Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres

Partida de rol por posteo( sistema The riddle of steel (TROS))
 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» El Este. Seygoh-Yu (Bello Amanecer)
Vie Ago 24, 2018 11:25 pm por Abdulfin

» TIRADAS DE VICTOR (YAsuo)
Sáb Ago 04, 2018 5:36 am por Ankalagorn

» Ficha de Tarsil
Miér Mayo 09, 2018 1:37 pm por Abdulfin

» tiradas de Lothar
Sáb Mar 31, 2018 9:41 pm por Ankalagorn

» El Este: en busca de un futuro prometedor.
Sáb Feb 24, 2018 10:29 pm por Ankalagorn

» La Mano y la Sonbra, Tiradas del Master
Sáb Feb 24, 2018 9:40 pm por Ankalagorn

» TIRADAS DE JULIO DIMMU
Vie Feb 23, 2018 6:26 pm por Ankalagorn

» TIRADAS DE JUAN(HALAF)
Mar Feb 06, 2018 8:53 am por Ankalagorn

» Yokor Argun y los Mercenarios
Jue Ene 25, 2018 6:35 pm por kang


Comparte | 
 

 Capitulo XI. EL hermano poseido

Ir abajo 
AutorMensaje
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 12, 2012 11:26 am

El frio se incrusta en los huesos y el baho aparece en mi boca, tan pronto atravieso la puerta del cuarto de la niña. Algo extraño esta ocurriendo aqui.
Omar, su padre sale disparado, varios metros atravesando la habitacion y cayendo al suelo estrepitosamente, cual pelele cuando intenta acercase a su hija, que se retuerce sobre su cama.
Steiner nos aclara las mentes diciendo que un demonio ha entrado en la niña.
Que hacemos?! nunca nos habiamos encontrado en esta situacion. Dimmu aparta a Omar de un codazo, que se ha vuelto a incorporar, e intenta atravesar a... la cama!
La desesperacion del momento y la ansiedad no me permite pensar que intenta Dimmu, que no es otra cosa que atravesar a la niña con su acero, tiro el mandoble y agarro a "mataTrolls" con fuerza y la tomo con la cama, gritando como un descosido, Einer me sigue de la misma manera, mientras Steiner no concibe lo que ve.
Una de las bolas impacta en una de las patas de la cama de la niña que se parte como una ramita seca, mientras Einer perfora con violencia una y otra vez el colchon. La cama cae estrepitosamente e Irina rueda aparentemente limpia de todo mal. No se que cojones hemos hecho, masacrando la cama pero ha funcionado... o no? Dimmu no se mueve, sigue con su espada clavada en el colchon. EL frio no desaparece y el silencio seria total si no es por los sollozos de la chica que llora abrazada a su padre.
Es cuando Dimmu gira su cabeza de forma extraña y descompuesta, un millon de huesos crujen en su cuello cuando lo hace. Ya no es DImmu. El demonio que antes podeis a la niña, ahora esta en mi hermano.
Que hacer?

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 843
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 12, 2012 11:57 am

Pese a lo idílico del lugar no he podido descansar.
He estado todo el día como ausente; la verdad es que no me encuentro bien. El mal uso de la magia tiene sus consecuencias.
Esta noche toca baño y dormir. La casa de Omar es la de un hombre extremadamente rico. Dadas las circunstancias diría que estamos en el palacio de un rey. Quién si no tendría dos baños, con bañera para lavarse.
Tras el baño, vino la cena con las consecuentes preguntas de la niña. Tras ello la cama. Dormir me sentaría bien y a lo mejor me recuperaría de mi estado de ánimo.
Pero no es hora del descanso del guerrero. Hay que estar siempre alerta. Con o sin dolor.
Un grito me despierta en mitad de la noche. He dejado a Narnim apoyada contra la puerta a modo de alarma, pero mi espada no se ha movido.
Miro a Einer quien ya está levantado y con su arma en la mano.
Pese a no haber obtenido descanso alguno, cojo mi esapda bastarda y me encamino al piso de abajo, de donde proviene el grito. Mis hermanos me acompañan.
Al llegar al lugar siento un frio intenso dentro de mí. La hija pequeña se retuerce en su cama y de un simple manotazo lanza a su padre a lo largo de la habitación.
Lo tengo claro desde el primer instante. Es un demonio. Una posesión. No podemos hacer nada. No sabemos exocizar y expulsar al demonio. A lo máximo que llegamos es a matar a la niña y para que el demonio siga vagando hasta poseer otro cuerpo. Es una lástima.
Dimmu parece haber leido mis pensamientos, pues se dirije a la niña con ánimo de acabar con ella; pero falla y da a la cama......pero parece que funciona. Puede ser que mi hermano sepa más que yo en éstas cosas, así que todos atacamos a la cama, de la que no dejamos más que astillas.
Pero no......no ha funcionado. El demonio lo que ha hecho es elegir una victima mejor. Mi hermano Dimmu.
Maldita sea, antes no me importaba acabar con la chica....pero mi hermano es otra cosa.
"Hace unos cincuenta años viví una situación parecida. Mi vecino Trall expulsó a un demonio similar. En su casa puede que aún quede algo que nos pueda ayudar, pues Trall ha muerto."
La información aportada por Omar nos da un soplo de aire. Encerramos a Dimmu en el cuarto y nos encaminamos a la vivienda de Trall........
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 12, 2012 2:38 pm

Dimmu

Frente a mi se encontraba aquella chica, era la mayor de las dos hermanas, la chica más bella que jamás había visto, pero ahora se retorcía como si sus articulaciones no fuesen más que un juguete. Estaba poseida por un ente demoníaco como bien se encargó de aclararnos Steiner. Una voz dentro de mi cabeza, me susurraba que la joven debía morir "muerto el perro se acabo la rabía", parecían palabras propias de Padre. No lo pensé un instante, lanzá a un hombre de más de 130kg por los aires como si se tratase de un simple conejillo, mi espada y su corazón serían uno. Pero no fue así, algo desvió mi arma, era imposible, pero pareció golpear contra un escudo de roca. Después, pude notar como algo entraba en mi, como si tragase el más sucio de los humos, pero me fue imposible expulsarlo, el demonio estaba dentro de mi, por dentro ardía.

Los presagios de todos los del grupo se fueron por tierra, no sucedió nada de lo que esperaban, aquel hecho se escapaba de sus conocimientos, y en los ojos de Dimmu podía leerse el sufrimiento. Tras diversas investigaciones, sus destinos los llevaban a la Biblioteca Olvidada, un lugar donde el Bien y el Mal convivían, un lugar donde poder encontrar el modo de poder salvar a su hermano.

La entrada a la biblioteca, fue la construcción más impresionante jamás vista en las vidas de los chicos. El primer rival que les plantó cara, una mole acorazada con un hacha descomunal, poco preciso en sus movimientos, pero a buen seguro demoledor en sus golpes de haber acertado.

Offrol: solo una cosica pa Juan, la chica poseida fue la mayor, no la menor
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 12, 2012 10:06 pm

No habia tiempo que perder. Un grito habia sonado en mitad de la noche y los cuatro hermanos se dirigian a socorrer. Cual fue el asombro nuestro cuando vimos a Omar volando como una piedra de las manos de su hija. Steiner nos lo dejo claro. La niña estaba poseida.

Dimmu asesto un golpe a la cama el cual hizo que Montaña y yo pensaramos que el entuerto se aclararia de esa manera. No quedo una astilla sana del camastro. Pero lo unico que Dimmu habia intentado era matar a la muchacha. Ahora el estaba poseido. El demonio habia preferido cambiar de presa por una mas fuerte.

Encerramos a mi hermano en la habitacion de Irina y despues de calmarnos, Omar nos comento algo similar que ocurrio hace cincuenta años al hijo de un hombre llamado Trall. Raudos fuimos a investigar a su casa. En ella encontramos un diario que nos indico la manera de retenerlo y de donde podriamos obtener mas informacion para erradicar al demonio.

El camino que salia del pueblo daba a un desfiladero que termino en una abertura donde un coloso arrodillado de unos veinte metros de altura nos esperaba. Grandes alas le brotaban de la espalda. La puerta se encontraba entre su enorme mandoble y sus piernas.

Ya dentro de la biblioteca nos encauzamos por un pasillo que parecia no tener fin. Note como algo me agarraba y tiraba de mi con una fuerza inhumana. De la pared salio un brazo metalico que me lanzo cual saco de patatas contra el suelo. Una armadura negra aparecio en medio del pasillo. Mas alta que Bringwor portando un hacha descomunal. Yelmo de poderosos cuernos. Sus ataques eran pesados contra el suelo haciendo brecha en el. Su punteria algo escasa. Steiner le propino varios golpes titanicos que sino fuese de esa manera la bestia no hubiese caido con la pierna cortada. En vez de sangre lo unico que broto fue un humillo negro. Nada en su interior.

El pasillo seguia largo e inacabable y si en esta biblioteca habitaba el bien y el mal, nosotros seriamos los que vienen a sembrar la discordia. No sabemos que nos depararan nuestros pasos. Pero por Dimmu y por Arazör que seguire adelante hasta encontrar lo que venimos buscando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Miér Jun 13, 2012 8:59 am

La gente del lugar La llaman la casa de los fantasmas y nadie se atreve a acercarse a ella.
Puede que no haya fantasmas, pero algo terrorifico ocurrio en ella; algo tan terrible que 50 años despues, aun se respira terror en ella. Un terror impregnado en cada recoveco del lugar: en las paredes, en el suelo y en los techos; en cada mueble viejo, armario y estanteria; en cada una de las motas de polvo de las que llenan la casa... la casa de los fantasmas.

BRINGWOR
Con mi habitual "sutileza" arranco la puerta de los goznes de un patadon, esta vuela a mas de 1 metro por encima del suelo, de lo que parece ser un salon, yendo a aterrizar sobre una mesa colocada en medio de este, unos 5 o 6 metros mas alla. Me gustaria cuidar el patrimonio historico del pueblo, pero no tenemos tiempo para andar con sutilezas; mi hermano esta siendo destruido por dentro, por un ser demoniaco.

La casa del viejo amigo de Omar, hace años que esta vacia. Segun cuenta, se suicido para salvar al mundo de ese malvado ser, pero ahora ha vuelto y se ha introducido en mi hermano como un nabo en el coño de una puta.
Mi instinto animal me dice que ha habido mucho sufrimiento en esta casa. Las paredes parecen gritar de sufrimiento mientras andamos por los pasillos y habitaciones del lugar. Buscamos por cualquier rincon algun documento o diario de Trall, el amigo de Omar. Algo que nos pueda indicar como vencer a ese ser. Sopesando los precedentes esta claro que lo unico que se puede hacer es lo que Trall hizo hace años: el suicidio. Ojala nos equivoquemos, pero todo parece indicar que sera asi; si Trall descubrio algo ¿por que no vivio? En ese momento no puedo evitar pensar en todos los buenos momentos con Dimmu.

Pronto encontramos una trampilla bajo una alfombra. Esta lleva al sotano; que mejor lugar para hacer estos rituales que un sotano?
Las historias de Tiego, sobre sotanos y mazmorras encantadas recorren mi mente mientras me dispongo a bajar por las escaleras. Soy el primero en hacerlo, por seguridad.
A medio bajar un extraño sonido procedente de la oscuridad del sotano, me hace detener en seco. Estoy seguro que he escuchado un gemido o un sollozo:
- Que ocurre, hermano?-Pregunta Einer.
-Nada- Le quito importancia al asunto. Ya no se escucha nada y continuo bajando. Tal vez la imaginacion me ha jugado una mala pasada.

La luz de la antorcha ilumina una estancia cuadrada o rectangular mas bien. Elementos inquietantes envuelven mi persona y mi ser; sobre todo una mesa de piedra con cadenas... para atar que? Puede que Trall encadenase alli a su hija poseida, antes que el,o era un hijo?que mala memoria la mia...! o puede que la preparase para si mismo...no, eso no puede ser, ya que no podria atarse a si mis... un toque en mi espalda me despierta de mis pensamientos; instintivamente levanto mi espadon, girando sobre mi mismo, cuando me doy cuenta que es el silencioso Steiner el que me ha tocado con su mano:
- Tranquilo!!- Grita - animal...
Sabe que tratandose de mi, lo peor que puedes hacer es jugar a esos juegos, pero cada uno es como es y Steiner lo volvera a hacer, solo espero que nunca me diga demasiado tarde "tranquilo, animal". Si hay algo que nunca querria hacer es matar a uno de mis hermanos por accidente.

Observamos, ya todos abajo, cada detalle del lugar. Vuelve parecer que las paredes gritan de dolor; ni siquiera las cucarachas, ni las arañas u otros bichejos han habitado este lugar, tal vez huyendo de la pura maldad que lo habita.
Steiner encuentra un diario, le recomiendo que lo empiece por el final, para asi llegar antes a la parte que nos interesa. Lo escrito es escalofriante y entre cada palabra que lee, me parece escuchar mas gritos de dolor, que aumentan en intensidad, conforme va llegando al final.
- Mas vale que inspeccionemos esto pronto y salgamos de aqui- Digo mientras un escalofrio recorre mi cuerpo. Un escalofrio que habria partido mi espinazo en dos, con un repulsivo chasqido,si hubiese sido menos grande. Mis hermanos estan de acuerdo conmigo: hay que salir de aqui... cuanto antes.
Terminamos de registrar el lugar, mientras sombras invisibles, vuelan a nuestras espaldas, siempre con esa maldad palpable en el ambiente. Mas de una vez nos giramos instintivamente, esperando encontrar un fantasma que nos ataca, pero tan solo las tinieblas del lugar, levemente rotas por la luz de nuestras antorchas, aparecen ante nuestras vistas.
COnseguimos ncontrar una runa extraña, aunque para mi todas lo son y cuatro espejos con los, que segun el diario, retener al demonio.
Las siguientes pistas que encontramos nos llevan a un extraño lugar, deberemos preguntar a Omar como llegar a la Biblioteca del Olvido, de la que habla el diario.
No se que encontraremos alli, pero no me importa si con ello podemos salir de este lugar y mas tarde salvar a Dimmu.
- Vamonos de aqui, antes que los fantasmas terminen con la poca cordura que aun nos queda, hermanos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Miér Jun 13, 2012 2:47 pm

Dimmu

Padre me había entrenado para tener una voluntad ferrea como el acero, es por ello que no podía entender como aquel ser se había podido colar dentro de mi con tanta facilidad.
Tan solo veía llamas azul claras y oscuridad por todos lados, pero la sensación de frío parecía que iba a quebrar todos y cada uno de los huesos de mi maltrecho cuerpo, un extraño y desagradable hedor lo impregnaba todo.

Por un momento, mi voluntad logró vencer a la del poderoso ser que me habitaba, ¿lo habría expulsado por fin de mi? Deseaba salir de aquel gélido lugar, pero unos espejos bien colocados en las salidas posibles me cerraban el paso, agarre una de las patas de la cama que habían hecho añicos mis hermanos e hice lo propio con el espejo, no opuso demasiada resistencia, tan solo un golpe sirvió para que se viniese al suelo hecho pequeños trozos. Me sentía más fuerte de lo normal, y se demostró que así era al ver como la puerta cayó.
La gran sorpresa fue encontrarme que Omar me esperaba tras ella, ataviado con su armadura y en guardia con su mandoble. Todo me dolía. Agarré al hombre de su cuello con una mano y logré levantar su pesado cuerpo varios centímetros del suelo como si de un pelele se tratase, lo había sorprendido, podía ver el miedo reflejado en sus ojos y estaba disfrutando de ello. Su vida se escapó entre mis dedos con pasmosa facilidad, pero no así su alma, pude notar como ese pequeño peso que todos cargamos entraba dentro de mi, pero fue Saggrath quien se alimentó de él.

- * - * - * - * -

El grupo caminaba tras reponerse del ataque del demonio acorazado, el clima en el lugar era frío, el pasillo parecía no tener fin. Los olores se mezclaban, en ocasiones florales y agradables, otras veces pútridos y nauseabundos, la sensación de estar en peligro recorría vuestro cuerpo al igual que vuestro que la sangre fluye por vuestras venas.

De repente, la voz de Dimmu volvió a vuestras mentes, sus palabras eran pesadas y perversas, estaba claro que aquel ser no era él. Su poder debía ser enorme para llegar tan lejos y atravesar la roca de aquella montaña. Algo no estaba bien.

El pasillo comienza a abrirse ante vosotros dibujando lo que parece ser una caverna, habéis pasado de hermosas columnas y paredes labradas muy barrocas, a una caverna enorme con las paredes de roca viva sin cuidar. Se escucha el goteo constante de agua y el olor del moho se hace insoportable.
Al llegar a una de las paredes veis algo que os sorprende, se trata de varias crisalidas de las que habíais visto en multitud de ocasiones con gusanos pero de un tamaño tal que podrían albergar un caballo en su interior.


Última edición por Dimmu el Jue Jun 14, 2012 1:48 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 843
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Miér Jun 13, 2012 11:46 pm

Nos dirigiamos a la casa del amigo de Omar.
Varías cosas habían intentado aflorar dentro de mí, pero no había tiempo para ello. Omar había dicho que hacía unos 50 años, algo que él no aparentaba. Sin duda no era un humano normal. Yo había leido acerca de dúnadan, numenoreanos negros, fueron los primeros humanos, cuya longevidad era sobrecogedora.
Además, el pueblo estaba construido de forma que pudieran esconderse y defenderse de los orcos que gobernaban el mundo. Pero si éso era así, cúanto tiempo llevaba así el mundo. Qué edad tendría entonces Savath.
Y lo peor, con orcos o sin ellos, el mal, encarnado en demonios seguía persistiendo a sus anchas.

Todo éso no importaba ahora, lo que importaba era salvar a Dimmu. Pudimos entrar sin problemas a la casa de Trall. Había algo allí dentro. Y la palabra era éso; algo. No podríamos decir qué, pero no era nada bueno. Bringwor se mostró receloso desde el principio.
Recorrimos cada habitación, llegando incluso a destruir armarios y camas cuando era preciso.
Al final la respuesta estaba en el sótano. Bringwor dió con la clave. En un viejo diario encontramos la solución. Encerrar al demonio con espejos y utilizar plata para encadenarlo. Curiosamente había un potro de piedra con cadenas de plata, además de cuatro espejos grandes.

Volvimos a la casa de Omar y utilizamos los espejos para encerrar a Dimmu en el cuarto. La plata no era el momento de utilizarla.
Revelamos nuestros hallazgos al que para mí era un rey en secreto. Nuestro nuevo rumbo se revelaba, la Biblioteca Perdida.
Sin dormir, ni tiempo que perder dejamos a Omar y su familia encargados de vigilar a nuestro hermano; y partimos a nuestro destino. Uno de los nuestros necesitaba nuestra ayuda y no podíamos escatimar tiempo ni esfuerzo.

La biblioteca mostró ser un lugar lóbrego. Encaminados por un pasillo enorme fuimos atacados por una armadura poseida por un demonio.
El enemigo intentó estrangular a Einer, pero éste pudo sortarse. Después intentó atacar a Bringwor. NO PODÍA PERMITIRLO, perder a otro hermano antes de rescatar a Dimmu, eso sería perderlos a los dos para siempre. Lanzé mi ataque de forma contundente. No sé si la rabia o desesperación de perder a Dimmu, o a Brinwgor, o a los dos hizo que mi ataque fuera demoledor. Habría partido a un Troll por la mitad, pero a esta bestia no la destruyó.
Nos enfrascamo en una seríe de golpes y esquivas épicas, en las que yo mantenía entretenida a la bestia mientras mis hermanos intentaban acabar con ella. Pero no lo conseguían. Así que haciendo acopio de toda mi habilidad volvía a asestar un nuevo golpe al demonio.
El segundo golpe fue igual de demoledor que el primero, incluso en el mismo sitio. Por dos veces habría acabado con un Troll; pero no era un Troll lo que tenía delante. Tambaleandose, el demonio persistía en acabar con nosotros, como si no tuviera otra meta, otro destino en éste mundo que no fuera ése.
Tras volver a practicar con el demonio un baile mortal, en el que mi pareja asestaba golpes y yo los esquivaba; mi hermano Bringwor pudo derrotarlo por el bien de todos.

Seguimos adelante hasta encontrar una caverna. Pero en cuanto entramos noté que algo no iba bien. Un frio intenso recorrió mi cuerpo como si estuviera en la habitación en la que habíamos dejado a Dimmu. Hasta escuché de nuevo su voz. Provocandome. Advirtiendome que estaba con Cersei. Que estaba con madre.
Entonces lo supe........lo intuí........
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 19, 2012 2:16 pm

El frío y la humedad son cada vez más intensos en este lugar.

El grupo sigue avanzando por aquella inhóspita caverna. Es Einer, en su afán observador, quien se da cuenta de que algunas de aquellas enormes crisálidas estaban abiertas, eran similares a las de los gusanos de seda que estábais acostumbrados a ver en El Collado cuando ibáis en busca de seda para hacer hilo, pero estas eran gigantes en comparación con aquellas.

Un extraño ruido suena en aquel lugar, un grito estridente similar al de los murciélagos turba el silencio que se respiraba en aquel sitio, todo está muy oscuro y no se ve más allá de donde alumbran vuestras antorchas. De repente, un flash de luz llama la atención de todos, un grito acompaña a la extraña luz, al mirar en aquella dirección, la visión es algo aterradora, otro flash ilumina la zona, esta vez llegáis a ver lo que lo produce, tres enormes gusanos los cuales reptan a toda velocidad hacia vosotros, su rapidez es sorprendente y su tamaño similar al de un buey. En lo que parece ser su rotros cuentan con una boca con dos grandes colmillos a modo de pinzas, en lo que parece ser su pecho, tienen dos pequeños brazos o antenas metálicas. Los tres seres se avalanzan en carga sobre vosotros con la parte delantera alzada, su altura es de unos 2 metros. Van a atacaros con todas sus fuerzas.


Offrol: no hay lugar a suspicacias con el tema del frio y la humedad, simplemente estáis en una caverna y no tenéis claro cuanto habéis caminado ni la profundidad... así que es normal este frio y humedad Razz
El ataque de los gusanos es con 7CP con cada uno de sus pequeños brazos (total 14CP), decidme por mail privado la forma en la que afrontáis cada uno de vuestros combates, parecen rivales duros. Decidme también una alternativa por si no caen a las primeras de cambio. Escribirlo de una forma más o menos relatada sin llegar a lo que sería la resolución del combate. Luego describiré yo el combate sin necesidad de tirar los dados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Jue Jun 21, 2012 2:30 pm

Bringwor

El grandullón se lanza con todas sus fuerzas pra golpear con un potente mandoble la cabeza de la desagradable bestia, golpea con una fiereza que habría partido un troll de arriba abajo, para comprobar que su arma atraviesa unos 40 cms de la cabeza de la criatura y choca contra algo metálico. La bestia sigue su camino e intentan morder a Bringwor, pero una excelente maniobra de éste dificulta tanso su golpe que no consigue acertar.
El siguiente golpe del hermano va contra las "manos metálicas" de la bestia, consigue golpear ambas a la vez, pero al tocarlas al mismo tiempo provoca una descarga electrica que recorre todo el cuerpo de Bringwor dejándolo aturdido, no obstante, el potente golpe logra amputar las dos "manos" y la criatura grita de dolor y se aleja.
La bestia busca distancia para poder volver a cargar contra su presa, Bringwor coloca su mandoble de punta para ensartar a la criatura, el golpe es magistral y lo deja clavado en el "pecho" hasta la empuñadura, el ser se retuerce de dolor en el suelo sin dejar de dar gritos. Bringwor se aleja de un salto para evitar ser golpeado por el bicho que se convulsiona en el suelo y saca a Machacatrolls, un potente y certero golpe de esta arma realmente destructiva hace desaparecer lo que una vez fue la cabeza de la bestia.

Victoria trabajada para Bringwor!

- * - * - * -

Steiner

Steiner, confiado de su velocidad decide ir al ataque contra el "torso" de su rival, no parece más qye un gusano y no debe ser demasiado duro piensa. Algo falla, pues la bestia, a pesar de su aspecto es terriblemente rapida y ataca antes con sus pequeñas "manos metálicas", acertando con ambas en el pecho de Steiner pero no logra atravesar su gruesa armadura, aunque hay algo más, una descarga se produce en las "manos" de la bestia recorriendo todo el cuerpo del hermano. Un pequeño shock que deja mermadas sus posibilidades de ataque, pero aun así, logra golpear a la bestia en el abdomen y casi la logra partir por la mitad, la criatura se retuere de dolor con suma violencia, momento que aprovecha Steiner para golpearle la cabeza con toda su fuerza, acierta y clava su arma unos 30 cms, pero choca con algo metálico y es frenada. el siguiente golpe acierta justo donde golpeó la primera vez, terminando de partir la bestia en dos.

Gran Victoria de Steiner!

- * - * - * -

Einer

Adquiere una posición ofensiva pues confia en su rapidez para despedazar a la bestia que parece bastante blanda. Logra golpear a la bestia hasta dos veces antes que ella, pero sus golpes son carentes de fuerza y apenas si logra abrir dos pequeñas heridas insignificantes en el cuerpo de la criatura. La bestia no logra acertar. En el siguiente ataque, Einer pone todo su empeño, pero tropieza y cae de bruces en el suelo, tras varios revolcones, son sus hermanos los que derrotan a la bestia y lo salvan de un apuro.

- * - * - * -

Dimmu

Dimmu miraba impasible el cuerpo de aquel hombre empalado en el armero que hasta hacia no mucho contenía su armadura, con la cual el joven se había ataviado. Bebía la sangre de una de las muchachas en una jarra, los cadáveres de ellas dos yacían en el suelo junto al de Melissa. Tras saciar su sed, empuño el mandoble de Omar, y salio de aquel hogar que parecía casi sagrado, con la única intención de sembrar el caos y la destrucción a su paso. Pronto, los fríos invadieron aquel idílico y paradisiaco lugar, las gentes no tardaron en salir de sus casas extrañados por la gran bajada de las temperaturas tan extrema en tan poco tiempo, salieron de su casa para ir pereciendo uno detrás de otro, hombres y mujeres, niños y ancianos. El demonio que llevaba dentro necesitaba alimentarse de almas, cuanto más inocentes, más sabrosas. Se hacia cada vez mas y mas fuerte. La imagen era dantesca, varias decenas de cadáveres flotaban en el lago, el resto yacían descuartizados por el suelo, ni tan siquiera el ganado consiguió sobrevivir. Era el momento de dejarse de almas inocentes y de alimentarse de almas poderosas, era el momento de seguir la dirección que e marcaba el sendero prohibido y dar caza a sus hermanos.


Offrol: las tiradas de los combates estan hechas por mi en mi casa, salvo las de Einer que no me ha dicho lo que quiere hacer en el combate y me lo he inventao 100%. Os avise de ke los bichos son rapidos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 843
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Vie Jun 22, 2012 1:32 pm

Otro nuevo rival.
Ya no hay nada que me sorprenda. Lo que otrora me habría hecho extremecer, ahora lo veo hasta normal.
Y no es para menos; pues a la bestia que nos enfrentamos ahora son unos gusanos gigantescos. Pero éstos tienen algo de especial. Unas antenas metálicas y unos extraños brazos.
Está claro que la cabeza no será su punto débil.
Solo es un gusano. Grande, pero un gusano.
Lo único que tengo que hacer es atacarlo primero en el torso, seguro que cortarlo será fácil como la mantequilla.
Joder! Lástima de mi escudo, ahora me vendría perfecto.
Narnim es ágil, pero me gustar estar resguardado por ése trozo de madera. Pero no es momento de lamantarse.
Empuño mi arma con las dos manos. El primer tajo lo tiraré al torso.
El golpe me viene de sorpresa. Parecen gusanos pero se mueven increiblemente rápidos. La bestia me ataca dos veces antes que yo pueda hacer nada. EL primer golpe lo para mi armadura; la segunda piel de todo guerrero. Cuantas veces habría muerto ya sin ella.
El segundo golpe es lo más extraño que me ha pasado en mi vida. Sin duda ésto es lo que se tiene que sentir si un rayo te traspasara. Ahora es mi forma física la que hace que me reponga.
Esta vez no fallaré. Y no lo hago. El golpe casi parte al animal en dos.
De una forma instintiva para cualquier luchador hago lo que he dicho que no iba a hacer....ataco a la cabeza. El golpe es demoledor, podría partir la misma piedra. Pero como imaginaba solo se incrusta un palmo hasta dar con algo metálico.
Algo ha cambiado dentro de mi. Antes habría perdido uno o dos latidos de corazón en pensar qué pasaba, por qué no atravesaba la cabeza, por qué no estaba muerta la criatura. Pero ahora, antes incluso de que me de cuenta, estoy lanzando otro golpe al torso; he de acabar con la criatura. Con el segundo golpe la termino de sesgar y mientras se retuerce de dolor me percato que Einer está en el suelo.
Ahora que somos profesionales en el arte de matar, me cercioro que mi enemigo no es un peligro y después me encaro con la bestia de Einer. Bringwor ya está allí. Yo sé cuál es su punto débil, pero no tengo tiempo de explicarlo a mi hermano, así que asesto el golpe lo mejor que puedo y con toda la fuerza que me queda.
Consigo partir a la bestia por la mitad; pues Bringwor, con su marro, ha destrozado la cabeza del animal; sin duda, con ése golpe lo habrá matado.
No importa quien ha matado a la betia, ni quien ha dado el primer golpe, sin duda mortal. Lo importante es que los dos golpes son de extraordinaria fuerza y mortales de necesidad. Los hijos de Tiego se perfeccionan como asesinos expertos.....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Lun Jun 25, 2012 8:49 am

Bringwor

Las bestias parecen inteligentes, pues no dudan en repartirse el alimento: mis dos hermanos y yo. Me pregunto, incluso, si saben contar. Tres contra tres...
Atacan con furia y despiadadamente. El tiempo se ralentiza en mi mente. Pongo mi espada en punta y la sujeto con fuerza, para que con su inercia se traspase la cabeza? Parece un error. Si intento aguantar su embestida, seguramente me aplastara contra el suelo. Reacciono rapido y recuerdo el ataque que alguna vez hemos practicado Einer y yo en los entrenamientos y en algun combate. Me aparto todo lo agilmente que puedo, como si solo tratase de esquivarlo, pero no es asi. Solo es una treta para que pase de largo, a la vez que bajo mi mandoble con fuerza, tajando con dureza a la altura de la cabeza, pero es demasiado rapido y mi hoja golpea en lo que seria su cuello.Tras traspasar la carne, algo duro detiene el avance de mi arma. Posee un esqueleto por dentro, a diferencia de sus hermanos mas pequeños,y mas duro de lo normal. El gusano pasa de largo , mas parecido a un toro que a un insecto...por tamaño no hay duda de a cual se acerca mas.
La bestia se levanta sobre sus cuartos traseros y se lanza contra mi con todas sus fuerzas. Veo una especie de patas de metal. Rapidamente pienso que puede ser su punto debil y decido golpear ahi, pero es demasiado tarde, mi reaccion es tardia y el bicho intenta decapitarme, mordiendome con las tenazas que tiene por boca. Solo puedo hacer una precipitada esquiva. No se si mi anillo funciona o eso de la suerte es una tonteria; lo cierto es que yo me he sentido mas agil en alguna ocasion y esta es una de ellas. No soy Einer, pero mi esquiva llega a tiempo y su cabeza impacta donde yo estaba unas decimas de segundo antes; la bestia continua su trayectoria en el mordisco, impactando contra el suelo y levantando la losa del lugar, con un estruendo y chasquidos de marmol roto. Con suerte se habra reventado los sesos contra el suelo, pero esta vez, no es la buena suerte la que esta conmigo. La bestia vuelve a ponerse en marcha, como si una maquina de las historias que nos contaba padre fuese. Aquellos inventos de razas extinguidas en el tiempo, como enanos o altos elfos, todas puestas en marcha, sin duda, por la hechiceria perdida; cuentos infantiles que dejaron de serlo, para convertirse en historia, una vez traspasamos la primera puerta atemporal.
Se vuelve a levantar sobre sus varias patas traseras. Esta vez no le doy cuartel y golpeo sobre las patas metalicas. Una sacudida recorre mi cuerpo y retuerce todos mis musculos,a la vez que se escucha el sonido de un trueno. Vuelo un par de metros, cayendo al suelo de culo. Todo me da vueltas, incluso pierdo la vision y los oidos me pitan, solo me parece escuchar un chillido agudo. Si mi golpe solo ha tenido efecto contra mi, soy hombre muerto. Mi nublada vista se empieza a recuperar para ver a la bestia sangrando, donde antes tenia esas patas extrañas. Me doy cuenta que se ha producido una especie de "reventon" en donde se hallaban y la criatura toma distancia con respecto a mi. Esta asustada y malherida.
De un salto me incorporo y a la vez que voy recuperando todos mis sentidos; un olor a chamuscado recorre mis fosas nasales... soy yo?
La criatura sigue cogiendo espacio para huir , pero no es lo que parece... la bestia se lanza en carga hacia mi. Esta decidido, mi primera opcion era la mejor.
Agarro con fuerza el mandoble y apunto hacia su horribble cabeza. Solo espero que la fisica haga su trabajo. Se lanza como una estampida de reses; al menos el estruendo que provoca en el piso, no es de otra cosa:
- Arazor, Dios de la Guerra, dame fuerzas para aguantar la acometida de este ser nauseabundo y envia su atormentada alma a quien le pertenezca!!
Esa seria toda la frase que me habria gustado rezar, antes de recibir el impacto de la criatura, pero...
-Arazor, DIOS...!!! - El golpe me alcanza de lleno. El tiempo se vuelve a ralentizar.
Siento como la hoja de mi mandoble se introduce hasta la empuñadura. La fisica hace su trabajo...pero no solo con mi mandoble y la criatura: soy varios metros arrastrado por la sala. Siento la sangre de la bestia arder en mi mano, traspasando mis guantes, mientras intento permanecer en pie. Hago acopio de todas mis fuerzas, pero debo soltar la espada y apartarme o me aplastara contra alguna pared o me pasara por encima. Eso hago. Suelto la empuñadura y me aparto.
Tres metros mas adelante se detiene. Tres metros que habrian sido mortales para mi. No lo dudo y agarro de mi espalda a Mata Trolls, mientras avanzo esos metros, buscando nuevamente su fea cabeza. Mis manos se ciñen sobre el palo con fuerza y lanzo con destreza, a este hacia atras, describiendo un arco. Las bolas con sus afiladas aristas, se detienen en el aire en suspension, sujetas con sus cadenas y las relanzo hacia delante con la fuerza de una bestia de otro mundo, hundiendose entre sus mandibulas y lo que seria su nariz, si la tuviera. Un chorro, mezcla de fluidos, sesos, sangre y DIos sabe que mas, se esparcen en miles de direcciones.
Ahora si siento ese olor nauseabundo. Ese hedor tan diferente a todos los olidos, tan diferentes los unos de los otros, pero a la vez tan iguales. Porque ese hedor nauseabundo es el olor de la muerte.

Ahora hay que ayudar a mis hermanos. Durante un combate asi, aunque han sido unos segundos, para mi ha sido una vida entera. Mi abstraccion durante la lucha es total y necesaria para no ser masacrado y es ahora, solo ahora, cuando me percato de quien o quienes precisan de mi ayuda:
-EINEEEEER!!!! - Mata Troll ondea al aire, buscando una nueva victima...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Tyrok
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 409
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 26, 2012 2:47 pm

Dimmu

Todo parecía haberse terminado de una vez. Aquellas malditas visiones en las que mataba a gente por el simple placer de hacerlo y bebía su sangre. Aquellas pesadillas aterradoras se habían terminado, pero no dejaban de atormentarme. El mal había penetrado en mi, aquel fuego abrasador que hacía prender mis entrañas parecía desaparecer, y todo ello gracias a la gran labor de mis hermanos, había visto todo cuanto habían hecho por mi, me siento lleno de orguyo de ver quienes son mis hermanos y lo que son capaces de hacer por mi. Me encuentro exhausto y terriblemente débil, como si llevase días y días sin descansar, pero veo a mia hermanos y el esfuerzo que han hecho por mi y es la única motivación que necesito para ponerme en pie y seguir nuestro camino. Mis hermanos han enfrentado a seres inimaginables, seres que ni ellos mismos llegan a concebir su poder. Por mi culpa hemos perdido un tiempo precioso, así que nada de descanso, ya tendremos tiempo cuando nos ganemos el descanso del guerrero.

Offrol: si alguno quiere hacer un resumen de lo ocurrido está en su derecho, el Gran Eru verdadero se queda de dj y sera quien de los puntos. De hecho creo que quiere hacer algún retoquillo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ankalagorn
Ungoliant
Ungoliant
avatar

Cantidad de envíos : 2811
Fecha de inscripción : 27/04/2009

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Mar Jun 26, 2012 4:00 pm

Dimmu

Todo se desvanece. El cansancio desaparece. La pesadilla se marcha.

Es por la mañana cuando abres los ojos. Observas a tus hermanos aun durmiendo. Te sientes extraño ademas de descansado. Todo el cansancio que te parecia tener hace una noche, ya no esta.
Recuerdas todo lo que ocurrio como un sueño. Tienes los mismos sentimientos sobre lo ocurrido, pero tienes la extraña sensacion de que podia ser un mal sueño, aunque con un buen final. Sin embargo observas tu cuerpo y aun ves las marcas de la lucha que se llevo dentro de el. Ha sido real? Sabes que si, al menos tu lo sientes asi. Preguntaras a tus hermanos cuando despierten.

Steiner y Einer

Las sensaciones de Steiner y Einer son las mismas que las de Dimmu, ambos se sienten, ademas, igual de descansados que el y las heridas ya no les duelen. Lo recuerdan todo como un sueño... un sueño que han tenido todos juntos? Es algo imposible...o no?
Lo mas extraño es cuando preguntan a Omar. Este no recuerda nada. Solo les dice que han dormido 2 dias seguidos. Incredulos observan las heridas de los combates del dia anterior. Ahi estan. Existen. Debio de suceder... Que esta ocurriendo aqui?


Bringwor

Ha sido todo un sueño?
Todo ha sido tan real. Las luchas. Las pruebas de ingenio... La humillacion. Nunca en mi vida habia sentido tal vergüenza y eso que eran mis hermanos los unicos que habian sido testigos.
Pero...todo acaba al llegar la mañana siguiente. Nuestros recuerdos son claros, tanto como si hubiera sido algo real. Hemos tenido un "sueño conjunto"? Esto es extraño, muy extraño.
Es al destapar mi cuerpo cuando veo la enorme contusion en mi estomago. Es el golpe de la humillacion, pero no era un sueño?
Omar no recuerda nada de lo ocurrido. Tampoco sus hijas, ni su mujer. Habla de su amigo Trall como un amigo que murio hace años, pero nunca que se enfrentase a algo sobrenatural.
Mis hermanos y yo tenemos quemaduras en nuestro cuerpo, producidas por los rayos electricos lanzados por las criaturas... no es posible.
Omar nos dice que su mujer echo un condimento especial a la cena, conocido como duermenoche, segun parecen son semillas reparadoras y que ademas producen un profundo sueño, de hecho, las heridas ya no nos duelen y segun parece hemos dormido 2 dias seguidos! Sin embargo, cuentan algunas leyendas, que en personas de gran union, pueden aparecer sueños compartidos, pero en muy raras ocasiones ocurren. Parece que una de esas raras veces, las hemos vivido nosotros...pero no es posible... las heridas, los sentimientos encontrados... todo es tan real...
Puede que los Dioses del Bien y del Mal, que vivian en armonia en aquella Biblioteca olvidada, lo haayan hecho asi, para no volvernos locos, por lo que vimos y supimos, para que pudieran seguir viviendo, en su biblioteca... Olvidada.
Busco mas pruebas... Mi armadura! debe de estar abollada...pero... no es posible! Cuando la observo al milimetro, sigue teniendo las muescas de cada batalla anterior, pero nunca la de las ultimas batallas contra gusanos, insectos gigantees o monigotes humillantes...
Nos miramos los 4 incredulos y sorprendidos.SOnreimos.
No es posible.
Pero sabemos que fue real.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sextopalio.forosactivos.net
Haral
Gandalf el blanco
Gandalf el blanco
avatar

Cantidad de envíos : 843
Fecha de inscripción : 28/04/2009
Edad : 38

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Vie Jun 29, 2012 5:01 pm

Sin duda nos enfrentabamos al mayor de nuestros enemigos hasta el momento.
Habíamos acabado con enormes gusanso que causaban un extraño dolor que surgia de pequeños rayos que lanzaban.
Tambien acabamos con otro insecto gigante que también usaba ése tipo de rayos.
No habían parecido grandes rivales.
Pero ahora nos enfrentabamos a un demonio que parecía ser el más peligroso de todos.
Ibamos a hacer la táctica que hasta ahora nos resultaba eficaz. Le rodearíamos y golpearíamos todos a la vez.
Pero a lo que nos enfrentabamos era a un monstruo de nuestras pesadillas.
Einer fue el primero en acertarle de lleno en la cara; y tras atravesar más de la mitad de su cabeza y amputar su oreja, la herida no pareció hacerle daño alguno. Hasta se cicatrizó en el acto.
Bringwor dio un mandoblazo que casi partió a ser por la mitad, pero en lugar de retirar su arma siguió empujando para terminar de dividirlo en dos.
Yo asesté hasta tres golpes en el cuello que habrían decapitado a cualquiera, pero mi arma no terminaba de atravesar por el otro lado; y cada vez que retiraba mi arma, su herida cicatrizaba.
Terminé por golpear el brazo con la que sujetaba el arma de mi hermano Bringwor, pero tampoco conseguía cercenarlo.
Einer hacía lo propio por el lado contrario, golpeando brazo, piernas, etc.
Mientras, el monstruo golpeaba el arma de Briwgor. Al final fue éste quien terminó de partirlo por la mitad.
Llegamos al siguiente lugar. Ya me cansaba de estar peleando con enemigos más o menos peligrosos. Habíamos ido allí para encontrar la forma de exorcizar a mi hermano, y por lo que sabía, solo estabamos matando seres extraños y mi hermano había escapado de su prisión y acabado con todo el pueblo.
Por fin encontramos quien nos proporcionó lo que buscabamos. La misma estatua que había al entrar en la biblioteca, ahora se personaba hecha carne. Le acompañaba el mismo demonio con el que acababamos de matar. Pero no. Eran el equilibrio de bien y mal que había en la dichosa biblioteca. El ángel nos preguntó:
¿Qué habeis venido a buscar aquí?
Explicamos la situación y nos dijo cómo solucionarlo.

Volvimos al pueblo para comprobar que la visión de mi hermano había sido solo éso. Una visión. El pueblo estaba intacto. Omar y su familia, a salvo. Pudimos expulsar al demonio del cuerpo de mi hermano, quien estaba exahusto.
Los demás estabamos realmente cansados, a mi me habría gustado dormir durante días; pero Bringwor me recordó que no podíamos demorarnos mucho. Tenía razón.

Luchar contra el demonio había parecido una pesadilla; y como si de éso se tratase, cuando despertamos nos confirmaro que nunca salimos de casa de Omar. Nunca Dimmu fue poseido. Y Trall, era un amigo de la familia que jamás se había enfrentado a un espiritu.
Y ahora qué pasaba ¿había sido todo un sueño común tal y como decía Omar y su mujer? Lo cierto es que nuestras armaduras estaban intactas. Pero nuestros cuerpos sí tenían las cicatrices de la batalla.
La verdad es que si todo era producto de la imaginación y causado por nuestra mente, tenía sentido que nuestro cuerpo reaccionase pero nuestras armaduras no.
Pero ahora, que habíamos viajado en el tiempo, en el espacio, luchado contra demonios, etc. Tener un sueño común era el menor de nuestros problemas. Lo real es que estabamos allí y teníamos que seguir adelante.

Aunque sería un estupido no reconocer que durante unos latidos de corazón, sentí....desee..... que efectivamente todo fuera un sueño. Despertar junto a mis hermanos en la granja de Padre. Que madre nos hiciera el desayuno. Que Cersei estuviera viva. Aunque no tuvieramos la experiencia que ahora teníamos. Estaba dispuesto a cambiarlo. Competiría con mis hermanos. Escucharía más a Padre. Besaría a Madre. Le haría el amor a Cersei.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Abdulfin
Noldor
Noldor
avatar

Cantidad de envíos : 422
Fecha de inscripción : 28/04/2009

MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   Lun Jul 02, 2012 3:03 pm

No puede ser, ¿todo lo que hemos vivido ha sido un sueño?. Mi mente no llega a comprender ese pensamiento, esos gusanos gigantes que casi me matan, esa armadura con un hacha mas grande que Montaña, ese demonio que se recuperaba en un segundo lo que tardarian los años en recuperar.

Pero sin duda eso nos dice nuestro sentido comun, que si todo ha sido un sueño, ¿como es posible que nuestros cuerpos mantengan las heridas sufridas?, ¿como estabamos los cuatro en el mismo sueño?, muchas dudas albergaba mi mente. Otra posibilidad era que nuestras almas habian salido de nuestros cuerpos, se hayan reunido en este mismo punto yfueran a la biblioteca para resolver este enigma del demonio; y alli el angel y el demonio con sus poderes hicieron que estas gentes pudieran vivir en paz y libres del recuerdo maligno en sus mentes ...... menuda locura se me esta imaginando.

Podria ser cualquier cosa, pero de lo que si me di cuenta era de algo primordial. El cuerpo no podia vivir sin mente ni alma y si una de esas dos se separase del cuerpo, la muerte seguramente vendria por ti, porque si todo habia sido un sueño como era que conservabamos los hematomas de los golpes.
Habian muchas dudas sin resolver en estos dias que pasemos durmiendo. Pero el tiempo nos apremiaba y sin mucha dilacion nos encaminamos a seguir nuestro destino. Y asi me despedi de Omar y su familia pensando si algun dia tendria yo mi descanso del guerrero parecido al de Padre o al de Omar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capitulo XI. EL hermano poseido   

Volver arriba Ir abajo
 
Capitulo XI. EL hermano poseido
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El dia loco de Tahu, La pelicula(Capitulo 2)
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» [Capitulo 4]La isla de los Condenados
» Ilustraciones capitulo 17
» Capitulo 3: La isla tenebrosa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos a la 6ª Edad de los hombres :: AVENTURAS :: Los Señores del Tiempo y el Espacio-
Cambiar a: