inteligentes y que no se dejen atrapar tan fácilmente. –
Ante aquella situación Tyrok decidió seguir manteniéndose a la espera en busca de puntos débiles o del momento justo para actuar, tal vez volviese a entrar otra carreta y podría husmear un poco su contenido sin ser demasiado descarado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kang
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 911
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Mar Jul 29, 2014 6:49 pm

Cortó la baraja, una imagen se coló en su mente.

- Pero yo quiero ganar.
- No se puede ganar siempre, no si lo que pretendes hacer es utilizar el juego con otro fin.
- ¿A qué te refieres?
- Por ejemplo si estás utilizando el juego para sacar información. ¿Cómo es la persona? Arisca, reservada o valiente, o cobarde. También puedes inducir la conversación a algún tema que te interese. Sonsacar al incauto lo que tú quieres que diga.
- No te entiendo Tío.
- Los mejores timos no son las cartas o los dados. Estos solo son herramientas para conocer e influir en el incauto. Es bueno que te guste el juego, pero ten en cuenta que un ladrón de verdad no se define por la pericia que tenga en el control del naipe sino de de la partida.
- Seré el más grande de los ladrones.
- Deja de fanfarronear, de presumir. Se humilde y parece tonto, así nadie sospechará de ti.
- Pero de qué sirve ser tan bueno y no poder presumir de ello.
- Para poder seguir trabajando y no acabar en la Mazmorra.
- Tío yo quiero ganar siempre, seré el gran ladrón de Tharbad.
- Confórmate con ser un Tahúr decente….

La partida estaba llegando a su punto álgido, ya tenía a su presa. Los coloretes cada vez más pronunciados se asomaban a sus jóvenes mejillas. Había sido simpático, a pesar de de no estar en su mejor momento. Cada treta que articulaba le recordaba al que fuese su padre de corazón. Pero él estaría contento de verle.
Tal y como le enseñó ir perdiendo alegraba a sus víctimas, parecer lo que no eres, un tipo simpático y divertido, un buen hombre. La apuesta en total le había costado unas dos monedas de plata en calderilla. No le quedaba mucho peso a su bolsa.
- Hora de irse.
- Sí, que llevo una que no se yo.- El Tahúr se hizo un poco el borracho, quien más y quien menos se notaba un poco tocado.
Se despidieron del posadero y se toparon con otro grupo al salir.
- Nos vamos
- Tomaos una con nosotros…
El toma y daca de las despedidas, mientras Lothar espera tras los guardias. Por fin fuera empezaron a despedirse.
- No si yo voy a casa de mis padres que me esperan para comida.
- ¿Sí?, que suerte.¿ Y vas en esa dirección?- dijo señalando el camino que ya había emprendido el muchacho. Este lo confirmó con la cabeza.- Pues que casualidad, conozco una posada en la que pensaba alojarme en esa dirección.
Se escuchó alguna broma de sus compañeros a cerca de su virginidad y el posible amor entre ambos.
Una vez fuera del oído de sus compañeros el Tahúr pareció sincerarse.
- Sabes no dejo de pensar en el Capitán Arleg. Es una canallada lo que le han hecho.
El muchacho de la misma opinión asintió con la cabeza pero no dijo nada.
-Sabes, no lo he dicho antes, pero… - Dejó una pausa como si no lo quisiera decir por temor o por pudor. – Pero Arleg me salvó la vida. Bueno en sentido figurado.
- ¿Qué quieres decir?
- Antes yo era un pequeño delincuente, sabes. Pero Arleg me pilló y en vez de mandarme al calabozo me dio una segunda oportunidad. Qué todo hombre tiene derecho a equivocarse, pero que sí reconoce su error tiene derecho a una segunda oportunidad. Y más él, con todo lo que ha hecho por esta maldita ciudad.
- Tienes toda la razón, otra oportunidad. – su deje borrachín se dejó arrastrar por toda la frase.
- Seguro que lo tienen en una celda miserable en lo más hondo de un pozo regodeándose de su miseria…
Out roll.
Lo dejo aquí con su frustración, enfado y borrachera, para a ver si se le escapa y me dice algo así como, no que va está en una celda en mitad del cuartel al lado de la oficina.
Por supuesto seguiré aguijoneándole a ver si encima me suelta algo más.
Tambien me gustaría seguir preguntándole por su trabajo, primero diciéndole lo aburrida que es la vida en el mar para que el se compare y me diga pues yo hago tal guardia. A tal hora y con tantos hombres un horror….
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 835
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 37

MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   Mar Jul 29, 2014 10:46 pm

"Así es. Ella es Sarah. Es su hermana. Yo soy Seth, su marido. Nos enteramos hace unos días de la noticia. Siento decírselo, pero sabemos que Arleg es inocente. Hablan de robo, de asesinatos....pero él no es así, y si lo conoce un poco sabe que estoy en lo cierto"
Usé el tono más humilde que podía usar. Era un pobre familiar afligido por las circunstancias que exponía su pesar. Lo había hecho en miles de ocasiones, solo que con distintas historias. Soy un pobre huérfano que han abandonado, soy un pobre chico que se ha perdido y al que le han robado, etc.
"No pretendemos nada de usted, sé que ya ha sido juzgado y condenado. No pretendemos nada que no pueda hacer. No quiero que mi Sarah vea a su hermano por última vez de camino a un patíbulo. Nos gustaría poder verle antes, a solas. Despedirnos como es debido. Incluso proporcionar, si no lo han hecho ya, consuelo espiritual con cualquier orden monacal de la ciudad"
El oficial miraba con cara neutra.
"Entiendo lo que me piden. Pero el prisionero ha sido condenado por crímenes muy graves. No puede recibir visitas".
Bajé la cabeza, intentando dar más emoción a mi desdicha ante ése revés.
"Créame que lo comprendo. Sé que tendrás órdenes. Pero se lo pido por caridad. No es nada descabellado. Solo unas palabras de consuelo, un último abrazo, un último beso fraternal. No será mucho tiempo. Nadie podría ver ése gesto como algo malo. Es caridad lo que le pedimos"
El oficial se removió en la silla. Sin duda le incomodaba aquello. La cosa pintaba bien. O eso creía yo.
"Me juego mucho. Sería mi puesto o incluso mi cuello el que pedirían si no cumplo con las ordenanzas"
Ahora tocaba ir a por todas. Esto sería la grasa que terminara de hacer que todo el mecanismo funcionara, o lo que lo empeoraría todo.
"Mire señor" volvía a mirar al suelo en señal de humildad y sumisión "no somos gente de ciudad, y no queremos que se malinterpreten nuestras intenciones. Sabemos que las cosas aquí funcionan de otra manera y estamos dispuestos a cumplirlas" saqué la pequeña bolsa con las tres monedas de plata. Hice que las manos temblaran un poco al depositarla lentamente sobre la mesa "no le engañaré diciendo que es todo lo que tenemos. Pero sí es todo lo que nos podemos permitir, pues como antes le he dicho, deseamos contratar un responso espiritual, si usted también lo permite, así como los gastos que conllevará darle una digna sepultura" con ésa palabra Clarisse soltó otro pequeño llanto, como a quien cada vez que se le recordaba que Arleg iba a morir le producía una herida. Cuando esto acabase iba a hacerle el amor de forma continuada por lo bien que estaba interpretando su papel "espero que esto pueda igualar la carga o el riesgo que nuestra pretensión pudiera ocasionarle"
Ahora le tocaba a él mover ficha. No éramos dos sujetos que habían venido a sobornarle. Éramos dos familiares desconsolados, que tras intentar razonar con él y no funcionar, tras apelar a su compasión y no funcionar, ponía sobre la mesa dinero. Más que un soborno, era el último cartucho desesperado de alguien triste por los acontecimientos. Esperábamos su reacción.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Horca. Capitulo I   

Volver arriba Ir abajo
 
La Horca. Capitulo I
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 4.Ir a la página : 1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» El dia loco de Tahu, La pelicula(Capitulo 2)
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» [Capitulo 4]La isla de los Condenados
» Ilustraciones capitulo 17
» Capitulo 3: La isla tenebrosa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres :: AVENTURAS :: La Mano y la Sombra-
Cambiar a: