Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres

Partida de rol por posteo( sistema The riddle of steel (TROS))
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)
Vie Ago 24, 2018 11:25 pm por Abdulfin

» TIRADAS DE VICTOR (YAsuo)
Sáb Ago 04, 2018 5:36 am por Ankalagorn

» Ficha de Tarsil
Miér Mayo 09, 2018 1:37 pm por Abdulfin

» tiradas de Lothar
Sáb Mar 31, 2018 9:41 pm por Ankalagorn

» El Este: en busca de un futuro prometedor.
Sáb Feb 24, 2018 10:29 pm por Ankalagorn

» La Mano y la Sonbra, Tiradas del Master
Sáb Feb 24, 2018 9:40 pm por Ankalagorn

» TIRADAS DE JULIO DIMMU
Vie Feb 23, 2018 6:26 pm por Ankalagorn

» TIRADAS DE JUAN(HALAF)
Mar Feb 06, 2018 8:53 am por Ankalagorn

» Yokor Argun y los Mercenarios
Jue Ene 25, 2018 6:35 pm por kang


Comparte | 
 

 Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Lun Dic 17, 2012 9:56 am

Bringwor se volvio loco. Su cara palidecio ante sus hermanos. Dio varios pasos hacia atras, perdiendo el equilibrio, hasta que pudo apoyarse sobre la cruz de su espada, usandolo a modo de baston:
-Hermanos! No huelo!!! No huelo!!!
-QUe no vuelas?! - Pregunto extrañado Iturin.
-He perdido el olfato!
Extrañados todos empezaron a olisquear cosas que no pertencian a ese mundo.
- Tiene que ser parte de este mundo- DIjo Einer- Tranquilo Montaña, todos estamos igual.
-Cuando salgamos de aqui , volveremos a recuperar el olfato- Los tranquilizo Steiner.
SI Steiner lo decia, debia de tener razon. Pero... y si iban poco a poco perdiendo los sentidos? AHora el olfato, despies la el gusto, luego el tacto, despues la vision, por ultimo el oido.
Se estarian muriendo poco a poco?
Bringwor cayo de rodillas y volvio a vomitar nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Lun Dic 17, 2012 4:33 pm

Había algo de lo que no se habían percatado hasta ahora los cuatro jóvenes. Durante uno de los descansos del grupo mientras se adentraban en el bosque, todos se fijaron en como Iturin reparaba la maltrecha armadura de Dimmu, eran los únicos momentos en los que el enano se despojaba de la parte superior de su hermosa armadura de mithril, eran muchas las cicatrices que cubrían su cuerpo, lo cual reflejaba que nos encontrábamos ante un gran guerrero, pero de lo que realmente se dieron cuenta y que no se habían parado a observar hasta ahora, era la transformación del enano cuando trabajaba el metal, ante ellos se mostraba una figura majestuosa, casi regia.

Seguíamos adentrándonos en el bosque y el sonido de los tambores se hacía cada vez más persistente, daba la impresión de que a medida que nos acercábamos, el ritmo se iba acelerando cada vez más. A saber que nueva sorpresa nos esperaba en este lugar, lo que parecía claro, es que nos estaban esperando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Mar Dic 18, 2012 3:52 pm

Unos teníamos sensación de calor asfixiante, otros sentíamos un frío estremecedor que parecía iba a quebrar nuestros huesos. Habíamos caminado por un pasillo repleto de lo que parecían ser grandes guerreros que no eran de aquí, pero, ¿qué era aquí exactamente? Seguramente este aquí no sería el lugar del que nosotros veníamos, no sería nuestro aquí. Nos habíamos enfrentado a rivales de muy distinta entidad, aunque todos grandes guerreros que lograron ponernos en importantes apuros en más de una ocasión.

El pasillo por el que caminábamos no era más que un gran escaparate de grandes guerreros con armas y armaduras de lo más impresionantes, seres que tal vez viniesen de otros mundos o dimensiones, somos jóvenes, y tal vez si hablásemos a alguien de otros mundos o dimensiones nos tomaría por locos o dementes, pero no, nuestra experiencia era enorme para la corta edad con la que contábamos, sobre todo nuestra experiencia con todo aquello que se salía de lo común, parecía que éramos un imán para atraer los problemas más extraños.

Detrás de aquellos gruesos cristales se encontraban guerreros tales como seres mitad hombre mitad león, otros mitad oso, otros mitad lobo, hombres hechos totalmente de hielo, otros de roca incandescente, de metal puro, seres con formas de lo más dispar, criaturas que en la mayoría de los casos escapaban a la imaginación de cualquiera de nosotros.

El pasillo era largo, muy largo y a pesar de su elegancia, terminaba en un lugar extraño, un pequeño balcón de roca natural, a la izquierda podíamos ver como se alzaba una pequeña montaña de unos 500 metros de altura cubierta de nieve y hielo, a la derecha un gran cortado bajo el cual corría la roca fundida. En el centro había un gran trono de metal negro sobre el cual, otra extraña criatura nos esperaba. Un ser que parecía ser mitad hombre mitad araña, su piel era de color grisácea y su cabello blanco, medía unos 3 metros aproximadamente y sus ocho patas daban la impresión de estar hechas del más duro metal. En su brazo derecho empuñaba una extraña espada y en su brazo izquierdo una pequeña espada corta que parecía ridícula para lo grande de la criatura.

- ¿Quién eres? - preguntó Bringwor

Una risotada resonó como un estruendo en el lugar.

- Mi nombre es Exaroth, Señor de la Destrucción, Coleccionista de Guerreros y ya se quienes sois vosotros, cinco excelentes guerreros que añadir a mi colección.

- ¿Cuándo te matemos habrá alguna salida? - fue le pregunta de Steiner

La insolencia del joven provocó una mueca de extrañeza en aquel demonio, parecía como si nadie lo hubiese desafiado de esa manera.

- Jamás nadie ha logrado vencerme, este lugar tan solo tiene una entrada y no tiene salida posible, pues para salir deberéis derrotarme y eso no es posible.

No sabíamos a que nos enfrentábamos pero la criatura que teníamos enfrente tampoco sabía bien a quien se enfrentaba, era enorme como nuestros corazones, era fuerte, como nuestra voluntad, y era rápido como nuestra manera de actuar. No hubo tiempo para demasiadas presentaciones, él nos conocía a la perfección y no entraba entre sus planes el darse demasiado a conocer, no tardó en provocarnos un enorme sufrimiento, el frío penetró en nuestros cuerpos doblegándonos a todos salvo Steiner e Iturin que se lanzaron a la carga. El demonio era rápido, fuerte y de extrema dureza, pudimos comprobarlo en las repetidas ocasiones que lo golpeamos, tal vez este hecho hizo mella en nosotros y nuestros golpes eran cada vez menos fuertes puesto que éramos presa del desánimo. Poco a poco, como la hormiga que trabaja recogiendo comida día a día para pasar el largo invierno, fuimos abriendo brecha en el vientre de nuestro rival, hasta que cayó derribado al suelo, de la enorme raja de su vientre manaba un liquido azulado, tal vez su sangre, que no parecía otra cosa que hielo.

El trono en el cual estaba sentado, comenzó a sangrar, todo era cada vez más sorprendente y cada vez menos cosas conseguían sorprendernos. Esa sangre comenzó a alzarse construyendo una forma cada vez más grande, ya nos esperábamos lo peor, otro nuevo rival, pero no.

- Es un portal - dijo Dimmu sin dudar un instante.

¿Habríamos llegado al final de este lugar? Más de uno nos encomendamos a Arazor para que así fuese.

Offrol: siento si en ocasiones ha sido pesado, pero la intención de esta aventura/campañita (que aun no ha terminado del todo) es que vuestros personajes sintiesen la desesperación en sus carnes. Espero que esta parte de os haya gustado. A los pies de su trono había diversos objetos de diferente valía entre los que destacan:

- Protección cota de malla para interior de yelmo +1AV (AV5 sin yelmo) Proyecta luz negra que permite ver en la oscuridad a 6m
- Rodela AV5 TN6 -1CP de acero reforzado
- Escudo torreón de acero reforzado -5 CP AV10 TN4
- Adorno para armadura +1 esfera a elegir
- Capas (1 para cada 1) color negro con imagen de fenix en metal plateado AV+1 espalda +1 acechar +2 esconder Abrigan como manta
- un objeto a elección de vosotros y con el poder que vosotros me digáis, tened en cuenta que no debe ser un artefacto poderosísimo, si lo veo demasiado le bajare cosas y si lo veo muy poca cosa lo mejoraré. Mandadmelo solo a mi.


Última edición por Dimmu el Miér Dic 26, 2012 2:57 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Miér Dic 19, 2012 10:55 am

Bringwor pensaba que al atravesar esa puerta habria un nuevo nivel. Nunca podia imaginar que tras este nuevo monstruo se encontraba la salida al exterior. Que clase de juego era este? Por que los Dioses habian jugado con ellos? que finalidad tenia todo esto? Por mucho que Bringwor pregunto al Dios de la Guerra, no recibio respuesta alguna.
Tal vez habia sido un entrenamiento para los tiempos venideros. Bringwor decidio tomarlo asi.

Bringwor

Teniamos un botin que repartir. Al menos esto si que era diferente a lo que encontramos al derrotar a este nuevo demonio. A mi especialmente me gusto el escudo pequeño que Iturin llamo rodela. Me podia venir muy bien para defenderme de los ataques, ya que era esa mi debilidad. Ademas era bastante ligero. casualmente habian 5 capas, una para cada uno, si alguien dice que eso era fruto de la casualidad, estaba muy equivocado. Estaba ahi para nosotros, como el resto de cosas y "coincidencias" de este lugubre mundo...pero quien o quienes? era una pregunta que nos habiamos hecho sin cesar desde que entramos por esa maldita puerta y como siempre, no habiamos recibido respuesta, ni siquiera del Monstruo Exaroth...
A donde nos llevaria la siguiente puerta?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 843
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Miér Dic 19, 2012 12:19 pm

El paisaje al menos nos sacaba de la monotonía.
Ultimamente solo teníamos desiertos, pantanos o lugares bastante feos a la vista. Ahora el que se nos presentaba, si bien no era un deleite para el olfato, si lo era para la vista.
Todos pudimos oir el ruido de tambores. Ya sabiamos a dónde dirigirnos, no tuvimos que comentar nada.
Yo iba en cabeza, pues en teoría era el mejor explorador. Intenté acercarme por mi cuenta a la primera de las hogueras con tambores. Pero no conseguí hacerlo sin ser descubierto.
Para este nivel, había decidido emular a mi hermano Bringwor, así que llevaba nuevamente a Narnín en las manos. Cinco seres ante mí. No me lo pensé dos veces. Cargué contra ellos. El primero cayó de un solo golpe. Para los otros dos necesité, dos golpes para uno y tres para otro. En un momento había acabado con tres criaturas yo solo.
La siguiente hoguera no fue menos fructifera. Me quedé rezagado sin queres, así que solo pude asestar un golpe no mortal.
Por fin llegamos al campamento de estos seres. Habíamos tardado más porque nos entretuvimos quemando sus cadáveres. Cualqueir cosa nueva era bienvenida.
Nunca saldríamos de aquí, y mis esperanzas de venganza se había desvanecido casi por completo; pero jamás revelaría esto a mis hermanos.
En el poblado si me pude lucir como asesino sigiloso. Una hoguera enorme frente a un trono que guardaba lo más parecido a un templo. Si hasta ahora todo había sido hermoso, este "templo" dejaba mucho que desear. En la lejanía parecía e adobe, de cerca estaba hecho de ladrillo.
Acabar con los siguientes enemigos no fue dificil. O el nivel de nuestros enemigos bajaba o nosotros eramos cada vez mejores guerreros. O las dos cosas.
Dentro del templo, nuestro pase al siguiente nivel y ocho de las crias de éstos seres. En cualquier lugar ésas crías habrían conmovido a cualquiera. En éste lugar no había sitio para la compasión. No había sitio para la ternura. No me arrepentí por acabar con sus vidas.

En siguiente nivel parecía querer intimidarnos antes de llegar. Un salón de trofeos. Pero trofeos humanos. Humanos y no humanos. Sin duda todos eran grandes guerreros que se habían aventurado en éste lugar. ¿De forma voluntaria? algunos sí, pero seguro que los menos.
Pero.........¿PODRÍA SER VERDAD?..........si esto era un salón de trofeos. ¿Estaríamos cerca de la salida?. No, no, NO. NO. Habían sido demasiadas las veces que mi esperanza se veía frustrada por ésto.
Al final de la estancia un hombre. Mitad hombre mitad araña. No nos impresionaba. Dentro del salón de trofeos había seres mitad hombre y mitad león, o mitad oso. Pero me pareció reconocer ésas patas como las que en su día nos atacaron y precipitaron nuestra huida hasta el árbol gigante que parecía invencible.
Mis hermanos comenzaron a interrogarle. Sin duda se estaban cansando de matar por matar. Ya que encontrabamos a alguien por lo menos hablar con él. Se mostró comunicativo, pero agresivo. Nada que ver con Tirock. Ese ser me caía bien.
Pero ¿COMO? Había dicho que se llamaba Exaroth. El dueño de este mundo subterraneo. Otra vez la esperanza afloró en mí. "Cuando te matemos ¿encontraremos la salida?"
Fue mi pregunta. Sabía que mataríamos o moriríamos. Esto le sentó mal a la bestia, pero la esperanza que parecía muerta en mí renació con todas sus fuerzas.
Mis hermanos quedaron bloqueados por algún hechizo. Yo no. Cargué contra la bestia. Intenté, en vano, amputar algunas de sus patas. Después me colé dentro y le asesté un buen golpe. La bestia lo sintió. Durante este fase, mi hermano Einer me acompañaba. Al poco se incorporaron el resto de nuestros hermanos e Iturin. Ahora era más complicado internarse entre sus patas. Yo intentaba amputarlas, con el mismo resultado que mi primer golpe. Bringwor asestó otro golpe demoledor. La bestia se resentía y parecía cansarse poco a poco.
Por fin mi oportunidad. Estaba cegado con la idea de salir de aquí y completar mi verdadera misión. Me interné entre sus patas y asesté otro grandísimo golpe. La bestia cayó.

Tal y como esperaba un portal nuevo se abría. Un portal de luz. Si esto no era la salida no lo era nada.
"Espera. Aquí parece haber un tesoro" Me detuvo mi hermano Bringwor, pues yo ya me encaminaba al portal. Para mí, mi gran tesoro era salir de aquí.

Off Roll. Como me sigue dando problemas el mail, te mando lo que quiero por Whatsapp.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Miér Dic 19, 2012 2:37 pm

El bosque se cerraba cada vez mas, se volvia mas espeso. Hasta que la oscuridad se hizo casi completa. Nos adentrábamos en otro mundo de tinieblas, donde sus seres escamosos y grisaceos, nos aguardaban en torno a hogueras. Unas mascaras cubrian sus rostros y por Arazör que era mejor que no se las quitasen. Sus caras deformes asustarian a cualquiera, pero no a nosotros. Su piel era dura y resistente, pero aun asi caian facilmente.

Llegamos a lo que para mi en un principio fue un dragon de cuatro ojos o el mismo dragon pero con dos cabezas. Todo fue una ilusion, hasta que me di cuenta que solo era una empalizada con antorchas. Entramos como un niño lo hace por su casa, sin muchas preocupaciones del peligro. Acechamos pegados a la pared para llegar a una estructura de ladrillo bastante tosca. Steiner se asomo para mirar que era lo que pasaba alrededor de la inmensa hoguera, pero fue descubierto por su jefe, un ser algo mas grande que los demas portando un baston que le coronaba una piedra pulida. Aquel malnacido se fijo en mi de primeras, se ve que no le gustaban los arqueros e invoco una nube de insectos la cual me dejo muy maltrecho. Dispare como pude la flecha pero sin mucho efecto, al mismo tiempo me llegaba otra criatura golpeandome con fiereza, otra vez dabamos las gracias a Fill mis hermanos y yo. No duraron mucho con vida, y cuando entramos en la estancia encontramos a ocho de estos seres pero mas pequeños, la muerte les llego al mismo tiempo que entramos.

Bajamos por la escalera circular, otro nivel nos esperaba. Pero este era diferente a los demas, queria hacernos sentir asombro y miedo a la vez. Como si de un mercado se tratase, habian guerreros a ambos lados del pasillo, detras de una pared de cristal muy resistente. La risa seguia escuchandose. Cuando lleguemos al final de ese pasillo nos recivio el Dueño de aquel lugar, Exaroth dijo que se llamaba. Nosotros le hicimos una pregunta muy apasionada, - ¿ Si te matamos encotraremos la salida?, esta pregunta no irrito al ser, sino que entre risas macabras encolerizo. El frio me dejo conjelado por un hechizo que nos lanzo, pero no lo consiguio con todos. Despues intente atacarle pero yo era devil para asestarle un lanzazo de muerte, eso lo tenia asumido, pero en una de esas esquivas no me dio tiempo, y me asesto un punzada con su espada corta que de poco mis tripas no se esparramaron por el lugar.

Entre Bringwor y Steiner dieron muerte a la bestia. Incredula miraba con ojos moribundos, seguramente maldiciendonos hasta el fin de nuestros dias, pero ya estabamos condenados a una vida de sufrimiento. Tras su muerte un portal color rojo surgio, no dabamos credito, sentiamos que nos ibamos de este infierno, pero Bringwor encontro un tesoro a los pies del trono. No se si seria cosas del destino, pero mis ganas de salir de aqui eran inmensas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Vie Dic 21, 2012 6:35 am

Bringwor observó que había varios objetos que le llamaban la atención pero dos de ellos lo hacía de forma muy especial. Se trataba de 2 pequeñas y extrañas piedras con forma de perla y unas extrañas runas grabadas, éstas parecían llamarlo y no dudo un momento en cogerlas y hacerlas suyas, al momento supo cuales eran los poderes que estos misteriosos objetos contenían. A Steiner le sucedió exactamente lo mismo con un bonito anillo, a Einer con un cinturón de maya y piel y a Dimmu con unos brazales de piel dura. Además de estos extraños objetos que parecían llamarlos a cada uno de ellos, Steiner decidió embrazar el hermoso escudo torreón, Bringwor la pequeña y dura rodela, Einer se decidió por el pequeño anillo y Dimmu por el refuerzo de maya para el yelmo. Capas había misteriosamente una para cada uno.
Por un momento, tras dudar unos instante si atravesar aquello que Dimmu había definido como un portal, lo dijo con total seguridad, como si estuviese totalmente familiarizado con ellos y fue él quien primero se aventuró a atravesarlo, seguido por el resto de sus hermanos e Iturin.
Al salir algo impactante ocurrió, todo era de un blanco radiante y todos salvo el enano entraron en shock y se desmayaron. El primero en despertarse fue Steiner, seguido por Dimmu, Bringwor y Einer. Según les contó el enano estuvieron varias horas desmayados debido al shock que les produjo el volver a ver la luz solar después de tanto tiempo. Había dado tiempo de que anocheciese y volviese a amanecer de nuevo. El sol era una visión realmente bella para todos, después de varios meses sin haberlo visto, pero se sentían como orcos, la luz les resultaba tremendamente dolorosa para unas vistas muy maltrechas después del golpe de luminosidad al salir por el portal. Poco a poco, iban recuperándose, aunque notaban que había alguna que otra carencia en sus facultades después de tanto tiempo. Estaban hambrientos y sedientos, y su comida se encontraba totalmente podrida. A pesar de su tamaño no se habían percatado de que tras ellos se encontraba la puerta por la que un día decidieron entrar persiguiendo aquel miserable orco que huyó. Estaba abierta.
Objetos especiales (son personales e intransferibles salvo por muerte):

Steiner: Anillo con runas grabadas que lo hace prácticamente imperceptible aunque el sonido continua oyéndose. Puede usar este hechizo 1vez/día. Él y todos los objetos que estén a 10 cm. de él se hacen casi invisibles. Es decir la mochila, espada, escudo, etc. no les afectaría, si a la armadura. La velocidad de movimiento se ve reducida a la mitad (no la capacidad). Cualquier golpe o movimiento brusco desactivará el hechizo. Si decide golpear golpeará con la mitad de su fuerza. Hechizo instantáneo. Duración 1 minuto/SP.

Einer: Cinturón de maya y piel con runas grabadas que contiene hechizo 1 vez/día que hace su armadura extremadamente liviana y flexible permitiéndole nadar con ella sin penalización alguna. Este hechizo no afectará a mochila, armas, escudo, etc. que tendrán su penalización normal. Hechizo instantáneo. Duración 1 minuto/SP.

Bringwor: 2 extrañas piedras con runas grabadas, del tamaño de dos perlas. Al colocarlas sobre las palmas de sus manos se vuelven líquidas incrustándose en la piel. Producen fuerza animal durante 1 vez/día puede durante un intercambio doblar su fuerza. Tras el esfuerzo permanecerá a la mitad de su fuerza hasta que saque su resistencia TN8 y recuperándola a 1/asalto. Hechizo instantáneo. Duración hasta realizar el golpe durante un combate.

Dimmu: 2 brazaletes de piel dura con runas grabadas. Pueden llevarse bajo la armadura. Contienen hechizo alta defensa. Suman +5 al CP defensivo durante un intercambio. Hechizo instantáneo. Duración hasta intentar detener golpe durante un combate. Penalización de -1 daño físico.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Vie Dic 21, 2012 10:56 am

Una palidez tomo el rostro de Bringwor al coger aquellas piedras y ver como tomaban vida en sus manos. Las extrajo de un saquito que encontro entre todos los objetos. Nada ocurrio, hasta que se le ocurrio poner una en cada mano, para observarlas de manera separada. Pronto las piedras se hiceron liquidas como 2 lagrimas y sintio algo muy parecido a cuando el demonio Exaroth, habia congelado su sangre con aquel hechizo profano.
Su sangre se helo, sus pupilas desaparecieron de los ojos y se quedaron blancos. Todo daba vueltas a su alrededor a una velocida de vertigo. Sus hermanos dejaron de hacer lo que estaban haciendo, que no era otra cosa que analizar los distintos objetos magicos que habian encontrado.
-Bringwor! Estas bien?- Le preguntaban.
Pero el no los escuchaba. Rabiaba de dolor y por ello golpeo de una patada el respaldo del enorme trono de Exaroth, dando un grito atronador; este cayo resquebrajado por el impacto. Todos sabian de la fuerza animal de Bringwor, pero nunca habian visto algo asi. Bringwor tampoco. SIn duda aquellas piedras habian hecho eso. De repente el dolor y la sensacion de frio en sus venas fue disminuyendo y pudo respirar tranquilamente:
-Que te ha pasado?!- Pregunto Steiner.
-No lo se...-Bringwor habia caido agotado y se encontraba a gatas, intentando recuperar el resuello.-
pero tengo que estudiarlo con tranquilidad-Respondio Bringwor con respiracion entrecortada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Dom Dic 23, 2012 9:15 am

Ahora podia comprender aquellas asquerosas y repugnantes criaturas. ¿Como era posible que siendo humano el sol pudiera hacerme daño con sus agradables rayos?. Pues si, a mi y a mis hermanos nos hacia daño. Aquella impresion me hacia mas consciente de las debilidades de mi rival.
Estabamos de nuevo fuera, al aire libre, aire puro, ahora tampoco podiamos ver el techo, pero este era el techo que queria ver, el sol, las nubes, los aromas de los arboles, de flrores, asi tenia que ser el mundo. Pero esas criaturas lo estaban esquilmando para su beneficio, volviendolo oscuro y yermo.
Habia que encaminarse pronto, pero no sabiamos que dia seria, estabamos perdidos, ¿estara Omar en el pueblo, o al haber pasado por ese portal habremos venido a otro lugar?; ya pocas cosas me extrañarian, puede que me pillasen por sorpresa pero no extrañarme.

Astraido me encontraba en mis pensamientos cuando vino a la mente cuando vi a Montaña volverse por un momento, a mis ojos, en un troll de verdad, su cuerpo fue como si se agrandara y soltar aquella patada rompiendo el trono. Era un objeto hecho para el, las lagrimas de fuerza bruta, pero para mi fue otra cosa, algo que estaba llamandome, su nombre se vio en mi mente cuando me acercaba a el, Hai, se repetia en mi cabeza, y cuando cogí el cinturon, las runas resplandecieron por un momento, y el tiburon que llevaba por hebilla se ilumino tambien.

No se que tiempo pasamos en ese mundo, pero si pudiera yo mismo destrozaria la entrada a este averno. No me gustaria que nadie volviera a pasar lo que nosotros sufrimos. La cabeza me dolia ya de tanto pensar para no llegar a ninguna solucion, asi que decidi ir a buscar agua y cogi las camtimploras de todos. A la vista de todos habia un pequeño estanque de agua y parecia potable. Me acerque lo mas que pude para llenar las camtimploras, pero al pisar en un trozo de piedra mi pie resbalo y fui a parar dentro del estanque. Mis hermanos que me vieron caer con la armadura salieron raudos a rescatarme, pero cual fue su impresion que en vez de verme ahogándome me vieron nadar como si nada. Todos nos quedamos sorprendidos, al ver como nadaba tan facilmente con la armadura puesta, pronto sali del agua no queria comprobar cuanto tiempo podia estar asi, ya habria otro momento para eso.




Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 843
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Mar Dic 25, 2012 5:20 pm

El extraño lugar del que veniamos parecía cobrar algo de sentido.
Se trataba de un coto de caza. En el que se ponía a prueba a quien entrara. Estaba claro que Exaroth llevaba razón en una cosa. No se podía acabar con él. La puerta por la que habíamos entrado hacía....años tal vez.... se encontraba allí. Estaba abierta. En mi interior y en el de mis hermanos estabamos seguros que si entrabamos, todo, volvería a empezar. Y nos las tendríamos que ver de nuevo con Exaroth.

Para confirmar mis sospechas, estaban estos objetos que parecía si no, un regalo. Un premio. Una recompensa por el trabajo hecho. Tras las investigaciones, Bringwor tenía algo que le daba aún más fuerza. Einer algo que le permitía nadar con su armadura. Yo había encontrado un anillo. Un anillo que me volvía invisible. Lo que siempre había deseado. Cuando estaba inmerso en esa parte del mundo en el que podía ver sin ser visto, me costaba mucho moverme. Era como estar rodeado de agua. Dimmu aún no sabiamos qué hacían sus objetos. E Iturin, ni siquiera sabiamos qué había cogido.

Ante la posibilidad de que no hubiera cogido nada, saqué una gema y se la entregué. Como prueba que mi amistad seguía después de ése mundo subterraneo al que habíamos sobrevivido.

Ahora por fin, y después de descansar, nos pusimos en marcha. Omar nos esperaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   Miér Dic 26, 2012 2:59 pm

Fue Steiner quien tomó la decisión de volver al lugar en el cual estaban descansando cuando decidieron atacar a los orcos. La orientación del grupo fue casi perfecta y llegaron a la perfección al lugar donde se encontraba el campamento orco. La jaula en la que se encontraban presas aquellas personas se encontraba semidestruida, al parecer había recibo algún fuerte golpe con algo realmente grande, tal vez habían sido rescatados, pero no, en el suelo había restos de sangre, incluso dentro de la jaula quedaba algún que otro miembro mutilado, posiblemente habían sido cazados por alguna gran criatura. Los restos de sangre indicaban que salvo que se tratase de un campamento habitual de los orcos, no hacía mucho que habíamos estado aquí. Aquel cobarde debió dejar pudrirse aquí dentro a aquellos pobres miserables.

Un sonido como de un árbol al quebrarse interrumpió nuestra concentración, alzamos todos la mirada hacia el lugar y nos vimos sorprendidos por un enorme troll que se abalanzaba sobre nosotros a la carrera con una enorme rama de árbol en su mano, momento que aprovechó Dimmu para mostrar el poder de sus nuevos brazales y se adelantó encarando él a la bestia.

- Yo lo contendré hermanos - dijo Dimmu - Golpeadlo vosotros después.

Sin pensarlo un instante el joven se plantó frente a la enorme bestia encarándole el escudo obra de los grandes elfos, parecía inexplicable, pero logró detener a aquella gran mole sin demasiadas dificultades. El troll estaba sorprendido de que no hubiese salido volando aquella pequeña criatura. El momento de sorpresa lo aprovechó Einer para atravesar el pecho de la criatura con su lanza, su golpe fue todo lo titánico que pudo, pero debió topar con algún hueso, la bestia agarró la lanza clavada en su pecho con su mano izquierda, momento justo que aprovechó Steiner para golpear con fuerza contra ese brazo. El golpe fue brutal y estuvo a punto de amputarlo por el codo, la bestia exhaló un grito de dolor y soltó la lanza que tenía clavada en su poderoso pecho. Fue entonces cuando llegó Bringwor con su ya de por si descomunal fuerza y haciendo uso de su objeto del tesoro de Exaroth. Dio un golpe titánico, un golpe tal que partió en dos a la enorme bestia por su cintura, al verlo sus hermanos sintieron más temor que al ver al troll, parecía un caballo desbocado. Si sorprendente había sido la facilidad con la que Dimmu detuvo a la bestia (a pesar de ser arrastrado varios metros), todos quedaron sorprendidos del tremendo golpe asestado por el grandillón, golpe que podría haber talado un árbol, un golpe al alcance de ningún ser humano que se precie como tal.

Steiner se mostró algo extrañado, parecía un simple troll, pero aquellos seres no soportaban la luz del sol y en cambio esta mole parecía estar en plenas facultades, no se trataba de un troll negro, de eso estaba seguro.

Siguieron su camino hacia el campamento en el que se encontraban antes de atacar al grupo de orcos. Esta vez les costó algo más de trabajo llegar al lugar, pero tras dar unas cuantas vueltas llegaron al sitio sin demasiados problemas. Allí se encontraban los restos que habían dejado, no parecían estar allí más de una semana como confirmó Bringwor, el mejor cazador de todos. Cualquier cosa de posible utilidad que habían dejado en el lugar había desaparecido. Sabían que habían estado varios meses dentro de aquel maldito lugar, tal vez incluso más de un año, ¿por qué parecía que habían estado en el campamento hace apenas una semana?

Quedaba un largo camino por recorrer, ahora solo faltaba por conocer cual sería el próximo destino de los jóvenes y el enano.

Offrol: Si puede ser decidme para donde queréis ir y todas esas cosicas ok? Esta vez he podido seguir porque Juan ha dicho de buscar el campamento y tal jejeje. Si queréis hacer algo más en el campamento vuestro o en el de los orcos, tenéis “total” libertad (no me pongáis que encontráis el anillo único ni un hacha de +10). Lo dicho, seguid roleando y feliz navidad para todos. rendeer
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.   

Volver arriba Ir abajo
 
Segundo Acto. Capitulo XV. El Mundo subterrano de Exaroth.
Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» Mazinger Z Edición Impacto! con El Mundo
» Amarró en Ushuaia el segundo velero más grande del mundo
» El dia loco de Tahu, La pelicula(Capitulo 2)
» El peor juego del mundo
» El Mundo de los Unicornios

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres :: AVENTURAS :: Los Señores del Tiempo y el Espacio-
Cambiar a: